La tarjeta de débito reina entre los medios de pago

Suplemento Economía 13 de noviembre de 2022 Por Redacción
El efectivo pierde importancia en el ranking de los preferidos, pero se mantiene como el método de pago habitual. Las billeteras virtuales y el QR crecen como medio de pago preferido, después de las tarjetas de débito. El cambio que se impuso en la pandemia en materia de compras se va consolidando. Si bien se retoma el formato presencial, se sigue incorporando la compra online.
21-Usuarios Estafa

Tras dos años de pandemia, la tarjeta de débito continúa posicionándose como el medio de pago más mencionado como habitual y preferido por parte de usuarios y consumidores finales. Las billeteras virtuales y códigos QR, si bien utilizan tarjetas, se perciben como un medio diferente de cara al consumidor y consolidan su vínculo con el mismo: crecen como medio de pago preferido y escalan a la segunda posición, mostrando una continuidad o tendencia creciente versus el 2021. El efectivo pierde importancia en el ranking de los preferidos, pero se mantiene como habitual.
Estas son las principales conclusiones de un estudio de mercado elaborado por Fiserv, una compañía global líder en procesamiento de pagos y tecnología de servicios financieros con 35 años de experiencia y presencia en más de 100 países, que comprendió 600 usuarios finales y 400 comercios, entre hombres y mujeres de 20 a 65 años de Argentina. El objetivo es indagar sobre medios de pago, hábitos de compra y tendencias de usos.
Con la digitalización de los medios de pago, las tarjetas adquirieron un papel fundamental para operaciones más cómodas y rápidas, sin necesidad de efectivo en el momento, posibilitando el acceso a un ideal de mayor consumo. Aunque las preferencias por el tipo de tarjeta varían en función del canal y del importe de la compra, siguen siendo las protagonistas a la hora de realizar una transacción, sostiene el informe. 
En este marco, la evolución de la tecnología financiera en pos de facilitar la gestión del dinero para los usuarios, propició un escenario en el que los cambios vinculados a las nuevas formas de comprar y pagar se van consolidando, demostrando que estos hábitos y tendencias llegaron para quedarse. Así, se advierte un crecimiento de la compra online y vuelve a verse la compra en formato presencial, repuntando índices de consumo: 4 de cada 10 personas acostumbran a comprar online.
En lo que hace a herramientas emergentes, las billeteras virtuales aparecen en el imaginario social como un medio de pago diferente. En este nuevo estudio se observa cómo crece su adopción, aumentando el caudal de usuarios cross generación, género y región.
Según el reporte de Fiserv, la diversidad de métodos de pago funciona no solo como aliada en contextos de reactivación, sino que también fomenta un entorno de competitividad en la industria, para favorecer a los usuarios finales. De esta manera, puede verse la versatilidad de la tarjeta de débito en situaciones de consumo, la importancia de la posibilidad que representa la tarjeta de crédito, y la habitualidad del efectivo en canales vinculados a gastos diarios y de menor valor.
Con respecto a los bancos, los usuarios se convierten en protagonistas activos en el control de su vida financiera y demandan más herramientas digitales que los ayuden en la tarea de manejar presupuestos y realizar un seguimiento del movimiento de su dinero. Al respecto, 9 de cada 10 personas tienen cuenta bancaria mientras que el 67% de los encuestados prefiere la atención online por sobre la atención en una sucursal.
El home banking tiene amplia adopción y se utiliza para fines múltiples, como realizar transferencias, chequear saldos y movimientos, revisar resúmenes o pagar servicios. 
En cuanto a criptomonedas, tanto como para hacer pagos rápidos como para ganar beneficios o anonimato, las transacciones con esta moneda de intercambio digital adquieren cada vez más espacio. Al tratarse de una tendencia en todo el mundo, también representa una nueva alternativa de inversión. En Argentina, aún se registra un nivel de adopción bajo, pero que promete seguir creciendo.
Con respecto a las operaciones con criptomonedas, 3 de cada 10 encuestados conoce cómo operar y operó alguna vez con esta modalidad. Hay un bajo porcentaje de confiabilidad, en gran parte por desconocimiento. 

SEGURIDAD EN MEDIOS
DE PAGO
Uno de los desafíos más fuertes que nos deja la velocidad que tomó la transformación de los medios de pago es en el ámbito de la seguridad. Así como se registra un profundo interés en los usuarios por tener mayor control en su vida financiera, claramente las estafas y los fraudes constituyen una fuente de preocupación y una de las barreras más nombradas a la hora de adoptar una nueva tecnología. Un dato da cuenta de la problemática: el 20% de los usuarios finales sufrió alguna estafa con medios de pago. 

COMERCIOS
Este contexto de métodos alternativos al efectivo para comprar y pagar, trajo consigo un escenario con múltiples ofertas para los consumidores, una enorme posibilidad para reactivar el consumo y un gran desafío para todos los comercios: estar preparados para aceptar el medio de pago que su cliente elija.
Si bien el efectivo y las tarjetas de débito son los medios más aceptados por los comerciantes, se registra un crecimiento en la aceptación de pagos a través de billeteras virtuales frente a la ola anterior. De todos modos, el efectivo sigue siendo el preferido por 5 de cada 10 comerciantes. El cheque, las transferencias bancarias, las tarjetas prepagas y link de pago son las herramientas más distantes y que presentan dificultades o incomodidades para este segmento. 
En esta última medición de Fiserv, y en línea con lo que sucede en el segmento de usuarios, baja la cantidad de cambios realizados por los comercios, entendiendo esto como que se consolida la adopción de los medios de pago incorporados durante el último año. Sigue bajando el uso del efectivo con respecto al 2021 que, si bien es el medio de cobro más inmediato para los comercios, ya es catalogado como poco higiénico e incómodo.
En este marco, una de las capacidades que tanto los usuarios como los comercios han tenido que desarrollar durante estos años fue la flexibilidad. En el caso de los comerciantes, el poder buscar opciones para continuar vendiendo pese a las restricciones, los alentó a incursionar en nuevos medios de cobros para reinventarse, atraer a más clientes y proyectar sus negocios. De todos modos, sólo un 20% vende por E-commerce. Por otra parte, 4 de cada 10 utiliza link de pago, por ser rápido, sencillo, permite llegar a más clientes y es seguro. 
Al igual que en el segmento usuarios, 6 de cada 10 personas cree que, en 10 años, el efectivo dejará de existir y todos los pagos serán 100% virtuales.

SEGURIDAD EN
MEDIOS DE PAGO
A la hora de elegir un proveedor de terminales y servicios financieros, los comercios destacan que, además de contar con una terminal fácil de usar, el elemento de la seguridad es el más importante. En un contexto en el que vuelve a verse el uso del efectivo, este aspecto resulta de peculiar interés para la industria, con un gran desafío en común: continuar desalentando su uso y proteger a los comercios, impulsando los beneficios de la digitalización de los medios de pago.
El 18% de los comercios encuestados sufrió alguna estafa o fraude vinculados con medios de pago. La tarjeta de débito aparece como el medio más seguro para los comerciantes, mientras que el cheque, que registra un bajo porcentaje de uso y alto rechazo, el más inseguro.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar