Nuevo allanamiento a tradicional líder narco

Policiales 02 de marzo de 2021 Por Redacción
“GORDO MARADONA”: ¿OTRA VEZ EN PROBLEMAS?
FOTO LA OPINION ALLANAMIENTO. La Guardia de Infantería y la AIC irrumpieron en el domicilio de barrio Los Nogales.
FOTO LA OPINION ALLANAMIENTO. La Guardia de Infantería y la AIC irrumpieron en el domicilio de barrio Los Nogales.

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

Siendo las 15.00 de la jornada de ayer, personal policial del Cuerpo Guardia de Infantería de esta Unidad Regional V, en colaboración con personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), realizó una maniobra de irrupción –en el marco de un allanamiento- en una vivienda de calle J. P. López al 1700 –barrio Los Nogales de Rafaela-.
Producto del acto procesal, se logró la detención de C.J. Rivadeneyra –también conocido por su alias “Gordo Maradona”- y el secuestro de dos cuchillos, dos teléfonos celulares y una nota de papel, que tienen interés en una causa que se investiga.
A las 17.00 se hizo presente en el lugar personal de Policía Científica, a fin de realizar labores de su especialidad, finalizando el procedimiento con novedades para la investigación.
Hacia las 19.20, CJ Rivadeneyra –alias “Maradona”- fue trasladado hacia el gabinete de identificación.
LA OPINION intentó dialogar con fuentes judiciales para conocer los motivos del allanamiento, pero no se pudo obtener ninguna respuesta sobre la atribución delictiva que pesa sobre “Maradona”, ni tampoco de que se lo acusa en la investigación en curso.

UN PASADO
COMPLICADO

Según datos del archivo de LA OPINION, la primera detención de "Maradona" -también conocido como "Gordo"- se llevó el 2 de marzo de 2016, posterior a un altercado en un local nocturno de Rafaela.
Por entonces, Rivadeneyra amenazó y agredió a uniformados por lo que fue arrestado. En ese contexto, la crónica policial de entonces señaló que el preso amenazó al jefe de la Seccional 1ª de esta ciudad.
Las amenazas derivaron en una requisa a su automóvil de alta gama, donde se secuestró un cargador de un arma de fuego. Dicha instancia derivó en que el fiscal de la causa solicite un allanamiento en la vivienda ocupada por Rivadeneyra, a fin de ubicar el arma de fuego en la que se utilizaría el cargador incautado.
Así las cosas, en una propiedad sita en calle J.J. Paso al 1700, fue secuestrada una pistola 9 milímetros, así como, también, 390 gramos de cocaína repartidos en envoltorios, semillas de marihuana, una balanza y una prensadora.
Luego de aquellos turbulentos momentos y con el correr de las semanas, estaban contados los días para que Rivadeneyra fuese a juicio oral en Tribunales Federales imputado como coautor de los delitos de guarda de semillas utilizables para producir estupefacientes, guarda de elementos destinados a la elaboración y producción de estupefacientes y privación ilegal de la libertad agravada por haberse cometido con violencia y amenazas.
Además, la Justicia Federal le imputó "el suministro de estupefacientes a título gratuito agravado por haberse cometido en perjuicio de una persona menor de 18 años", el cual la mantuvo privada de su libertad entre el 20 y 28 de junio de 2015 en cabañas ubicadas en Saladero Cabal, este último otro de sus lugares de referencia.

JUICIO ORAL
Finalmente desde el 1 de agosto de 2018, cuatro personas comenzaron a ser juzgadas por el Tribunal Oral Federal de Santa Fe, acusadas de formar parte de una red dedicada a la comercialización de estupefacientes, que operaba en la ciudad de Rafaela y el pueblo costero de Saladero Cabal, en el departamento Garay. En ese entonces “Maradona” ya tenía 40 años, y figuraba su domicilio en Rafaela.
Ya a esa altura Rivadeneyra tenía un gran patrimonio “sin fuentes de ingreso conocidas” –acotó El Litoral de Santa Fe-: un complejo de 8 cabañas ubicadas en la villa turística de Saladero Cabal; un Audi A4, una camioneta Honda CRV y tenía dos propiedades en Rafaela: una vivienda en calle J.J. Paso al 1700 y una casaquinta en la esquina de Los Tilos y Los Robles, en un sector del barrio Los Alamos.
Finalmente el 4 de agosto de 2018, “Maradona” fue sentenciado a cumplir 7 años de prisión. La Justicia Federal de Santa Fe condenó al “Gordo” como líder de una organización narco que operaba en Rafaela y Saladero Cabal, en el marco del juicio oral y público.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias