Fernández le tomó juramento a los nuevos integrantes de su Gabinete

Nacionales 21 de septiembre de 2021 Por Redacción
"Los debates no me asustan, soy presidente del PJ y me preocupa mucho más un movimiento político silenciado, que no discute, antes que un movimiento que reflexione", expresó Alberto Fernández, antes de tomarle juramento a los nuevos funcionarios en el Museo del subsuelo de la Casa Rosada.
FOTO NA JEFE DE GABINETE. Juan Manzur asumió el cargo que ocupaba Santiago Cafiero.
FOTO NA JEFE DE GABINETE. Juan Manzur asumió el cargo que ocupaba Santiago Cafiero.

BUENOS AIRES, 21 (NA). - El presidente Alberto Fernández le tomó juramento ayer a los nuevos ministros de su Gabinete y afirmó que "los debates" no lo "asustan" porque son mejores que "un movimiento político que no discute", en referencia a la crisis que se desató en el Frente de Todos y que disparó los cambios en el Gobierno.
En la ceremonia en el Museo del subsuelo de la Casa Rosada, el jefe de Estado le tomó juramento en primer lugar a Juan Manzur, el nuevo jefe de Gabinete; al ministro Aníbal Fernández, de Seguridad; y a Santiago Cafiero como Canciller, tres de los nombramientos más importantes para la nueva estructura del Poder Ejecutivo.
Luego hizo lo propio con los nuevos ministros Julián Domínguez (Agricultura); Jaime Perzyck (Educación), Daniel Filmus (Ciencia, Tecnología e Innovación); además de Juan Ross (secretario de Comunicación).
Previamente, sorprendió al pronunciar un discurso de casi 10 minutos cuando Manzur ya se había ubicado para jurar frente a la Constitución, en el que aludió a la derrota en las PASO y a la crisis que se generó dentro del oficialismo.
"Los debates no me asustan, soy presidente del PJ y me preocupa mucho más un movimiento político silenciado, que no discute, antes que un movimiento que reflexione", planteó el jefe de Estado.
Luego sostuvo que los cambios "siempre tienen un sentido único, encaminarse a un proyecto mejor, y tienen por objeto dar respuesta a una parte del electorado argentino al que la pandemia lo ha afectado y que el crecimiento económico que efectivamente ocurre no ha llegado a ellos con la velocidad que hemos querido que llegue".
"El domingo pasado el pueblo de la Nación dio un veredicto y expliqué que yo, como todos nosotros, somos parte de un movimiento que sabe escuchar las demandas populares, la voz del pueblo y va tomar cuenta de los reclamos, de qué cosa habremos hecho mal, de en qué nos habíamos equivocado, qué cosas no llegamos a hacer y debemos acelerar", señaló.
Y agregó: "En realidad, a lo largo de la semana escuché a muchos y muchas, porque quiero cumplir con mi palabra de entender el por qué la gente votó como votó".
También aludió a su antecesor Mauricio Macri, sin nombrarlo: "En realidad hay veces que los dirigentes cuando la gente vota y no los elige se enojan con la gente. Nosotros cuando la gente no nos vota, nos enojamos con nosotros porque algo habremos hecho mal y nos preguntamos qué habrá sido".
En ese pasaje de su discurso utilizó un claro tono de campaña, de cara al 14 de noviembre, y señaló: "No somos parte del país que quieren que los que trabajan pierdan sus empleos sin que nadie los indemnice y que quieren flexibilizar los derechos de los que trabajan. Queremos todos ser parte de un país que se integre, que funcione unido, que trabaje con mucha fuerza para sacar de la postergación a quienes quedaron postergados", concluyó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar