Mujeres en acción

Deportes 01 de abril de 2020 Por Marcelo Borio
Leer mas ...
Si tienes hija adolescente y, las dos antes de la cuarentena, venían entrenando, juntas, en un mismo grupo o actividad, o, tal vez, como ocurre a menudo, no coinciden ni con el mismo gimnasio, hoy es el momento de la conexión entre ustedes mujeres, y que la empatía fluya por cada serie.
La intención no es redactar una rutina. Concretamente, es buscar o encontrar variables o alternativas que sirvan. Ejemplos: si están haciendo glúteo pueden utilizar de peso extra ejerciendo resistencia una de ustedes de manera sencilla y efectiva. Una hace de partenaire de la otra, pero las dos entrenan a la vez, y acá va la referencia. Una se coloca haciendo el puente. La otra pone sus pies en paralelo a las caderas de quien está debajo, con una orientación de ellos para efectuar sentadillas sumo. La ayudante (partenaire) abre sus caderas, y baja a una posición extrema de la mismísima sentadilla. Ahí coloca sus manos en las caderas de quien haga las elevaciones de cadera y permite que quien este acostada suba su pelvis hasta apretar el glúteo, luego la ayudante la baja hasta apoyar cola en el piso mientras la del puente le genera la presión pertinente. Así logra una cansar a la otra de manera muy eficaz. Repeticiones de 20 es productivo.
Otro ejercicio que podemos hacer es patadas de glúteo. Una se coloca en postura gato contento. La otra agarra el talón de la pierna donde se va a realizar dicha patada. Y, solo para la excéntrica como se describió en el ejemplo anterior baja, la ayudante, la pierna hasta que toque el suelo con la punta del pie, como si fuera un bombeador viejo. Una aprieta el glúteo con la patada y se concentra en ello y, a su vez, en mantener las caderas paralelas, la otra pregona en bajar la pierna que ejercerá resistencia al movimiento. También pueden hacer 20 repeticiones.
Y, por último: se colocan las dos acostadas boca arriba enfrentadas de cabeza y unidas con los pies. Flexionan las rodillas a 90 grados. Unen las plantas de los pies y mantienen el rango de ancho de sus caderas. Comienzan a ejecutar abdominales exprimidas mirándose el ombligo con los dedos de sus manos entrelazados y tras nuca, y, con los codos orientados hacia los costados, nunca hacia arriba.
Después pueden hacer un puente activo y tocarse las palmas de las manos.
Vale aclarar, que, si están haciendo la cuarentena como corresponde y, toman todos los recaudos necesarios, estos ejercicios serán de vital importancia para un entrenamiento de mujeres en acción, unidas y entrenadas. Siempre sirve, aunque parezca redundante, las recomendaciones de: lavarse las manos cada dos horas o en exposición con algún tipo de superficie, cuando nos lavamos las manos cantar 2 veces el feliz cumpleaños o por 30 segundos mínimo. Mantenernos 2 metros de distancia entre cada individuo. Estornudar en el pliegue interno del codo y de inmediato higienizar. No llevarse las manos a la cara. #codazoconamor #yomequedoencasa. Información: se viene el entrenamiento entre padre e hijo. Saludos cordiales.

Te puede interesar

Boletín de noticias