Entidades del campo hablan de "traición" por la inminente suba de las retenciones

Nacionales 27 de febrero de 2020 Por Redacción
El Gobierno suspendió el registro de exportaciones agrícolas y se viene aumento de retenciones. En el campo crece el malestar y en los próximos días los productores podrían implementar medidas de fuerza.
FOTO NA SOJA. Una mayor presión impositiva podría derivar en una nueva puja.
FOTO NA SOJA. Una mayor presión impositiva podría derivar en una nueva puja.

BUENOS AIRES, 27 (NA). - El Gobierno suspendió ayer el registro de exportaciones agropecuarias ante una inminente suba de las retenciones a la soja, que pasaría del 30% al 33%, lo que permitiría aumentar la recaudación en unos US$ 400 millones anuales.
Un comunicado de la Secretaría de Mercados Agropecuarios informó que desde este miércoles quedaron suspendidas las operaciones del Registro de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior de productos agrícolas. El Estado toma esa medida cada vez que se producen subas en el nivel de retenciones para evitar que las exportadoras se apuren a inscribir operaciones en el registro de exportaciones ventas con la retención "vieja".
Trascendió que se aplicará un aumento de 3% a las retenciones a la soja y sus derivados (harina y aceites), con lo que el derecho de exportación subirá de 30% a 33%.
La medida podría ser anunciada por el presidente Alberto Fernández al inaugurar la Asamblea Legislativa el domingo próximo. En diciembre último, el Gobierno también cerró el registro para subir del 24,7 al 30% las retenciones a la soja, además del 6,7 al 12% en trigo y maíz.
Cálculos privados indican que el Gobierno podría recaudar entre 400 y 513 millones de dólares extra subiendo tres puntos los derechos a la soja.
Los integrantes de la Mesa de Enlace se reunirán este jueves con el ministro de Agricultura, Luis Basterra, para tratar de convencerlo de no aumentar los derechos de exportación. También reclamarán la aplicación de la prometida rebaja para los productores más chicos.
Sobre esto pondrán foco los ruralistas de la agrupación que integran Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Sociedad Rural Argentina (SRA), Coninagro y la Federación Agraria Argentina (FAA). Algunos ya hicieron contacto con el ministro para expresarle el rechazo del sector a más retenciones.
Los dirigentes agropecuarios advirtieron que si suben las retenciones será inevitable el conflicto. Los productores, muchos autoconvocados que no responden a las entidades tradicionales, vienen realizando asambleas y tractorazos en el interior para hacer visible el descontento con las retenciones.
En varias de esas movilizaciones hay una confluencia con productores de las entidades. El 10 de marzo productores del norte harán una marcha denominada "casillazo" con camionetas y casillas rurales que terminará al día siguiente en San Nicolás para una asamblea nacional.
En todas las movilizaciones ya realizadas salió un rechazo a cualquier suba de las retenciones y un pedido de un cese de comercialización a nivel nacional si eso ocurre.
La Mesa de Enlace estaba evaluando eso la semana pasada, pero lo frenó a la espera del encuentro con Basterra. Los ruralistas insisten que el campo ya aportó, solo por retenciones, unos US$ 100.000 millones desde 2002.
La previsión es que este año el Estado podría quedarse con US$ 72.000 millones, considerando una eventual mayor presión impositiva. Por estas horas diversos estudios alertan que una suba de retenciones golpeará a las zonas más alejadas de los puertos y terminarán cayendo tanto la inversión como el área sembrada.
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estima que podría haber una retracción de 400.000 hectáreas en la siembra de soja en la próxima campaña.
En el sector señalan que ya pagan, si bien no son todos los mismos en todas las provincias, un total de 36 tributos. Son 16 nacionales, más 13 provinciales y 7 municipales.
Según trascendió, el Gobierno mantendría los derechos al trigo y el maíz en 12%, en tanto que avanzaría en definiciones para las economías regionales. De acuerdo con la ley de emergencia económica que aprobó el Congreso en diciembre pasado, las economías regionales no deben superar 5%.

EL CAMPO ESTA
QUE ARDE
Tras la decisión del Gobierno de cerrar el registro para exportar productos agrícolas como paso previo a una suba de retenciones, las entidades ruralistas hablaron de "traición" por parte del Ejecutivo y aseguraron que la medida "profundizará" las dificultades en el sector.
El cierre del Registro de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior de productos agrícolas fue interpretado como la antesala de un aumento de las retenciones a la soja que pasarían de 30 a 33%, en un anuncio que podría realizarse el domingo.
Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) calificó de "una nueva traición" la medida comunicada por la Secretaría de Mercados Agropecuarios y en vísperas de una reunión entre los referentes de la Mesa de Enlace de Entidades Agropecuarias y el ministro de Agricultura, Luis Basterra. "Siempre hemos asistido a reunirnos con el Gobierno Nacional, en el marco de la buena fe, la intención dialoguista, el fundamento de cada posición y la voluntad solidaria en el marco de lo razonable", sostuvo la cámara que dirige Jorge Chemes.
Los ruralistas también advirtieron que no tolerarán "engaños" ni "dilaciones" y que aguardan "la racionalidad de quienes gobiernan, para no caer en situaciones ya transitadas y que oscurecen el futuro económico del país".
Federación Agraria Argentina (FAA) que conduce el mendocino Carlos Achetoni consignó en un mensaje que la situación "genera mucha preocupación" en el seno de la entidad. Alertó que las "dificultades que atraviesan los pequeños y medianos productores de todo el país, se profundizarían si se siguen tomando medidas contra el sector". "Hoy nos sorprenden con el cierre del registro de exportaciones, que es y ha sido siempre la antesala de situaciones complicadas para los productores agropecuarios", añadió.
Mientras que la Regional Buenos Aires de la asociación cooperativista Coninagro que representa a productores bonaerenses y de La Pampa alertó que se está "matando a la ruralidad". "Frente al anuncio del cierre de los Registros de Exportación, los productores de Coninagro Buenos Aires y La Pampa rechazan los derechos de exportación y cualquier incremento sobre los existentes", agregó la entidad.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias