Barbero va por su revancha

Deportes 20 de noviembre de 2019 Por
El DT del elenco sanvicentino habló sobre la victoria ante Ferro en los penales y de lo especial que será para él enfrentar al León en la final del Absoluto.
Para el rafaelino Maximiliano Barbero, el joven entrenador de Brown de San Vicente, el otro finalista del Absoluto liguista, enfrentar al “9” otra vez, y más en una final, será bastante especial, mucho más que los dos cruces que se dieron en el Apertura y Clausura. Porque más allá de cruzarse contra su ex equipo, tendrá la posibilidad de sacarse una espina de la final perdida el año pasado cuando dirigía al León rafaelino. En diálogo con Entretiempo, programa radial que se emite por Radio ADN 97.9 FM, y antes de hablar de lo que se viene, primero se refirió a la victoria por penales ante Ferro (4 a 3) luego de haber igualado sin goles en Los Nogales. “Contento por lo logrado el domingo en cancha de Ferro. Se dio un partido muy duro, tal como lo esperábamos, y por suerte lo pudimos trabajar. Esta vez la fortuna estuvo del lado nuestro, y a veces se necesita, ya que a lo largo del año no la tuvimos. Gracias a la regularidad de todo el año, a la cantidad de puntos obtenidos en ambos torneos, nos pudimos meter dentro de los 4 para poder disputar este partido y luego la final”. Haciendo una mención de lo que les faltó para campeonar, Barbero sostuvo que “un poco de fortuna en algunos partidos, donde en la primera rueda el equipo jugaba bien y generaba muchas situaciones, pero por diferentes motivos se terminaba empatando. Después, en la segunda rueda, nos faltó cerrar un par de partidos que veníamos ganando y esos pequeños detalles hicieron que no podamos pelear el torneo hasta la última fecha. Desde el principio de año, con este nuevo reglamento, sabíamos que teníamos que pelear por el campeonato, o meternos entre los 4, y si lo lográbamos teníamos las mismas posibilidades que el campeón. Creo que merecidamente vamos a estar disputando la final. Escuché a muchos estar enojados con este formato, sobre todo los que salieron campeones, pero si tanto 9 de Julio o Ferro hubiesen llegado a esta instancia como lo hizo Brown, también les hubiese gustado. Teníamos dos chances de poder jugar esta semifinal y supimos aprovechar la última. No hay tiempo para lamentos de ningún lado, porque el reglamento estaba planteado de esa forma. Creo que los finalistas son justos finalistas”. Y hablando del futuro inmediato, acotó que “siempre es especial enfrentar a 9 de Julio. Primero porque es una final liguista, con todo lo que significa, y lo segundo es algo muy particular de cada uno. Para mi va a ser una revancha, tanto para los jugadores que van a estar disputando la final por parte del ‘9’ como para mi en lo personal y parte de mi cuerpo técnico, de la final que perdimos el año pasado con Tacural y que nos costó caro. Pero de especial serán los condimentos que tenga esta final. Hay que tratar de disfrutarla, como se los dije a los jugadores, porque no siempre se juegan finales, y tienen que tratar de aprovecharlas al máximo”. Posteriormente, sobre lo que tuvo Brown para llegar a esta definición, añadió que “primero, es una gran institución que no hace desarreglos económicos, porque este fue el año que menos invirtió en materia de jugadores. Este año se apostó al proyecto de inferiores y en este sentido, el domingo terminó jugando de titular un pibe de 5ta División y luego en el segundo tiempo entró otro, además de haber llevado otro chico de la 5ta como jugador N° 17. Ese es un poco el objetivo de este club, que tuvo sus frutos y su premio de poder jugar una final. Después, desde lo futbolístico, en vez de reforzarse perdió 3 jugadores de torneo a torneo que eran importantes para el grupo, que a lo largo de los partidos fue madurando. Hoy tiene en claro cómo debe jugar cada partido y ante Ferro creo que hemos dado una prueba de carácter y una demostración de cómo se juegan esta clase de partidos, ya que cuesta jugar en canchas con dimensiones reducidas”.

¿Y EL REGIONAL?
Ya en el cierre de la charla, y pensando ya en el próximo año, al preguntarle si el Verde jugará el próximo Regional Amater, Barbero argumentó que “eso corre por cuenta de la dirigencia. Uno logró el objetivo, y para el club, haberlo logrado deportivamente la posibilidad de jugar el Torneo Regional es muy bueno, ya que no te están mandando la invitación, sino que lo ganaste por tu trabajo a lo largo del año. Ojalá la institución pueda dar ese salto de calidad”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar