Informe comprometería al fiscal Arietti, a una fiscal y a personal de la Policía

Policiales 20 de enero de 2021 Por Redacción
En julio de 2020, en la ciudad de Santa Fe la fiscal Mariela Jiménez elevó un informe a su jefe directo, Carlos Arietti, sobre sospechosas situaciones detectadas en la investigación del denominado caso Oldani. Lo que se conoce al respecto.

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

Dinero que desaparece de la escena de un crimen con la anuencia de una fiscal, cámaras de seguridad manipuladas por policías, ocultamiento de información y hasta una orden para que una persona investigada por presunto lavado de dinero pueda operar desde su domicilio una computadora con posibles evidencias valiosas.
Todo esto, y más, es lo que Mariela Jiménez, fiscal de Delitos Complejos en la ciudad de Santa Fe, denunció el 3 de julio del año pasado ante el fiscal regional Carlos Arietti, en relación a las investigaciones sobre el homicidio del empresario Hugo Oldani, ocurrido cuatro meses antes.

ARIETTI EN LA MIRA
Cuatro semanas después de recibir este informe -principios de agosto de 2020-, Carlos Arietti anunció la decisión de apartar a la fiscal de Homicidios, Cristina Ferraro, de la investigación de este caso, aunque la mantuvo en su cargo.
Desde entonces todos los intentos por conocer los motivos del apartamiento resultaron infructuosos.
El fiscal general Jorge Baclini dijo en Aire de Santa Fe que las explicaciones debía darlas Arietti.
Y Arietti jamás aceptó hablar públicamente sobre este tema.
Ahora, con esta información que revela Aire Digital, los motivos del apartamiento de Ferraro de este resonante caso parecen a salir a la luz.

CUEVA FINANCIERA

La participación de Jiménez en este caso se produjo a raíz de la posibilidad de que en la oficina Oldani Turismo hubiese funcionado una "cueva financiera" y ante las llamativas falencias en la preservación de la escena del crimen del empresario.

DIFICULTADES
PARA INVESTIGAR

Fue a partir de entonces cuando esta fiscal empezó a toparse con distintas dificultades para investigar, ocultamiento de información valiosa, contradicciones y una serie de conductas sospechosas que decidió denunciar ante Arietti, su superior directo.
Siempre de acuerdo al pormenorizado informe periodístico que lleva la firma de José Curiotto, según pudo reconstruir Jiménez, la División Científica Forense de la Policía recibió un llamado a las 18:30 de aquel 11 de febrero de 2020, en el que se informaba sobre lo que acababa de suceder en la Galería Rivadavia.
"Salimos hacia el lugar... el local comercial se encontraba cerrado cuando llegamos... Momentos más tarde, con presencia de la fiscal Cristina Ferraro, personal de Homicidios y de la Comisaria Primera, el grupo que yo coordino procedió a desarrollar las tareas pertinentes dentro del local, filmando todo desde el comienzo hasta su finalización. Terminado, procedí a confeccionar la correspondiente faja de seguridad y se cerró la puerta con llave", declaró el subcomisario Pablo Ricardo Molinas, responsable de coordinar la recolección de datos en la escena del homicidio.

MUCHO DINERO
En las filmaciones se observaba una gran cantidad de dinero en efectivo -más de 3 millones de pesos y más de 1 millón de dólares, según la Policía Federal-, pero dicho dinero desapareció de la oficina esa misma noche.
"Ahí observé que, como testigos del procedimiento, oficiaron Virginia Oldani, hija de la víctima del homicidio, y su esposo José Luis Hernández; que al momento de relevar la escena del hecho Virginia Oldani se opuso a la apertura de la caja de seguridad, que no fue abierta; que en el lugar se observaba gran cantidad de dinero en moneda nacional y extranjera, que no fue contado, ni secuestrado", informó Jiménez a Arietti.
Seis días después del homicidio, por orden de la fiscal Ferraro se realizó un inventario de lo que había en la oficina y apenas si se encontró un billete de cien dólares y la caja fuerte abierta.

PREGUNTAS
¿Qué había sucedido entre el momento del asesinato y el día del inventario? ¿Dónde había ido a parar el dinero observado pocas horas después del crimen en esa oficina?
Según explicó Jiménez, la fiscal Cristina Ferraro le aseguró desde un principio que "desconocía qué había pasado -con el dinero- y que no había autorizado a los familiares de Oldani a retirar ningún elemento del local". Sin embargo, luego fueron apareciendo evidencias que terminaron contradiciendo estas afirmaciones. El primer desafío para Jiménez era descubrir qué había sucedido con esos pesos y esos dólares, más aún cuando todos los policías que habían actuado aseguraban que al retirarse de la oficina de Oldani habían dejado la puerta con una faja de seguridad.

INCONVENIENTES
Allí comenzaron los inconvenientes. Lo primero que hizo fue pedirle verbalmente a Cristina Ferraro el acceso a la cámaras de seguridad que se encontraban en la galería Rivadavia, "cuyo DVR había sido secuestrado por Homicidios". Ferraro le respondió que las grabaciones estaba en manos del Organismo de Investigaciones del MPA. "Me comuniqué telefónicamente con Rolando Galfrascoli, jefe de Inteligencia del Organismo de Investigaciones, quien me informa que el DVR secuestrado lo tenía la Agencia de Investigación por disposición de la Dra. Ferraro", relató Jiménez a Arietti en su escrito.
Hasta el 11 de mayo -tres meses después del homicidio- la fiscal Jiménez intentó por diversos medios acceder al contenido de las cámaras, hasta que finalmente ordenó el secuestro de estas imágenes que estaban en el domicilio particular de un policía que vive en San José del Rincón.

CONCLUSIONES
Una vez que accedió a las imágenes, la fiscal Jiménez sacó las siguientes conclusiones y se las informó a Arietti.
Luego de recibir el informe de la fiscal Mariela Jiménez, Carlos Arietti apartó a la fiscal Ferraro del caso Oldani.
Cristina Ferraro fue apartada del caso Oldani, pero continúa siendo fiscal de Homicidios.
Carlos Arietti nunca explicó por qué la apartó de este caso, aunque el contenido de este informe periodístico quizá comience a echar luz sobre tantos interrogantes sin respuestas, se cita en el final del informe periodístico.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar