Pairone disfrutaba en Italia hasta que todo se suspendió

Deportes 29 de marzo de 2020 Por Redacción
Nicolás Pairone, un rafaelino con varias experiencias en el ascenso italiano, nos contó desde Amandola (centro-este) el panorama por la Pandemia del coronavirus
FOTO N.P. HASTA FEBRERO./ El alero estaba jugando en Pedaso, serie D.
FOTO N.P. HASTA FEBRERO./ El alero estaba jugando en Pedaso, serie D.
A más de una década desde su llegada inicial a Italia, Nicolás Pairone ha dejado de lado el basquet profesional. No obstante, estuvo jugando hasta fines de febrero cuando la pandemia del coronavirus interrumpió las competencias. Actualmente está abocado a trabajar en el desarrollo de páginas web y marketing, pero en cuanto a alteraciones desde ese punto de vista no ha cambiado demasiado el panorama, ya que lo venía haciendo desde su casa con anterioridad.
«Desde que volvimos a Italia estuve en distintas ciudades, pero «la base» la tenemos en Amandola (FM) una ciudad de montaña muy chica en la región Marche (centro/ este de Italia)», nos cuenta sobre su lugar de radicación.
El alero categoría ’87 surgido de Atlético Rafaela, y que también pasó por Libertad de Sunchales, tuvo satisfacciones importantes en aquel país, como el título que logró con el ABM Macerata Basket en la serie C2, en su primera temporada, allá por la 2009/10. Luego fue transitando por distintas experiencias y en cuanto a los últimos años, contó que «tras la pausa en Argentina, después de jugar en Pavía en el 2016 estuve ‘alejado’ del basquet, resolviendo algunos temas personales y concentrándome en el trabajo. Pero desde que regresé a Italia, cerca de las fiestas, me volvió a picar el bicho y acepté entrenarme en un club de serie D. PEDASO, pero con 1 o 2 entrenamientos a la semana, siempre por cuestiones laborales».
Con los buenos antecedentes de Pairone en el ascenso italiano, fue una noticia saliente en ese club y en la categoría. «Veníamos muy bien… Segundos en la tabla, le ganamos a los primeros en unas de las últimas fechas que jugamos, sin perder partidos desde la pausa de las fiestas. El último partido que jugamos fue con público, a finales de febrero, uno o dos días antes de que explote todo el tema coronavirus», describió sobre su reciente experiencia basquetbolística.
En cuanto a la cuestión de salud que ha generado esta pandemia, mencionó sobre el estado en su ciudad que «en cuarentena estricta estamos desde el 9 de marzo, pero apenas empezó todo ya nos limitaron y suspendieron los entrenamientos. Por suerte en la localidad donde estamos hay solo 2 o 3 casos, pero muy tranquilo. La región marche está complicada más al norte (Pesaro/ Urbino). Por suerte nos toca la cuarentena en una ciudad chica donde todos se conocen y es más fácil de controlar. Las primeras semanas la gente respetaba menos las reglas de seguridad pero con el pasar de los días y las noticias de las víctimas, todos tomaron conciencia». A modo de descripción y reflexión, amplió mencionando que «acá en Italia inicialmente subestimaron el problema, no frenaron las cosas a tiempo, dejaron jugar partidos como el de la Champions del Atalanta (frente al Valencia) en una semana que ya venía complicada. Los intereses económicos al inicio pesaron más que la seguridad sanitaria.. y los números que vemos ahora son la prueba».
En cuanto a lo que va conociendo de la situación de clubes y contratos de jugadores, puntualizó que «creo que ningún club, más allá de la categoría que sea, estaba preparado para una pandemia… Es muy probable que acá se den por terminados los campeonatos desde la B para abajo, y a ese punto no se como arreglarán el tema contratos, ascensos y descensos. No creo que existan precedentes, creo que va a depender mucho de como evoluciona todo.. pero nadie gana… Se perjudican clubes y jugadores». (Fuente: todoapulmon-rafaela.com).

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar