La Municipalidad dispuso el cese de actividades de un supermercado

Locales 23 de enero de 2020 Por
Leer mas ...

Fue resuelto por el Juzgado de Faltas que observó mercadería en mal estado puesta a la venta, además de otras irregularidades en materia de seguridad. Los inspectores decomisaron los productos vencidos y el comercio podrá reabrir sus puertas una vez cumplimentadas las exigencias que la normativa establece. El Municipio continuará con sus controles habituales en beneficio de la calidad de vida de los vecinos.
Personal de la Agencia de Seguridad Alimentaria de la Municipalidad de Rafaela procedió al decomiso de mercadería en mal estado que se encontraba disponible para la venta al público en las góndolas de un supermercado ubicado en Ángela de la Casa y Vélez Sarsfield de nuestra ciudad.
El procedimiento fue llevado a cabo a instancias del juez de Faltas Municipal, Nicolás Borda Bossana, quien dispuso el cese de actividades del local comercial hasta que regularice su situación y cumpla con la normativa vigente.
Concretamente, en respuesta a una denuncia, los agentes municipales se acercaron al lugar y verificaron la existencia de productos vencidos, mal funcionamiento de las heladeras e incumplimiento de las normas de seguridad (matafuegos sin carga y lejos del alcance en caso de emergencia, falta de luces de emergencia y en el tablero general y escaleras fuera de medidas reglamentarias).
Al respecto, Maia Mark, jefa de la Agencia de Seguridad Alimentaria, relató que acudió al lugar acompañada por el juez de Faltas Municipal y el cuerpo de inspectores del Municipio debido a que "recibimos una denuncia" con respecto a este "supermercado en donde se informaba que había productos vencidos en góndola y a la venta".
La funcionaria explicó que, de manera rutinaria, "se controlan todos los comercios de la ciudad, se inspeccionan, se auditan y, cuando recibimos una denuncia, acudimos al lugar para ver si es o no correcta".
Además, detalló que "se constató que había gran cantidad de mercadería vencida en góndola y en depósito. Por tal motivo se retiró la mercadería de la venta y también se controlaron todas las heladeras y exhibidoras. La temperatura en las heladeras de lácteos, pastas y la exhibidora de fiambres estaban muy altas y produjo el corte de la cadena de frío de toda la mercadería. Fue por eso que se procedió al decomiso".
Finalmente, Mark dijo que el "procedimiento se hizo delante de los propietarios del lugar y los productos decomisados fueron colocados en bolsas de residuos y llevados al Relleno Sanitario para su disposición final".
El comercio podrá volver a abrir sus puertas luego de que los inspectores constaten el cumplimiento de lo exigido a los propietarios. Asimismo, realizarán un seguimiento exhaustivo del lugar en el marco de los controles que el Estado local realiza de manera constante con el objetivo de velar por la calidad de vida de los vecinos de Rafaela.
Del procedimiento participaron: el Juzgado Municipal de Faltas, la Agencia de Seguridad Alimentaria y el cuerpo de inspectores de la Dirección de Protección Vial y Comunitaria.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar