La “Zona núcleo” con excesos de agua y fuertes tormentas

SUPLEMENTO RURAL 21 de marzo de 2024 Por Redacción
El equipo de la Guía Estratégica para el Agro, de la Bolsa de Comercio de Rosario, ha estado monitoreando de cerca esta situación sobre qué efectos tienen para los principales cultivos las abundantes lluvias de la última semana.
12 EXCESOS
EXCESOS. Las recientes lluvias que se dieron en el sur de la provincia anegaron la mayoría de los campos.

Las recientes lluvias que se acumularon en la región núcleo generaron excesos hídricos que afectan directamente a la producción. Localidades como Bigand y Santa Teresa, ambas en Santa Fe, ya han registrado más de 300 milímetros de precipitaciones en lo que va de marzo, un volumen que, sin duda, impacta en el desarrollo de los cultivos, especialmente en lotes de soja que hoy se encuentran encharcados.
El equipo de GEA (Guía Estratégica para el Agro) de la Bolsa de Comercio de Rosario, ha estado monitoreando de cerca esta situación y a través del siguiente informe detalla cuáles son los efectos de estas precipitaciones sobre los principales cultivos.

BIEN PERO SUFICIENTE
Según las observaciones de los técnicos de la BCR, “aún es temprano para determinar el alcance del daño que estas lluvias podrían haber causado en los cultivos. Sin embargo, es evidente que los anegamientos presentan un desafío adicional, especialmente cuando el agua comience a retirarse y sea posible evaluar con mayor precisión las pérdidas”.
Un aspecto preocupante también es el atraso en la cosecha de los maíces, ya que la alta humedad y la inestabilidad climática retrasan la disminución de la humedad en los granos. Este contratiempo afecta no solo el calendario de cosecha sino también la calidad y la eficiencia de la recolección.
Si bien en la mayoría de los casos las sojas están muy bien y con posibles rendimientos superiores a los 40 qq/ha, el exceso de humedad puede empezar a provocar daños colaterales que vienen de la mano de hongos y problemas en las raíces.
Para la soja de primera, dado que los granos ya están en la última fase de su ciclo, el beneficio de estas precipitaciones es limitado, a excepción de algunos lotes que podrían estar ligeramente más retrasados en su desarrollo.
No obstante, hay una esperanza para las sojas de segunda y los maíces tardíos, cuyo llenado de granos podría verse favorecido por las lluvias, siempre y cuando no sufran por exceso de humedad. Este detalle es crucial para mantener la esperanza de recuperar parte del potencial productivo.
La previsión indica nuevas lluvias para la tarde y noche de hoy en la región, seguidas de un descenso en la temperatura y al menos cinco días de clima mejorado, con sol y sin precipitaciones. Este breve periodo sin lluvias será clave para evaluar la posibilidad de avanzar con la cosecha de maíz, dependiendo de si los lotes están en condiciones de ser trabajados.

Te puede interesar