El turismo y la pandemia

Editorial 05 de mayo de 2021 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

Desde que irrumpió la pandemia del Covid-19 en marzo del año pasado, en la Argentina cerraron más de 8.000 hoteles y locales gastronómicos, lo que representa el 10 por ciento del rubro, lo que se tradujo en la pérdida de 170 mil empleos, que significa el 25 por ciento de la fuerza laboral del sector. Mientras América del Norte y Europa avanzan con sus campañas de vacunación en busca de recuperar normalidad para la vida cotidiana y sus economías, la segunda ola que golpea a nuestro país derivó en un conjunto de nuevas restricciones impulsadas por el Gobierno nacional para reducir la circulación de personas como única estrategia para desacelerar los contagios debido, también, a la escasez de vacunas. 
En este escenario, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina insiste en sus pedidos al Gobierno Nacional para que implemente medidas urgentes para sostener un rubro que genera más de 650 mil empleos en el país. En un reciente informe de la entidad, se da cuenta que la ocupación de camas promedio del sector es de 20 por ciento, con picos en algunos establecimientos que no superaron el 25 al 30 por ciento durante el período estival, lo que compromete a un sector caracterizado por sus altos costos fijos. Según estudios de la entidad, entre abril y diciembre de 2020, hotelería y gastronomía registraron una baja en la actividad de 62,3 por ciento, con lo que retrocedió a niveles de hace 40 años atrás. Con la mejora que se registró en enero pasado, la caída se recortó a 39 por ciento.
Con estadísticas en la mano, está fuera de discusión que el turismo fue una de las actividades económicas más afectadas por la pandemia del coronavirus. Antes del virus, la confianza sobre el futuro del sector era elevada ya que se preveía llegar a 1.8 billones de viajeros internacionales en 2030 a partir de una red cada vez más eficiente de servicios y el deseo de las personas de viajar y conocer nuevas culturas. Sin embargo, una caída inédita de los datos de viajeros en 2020  convirtió al año pasado en el peor de la historia para el sector. Como una suerte de precio consuelo, la Organización Mundial de Turismo prevé una recuperación a partir del segundo semestre de este año y, dentro de la región, la Argentina es una de las que más puede aprovechar la pospandemia.
Según la OMT, pese a los efectos adversos de la pandemia, la Argentina continúa siendo el destino turístico con más visitantes en la región, al igual que en 2019, y ocupa el cuarto puesto en el continente americano. Un análisis realizado por la especialista, Melisa Murialdo, y publicado por El Cronista, sostiene que a nivel mundial la disminución de turistas entre los países más visitados del mundo en el 2019 la encabeza China, que perdió en 2020 al 84% de sus visitantes con respecto al año anterior a la pandemia. Le siguen Tailandia con un 79,4%, España con 76,1%, Estados Unidos con 72 %, Turquía con 72,3%, Francia con 71,9%, Alemania con 63%, Reino Unido con 60,5%, Italia con 57,3% y por último México que perdió el 46,5% de sus visitantes en 2020.
El turismo internacional se vio más afectado que el nacional, con bajas de más del 90% para el primero y poco más del 68% para el segundo. De acuerdo a un reporte del Foro Económico Mundial, 37 países son los que se encuentran mejor preparados para la recuperación y para la futura transformación económica. En el caso de Latinoamérica destacan Argentina, Brasil, Chile y México. Las previsiones ampliadas para 2021-2024 de la OMT indican un repunte para el turismo en la segunda mitad de 2021. No obstante, puede que se necesiten entre dos años y medio y cuatro para volver a los niveles de 2019.
El desafío es cómo recuperar la actividad turística en medio de la emergencia sanitaria que atraviesa la aldea global. En Europa, donde el turismo es un sector clave en términos económicos por el nivel de empleo que genera, crece la idea de generar un pasaporte sanitario para facilitar la movilidad de aquellos que han recibido la vacuna contra el Covid. En Italia, el primer ministro Mario Draghi comunicó el lanzamiento de un pasaporte nacional verde para quienes hayan sido completamente vacunados contra la Covid-19 y que entrará en vigor a partir de la segunda quincena de mayo. "El mundo quiere venir a Italia e Italia está lista para recibir al mundo", dijo Draghi al dejar en claro los motivos para adoptar este pasaporte sanitario. Se trata de una medida interna que habilita los viajes entre las regiones del país con el objetivo de impulsar la economía y compensar el 2020, que registró una caída del turismo de más del 60%. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar