Bitcoin: ¿nueva reserva de valor o solo una burbuja especulativa?

Suplemento Economía 10 de enero de 2021 Por Redacción
Las criptomonedas registraron en los últimos meses un aumento sustancial, apalancado por movimientos especulativos de capitales, grandes inversores institucionales han desarmado posiciones que fueron volcadas a la compra de monedas digitales.
Bitcoin

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

* Por Matías Fontanetto

Sin lugar a dudas los activos que más se valorizaron en el último trimestre del año 2020 y primera semana del 2021 fueron las criptomonedas, donde el Bitcoin es la más popular y antigua dentro del universo actual de más de 4.000 monedas digitales.
Hacia abril del año pasado, en plena pandemia a nivel mundial, los bancos centrales aplicaron dos estrategias para sostener las economías: la primera, emitir para comprar bonos de los tesoros que financiaron los gastos estatales incrementales amortiguadores de la recesión mundial, y la segunda, emitir más para canalizar esa liquidez al sistema financiero, aprovechando la bajísimas tasas de interés para estimular el crédito y la inversión.
Los analistas pronosticaron acertadamente una nueva “reflación” de activos financieros. Dicho fenómeno supone el aumento en los precios de acciones, monedas digitales y futuros de commodities, como consecuencia de la canalización de esta emisión monetaria a través del mercado financiero en una primera instancia, para luego, con la recuperación de la economía real, dirigirse hacia el crédito privado que financiará la inversión futura.
Para tener una noción de los números, desde el inicio de la pandemia la FED ha inyectado USD 3,5 billones de dólares, cifra similar a la emitida en el período 2009-13 para sortear los efectos negativos de la crisis de las hipotecas suprime, es decir que en tan solo 9 meses emitió lo mismo que en los 5 años de la anterior crisis. Por su parte el Banco Central Europeo ha comprado títulos públicos a los estados europeos por más de EUR 700 mil millones en el año 2020 y planea adquirir unos EUR 1,1 billones este año.
Dicho exceso de liquidez mundial es lo que está empujando los precios de los activos financieros, para tener una idea de la variación de los mismos el año pasado, podríamos tomar el caso del Nasdaq donde cotizan las acciones de empresas tecnológicas con un incremento de 43,9%, el S&P 500 que alberga las principales empresas americanas ganó un 15,6%, el oro y la plata con incrementos de 23,9% y 46,9% y la soja con un aumento de 37,7% en su cotización.
En el caso de las criptomonedas el incremento fue notablemente superior, influenciadas en los últimos meses por movimientos especulativos de capitales, grandes inversores institucionales han desarmado posiciones que fueron volcadas a la compra de monedas digitales. Esto se manifiesta en el valor de capitalización del universo de criptomonedas, a principios de diciembre rondaba los USD 547 mil millones, alcanzando un mes después a principios de enero los USD 1,092 billones, es así que duplicó dicho valor de marcado en un solo mes.
Dentro de este mercado, el Bitcoin es la gran estrella, representa el 69,8% del valor de capitalización global de las monedas digitales, seguido por Ethereum 12,9%, Tether 2,1%, Ripple 1,3% y Litecoin con 1%. Esta distribución del valor de mercado muestra una gran concentración, las primeras cinco criptomonedas explican 87,2% del total de la torta y luego encontramos de 4.000 monedas digitales con escasa participación.
Tal es así que la líder de mercado Bitcoin es la que genera la tendencia en los movimientos de los precios del mercado. La suba abrupta experimentada desde septiembre del año pasado arrastró al resto de los criptactivos y todos resultaron beneficiados por el despegue del número uno.
El fenómeno de las criptomonedas está poniendo en duda el papel de los bancos centrales a nivel mundial y su rol como custodio del valor de las monedas tradicionales que ven depreciar su poder de compra en términos de los activos financieros. La volatilidad en el precio de las monedas digitales es un desafío a superar, cabe la pena recordar que hacia finales del 2017 el Bitcoin tocó un máximo de USD 20.000 para luego caer al piso de los USD 3.000 y retomar una tendencia creciente pero signada de oscilaciones.
Es por este motivo que se plantean los siguientes interrogantes: ¿Ha encontrado el Bitcoin al fin su sendero de crecimiento hasta valores cercanos a los USD 100.000 como plantean ciertos analistas hacia fines del 2021 para luego estabilizarse? ¿Estamos enfrentado otra burbuja especulativa inflada por inversores institucionales que se nutren del exceso de liquidez y una vez que dicho exceso se modere, la burbuja explotará como en el 2018?
Nadie puede negar que un mundo Fintech las criptomonedas encontrarán cada vez más espacio como facilitadores compra/venta de bienes y servicios y transmisores de valor internacional a través de las plataforma de multipagos, siendo esto último lo que le dará sustento a su valor en el largo plazo, la demanda de criptomonedas como medio pago y reserva valor es un extenso camino aún por recorrer.  

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar