En agosto hubo 12 heladas y llovió sólo un milímetro

SUPLEMENTO RURAL 16 de septiembre de 2021 Por Redacción
Luego de un mes durísimo desde lo climático, donde se sintió la escasez de agua y predominó la amplitud térmica, que los trigos continúen en buen estado habla del buen paquete tecnológico utilizado por el productor. La actividad pecuaria insumió más reservas ante la escasez de pasto.
FOTO ARCHIVO SEQUIA. Hasta el invierno, pocas lluvias.
FOTO ARCHIVO

Agosto fue bravísimo en materia climática para los cultivos y planteos ganaderos de nuestra región. Con lluvias prácticamente nulas en el departamento Castellanos y una seguidilla de heladas que azotaron los lotes del cereal de invierno, el ciclo agrícola pareció recuperarse notablemente con los 26 mm de comienzos de septiembre, pero se advierte que no será suficiente para llegar a los primeros calores.
En agosto, según reportó el INTA Rafaela en su informe especial agrometeorológico y productivo, dado a conocer esta semana, “la temperatura media resultó superior al promedio histórico en casi 2º C, cuya diferencia fue impulsada por las temperaturas máximas, ya que las mínimas estuvieron en valores normales”. El dato llamativo es que “ocurrieron 12 días con heladas, de los cuales dos días fueron heladas meteorológicas (temperaturas inferiores a 0ºC en abrigo meteorológico) y diez días heladas agronómicas (temperaturas inferiores a 0ºC a la intemperie)”.
Respecto a las precipitaciones, “fueron muy inferiores a la media histórica, solo 1.6 mm en todo el mes, cuando la media es de 25.8 mm. y como consecuencia, la profundidad de la capa freática sigue aumentando, encontrándose en 3.52 m el último día de agosto”, detalló la Estación Agrometeorológica local.
En tanto en el departamento se sintió también el déficit hídrico, aunque con mejores promedios para la región Este, donde se produjeron precipitaciones de hasta 12 mm. Esto, sumado a los mejores registros de la semana pasada en la misma zona, le garantizan al cultivo un buen arranque de la etapa reproductiva.

LECHERÍA Y GANADERÍA, CON LO JUSTO
Según el mismo relevamiento, septiembre también logró hasta el momento mejorar una situación productiva para las vacas que en agosto fue muy complicada. Si bien “las pasturas de base alfalfa en general mantuvieron un buen estado, sus niveles de producción fueron muy bajos, mientras las praderas nuevas presentaron un mayor estrés hídrico que las alfalfas mayores de un año”.
En cuanto a los pastizales naturales, “se observaron con una oferta casi nula debido a las condiciones de falta de humedad e intensas heladas en cantidad y duración”. En tanto los verdeos de invierno presentaron “poco rebrote, ya encontrándose finalizado su aprovechamiento”.
Esto sin embargo no fue impedimento para que la “Producción de leche del departamento se encontró en valores relativamente normales para la época”, pero con el costo extra de haber utilizado gran cantidad de reservas, ya que las pasturas aportaron muy poco” en un mes signado por la falta de lluvias.
La ganadería de cría atravesó el “mes de las pariciones” en nuestra región, lo cual transcurrió con normalidad, mientras que para la invernada “la situación fue similar a la del tambo, y en aquellos planteos bien especializados en el engorde de novillos, estuvieron recurriendo al uso de reservas con mayor intensidad, para no sufrir demasiada pérdida de peso”.

A SEGUIR DE CERCA AL TRIGO
El INTA Rafaela reportó que el trigo en general en nuestro distrito atravesó agosto en buen estado, con la mayoría de los lotes entrando en macollaje avanzado y algunos pocos en encañazón. Sin embargo las lluvias de principio de septiembre cayeron muy oportunas aunque escasas. En cuanto al estado sanitario del trigo, en agosto “se registró Mancha amarilla (Drechslera tritici-repentis) con una alta prevalencia, con incidencias que varían entre 2 al 15 % dependiendo de la presencia de rastrojo de trigo en superficie”.
Con respecto a Roya de la hoja (Puccinia triticina), “se detectó en bajas incidencias desde mediados del mes de agosto y su desarrollo fue aumentando conforme se fueron sucediendo las condiciones ambientales favorables para el patógeno”. Luego de las precipitaciones ocurridas en la región se registraron incidencias entre 2 – 9 % según la susceptibilidad del cultivar”.
En cuanto a roya amarilla (Puccinia striiformis f. sp. tritici), “se han registrados lotes puntuales, donde el cultivar presentaba una susceptibilidad marcada, con incidencias del 3 – 5 %”, para lo cual “se recomienda aumentar la frecuencia de monitoreo, sobre todo, en lotes donde el perfil sanitario del cultivar presenta susceptibilidad a las enfermedades previamente mencionadas”.

POCO MOVIMIENTO POR AHORA
Sobre la próxima campaña maicera que ya está por comenzar, “no se observaron trabajos de pre-siembra, ya que se estaban esperando las lluvias para comenzar”. Se estima que en los próximos días comenzarán las primeras tareas y movimientos de maquinarias.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar