Primera estación, la Boca

Deportes 08 de octubre de 2020 Por Néstor Clivati
Leer mas ...
Ver galería FOTO NA ILUSIONAN. Lautaro Martinez y Messi.  DESAFIO. Gustavo Alfaro inicia su ciclo con Ecuador.
1 / 2 - FOTO NA ILUSIONAN. Lautaro Martinez y Messi. DESAFIO. Gustavo Alfaro inicia su ciclo con Ecuador.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

(Especial para LA OPINION). - Ya están en el archivo sucesos deportivos muy fuertes que atravesó el fútbol argentino y su Selección Mayor en los últimos años. Podríamos elegir según nuestra memoria emotiva, la resaca de esa noche en Kazán, que a pesar de la dignidad final, no le alcanzó a Jorge Sampaoli y elenco, para prosperar en el mundial de Rusia y dejarle el camino liberado a Francia para que semanas después, levante la segunda Copa del Mundo; o recuperar la “cinta” del partido jugado en Corinthians Arena el año pasado, donde solo se dirimiría el escalón menor del podio en la Copa América y encontrarnos con que esa pulseada con los chilenos, se convertiría en inolvidable, por la expulsión de Lionel Messi y porque además, esa victoria, no pudo redimir las afrentas recibidas por la Roja en Santiago de Chile y New Jersey en las ediciones anteriores.
Más acá, la Pandemia y sus efectos no deseados que han incluido hasta hoy, la suspensión de una nueva edición del certamen de selecciones mas antiguo del planeta fútbol que debíamos organizar de forma bipartita, Argentina y Colombia y ese dilatado y controversial arranque de las Eliminatorias, en medio de una crisis sanitaria sin precedentes en nuestro territorio. Cosas del fútbol y de la vida.
Por lo tanto y despejando del análisis los obstáculos que le ponen sombras a este gran evento en ciernes, hablemos un rato de fútbol y de las expectativas por volver a analizar un nuevo modelo cuyo diseño, ya es responsabilidad exclusiva de Lionel Scaloni, un apósito de Chiqui Tapia para sanar las heridas de los desafortunados ciclos anteriores y que terminó por convertirse en un precisa sutura.

RENOVACIÓN Y CAMBIOS
Una de las grandes incógnitas de los últimos días fue quién se parará bajo los tres palos del seleccionado nacional ya que hay tres nombres que, por distintas razones, podrían ganarse su lugar como titular: Franco Armani, Esteban Andrada y Emiliano Martínez.
Justamente éste último, el jugador del Aston Villa es quien lleva la ventaja sobre sus dos compañeros. Su buen presente en Europa, sumado al detalle que hace unas semanas se convirtió en el guardameta argentino más caro de la historia al ser vendido por el Arsenal a casi 24 millones de dólares, hacen que Scaloni se incline por él. En caso de que sea confirmado dentro del once, Dibu estaría haciendo su debut absoluto con la Selección ya que el año pasado fue convocado para tres amistosos, pero sin pisar el campo de juego.
En cuanto a la defensa, parece que allí está más claro el panorama. Sin Renzo Saravia, quien sufrió la rotura ligamentaria de una de sus rodillas con el Inter de Porto Alegre hace unas semanas, todo indica que el lateral derecho será Gonzalo Montiel, de extraordinaria actualidad en el equipo de Gallardo. Mismo escenario parece favorecer en la zaga central a Lucas Martínez Quarta, recientemente fichado por la Fiorentina, debido a la ausencia por lesión de Germán Pezzella. Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico, dos fijas de los últimos tiempos por el lado izquierdo de la última línea, mantendrían sus puestos.
En la mitad de la cancha están los mayores dilemas por la diversidad del material disponible y la falta de nombres contundentes o indiscutibles, es en ese sector de la usina, donde todavía el entrenador debe seguir hilando fino en formatos y responsables.
Claro que hay dos piezas que son parte de la nueva identidad que Scaloni se encargo de afianzar en sus decisiones y convocatorias; Rodrigo De Paul y Leandro Paredes son los escuderos de este tiempo con escaso margen para discutirlos, en virtud de sus buenas actuaciones, quedando en suspenso, el lateral izquierdo donde se encolumnan con chances Ezequiel Palacios, Roberto Acuña y Papu Gómez, este ultimo de notable temporada en Atalanta.
En la ofensiva estaría todo más que resuelto. No hay dudas acerca del capitán Lionel Messi ni tampoco de Lautaro Martínez, quien ante la no citación del Kun Agüero se convirtió en el centro del ataque por excelencia. Y quien acompañaría a estos dos futbolistas sería Lucas Ocampos, otra de las apuestas del entrenador que viene demostrando con grandes performances todo su talento en el Sevilla de España.

ALFARO SIGUE HACIENDO HISTORIA
Nada sabemos del rival que también atraviesa tiempos de cambios generacionales, sí en cambio se debe subrayar que esta noche comenzará un nuevo desafío en la vida deportiva de Gustavo Alfaro; el rafaelino luego de un año turbulento y aleccionador como entrenador de Boca, ha decidido recoger el guante de la historia y mezclarse en el barro para intentar una utopía, acomodar a Ecuador en Qatar 2022, nada sencillo, nada imposible para un hombre de su catadura intelectual.
Juega Argentina por los puntos en La Bombonera en tiempos de Pandemia y con Lionel Messi como faro y guía de esta nueva ilusión criolla. Que no parezca poco…

Te puede interesar