Una mirada optimista en base a los resultados obtenidos

ANUARIO REGIONAL 31 de diciembre de 2020 Por Redacción
GONZALO TOSELLI

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

En primer lugar quiero aprovechar este espacio para brindar de parte mía y todo mi equipo nuestras condolencias a las familias de los fallecidos. Lamentamos profundamente la pérdida de seres queridos de nuestros ciudadanos.
El contexto de pandemia nos permite, y a su vez nos obliga, a hacer un balance de lo acontecido, de todo lo sucedido, en pos del año que se aproxima. Cerrando el año 2020, un año atípico, vamos poco a poco colectando lo realizado en materia de salud, infraestructura urbana, trabajo social.
Veo con optimismo el año 2021, planificando en base a los resultados obtenidos a lo largo de este periodo, con un arduo trabajo en equipo, con el compromiso día a día con la comunidad.
Un año ajeno a toda planificación, donde las decisiones debieron tomarse a contrarreloj, persiguiendo la precisión y efectividad en los momentos donde el tiempo no está de nuestro lado. Pero siempre supimos que estábamos preparados para desaprender y en equipo ponernos en acción.
Esta pandemia nos vino a mostrar quienes somos, qué queremos, y qué podemos. Pudimos enfocarnos y unirnos para priorizar el bienestar de todos nuestros sunchalenses.
A los más de 200 voluntarios que formaron parte de los equipos de trabajo COVID-19. Equipo de rastrillaje de nuestra ciudad, a cada médico, enfermero y personal de la salud que, desde su casa, escritorio o consultorio, dijeron presente en esta batalla que supone el COVID-19.
El contexto nos desafió, nos sorprendió, nos lastimó, pero no nos venció. Nos impulsó a accionar y generar nuevas estrategias atados a la inmediatez, pero antes de resurgir tuvimos que mirar para adentro. Para asimilar, ver que no estábamos solos, reflexionar y tomar responsabilidad de lo que estaba pasando, siempre en conjunto, con otros.
Aprendimos a ser flexibles por que debíamos adaptarnos a nuevas reglas, nuevas modalidades y nuevas formas de convivir.
Nos aislaron socialmente pero fue cuando más unidos estuvimos, y hoy dándonos cuenta que el distanciamiento fue espacial y no social, que estando separados terminó siendo una oportunidad para afianzar los vínculos, el trabajo en equipo y la empatía.
Es por eso que queremos agradecer por lo transitado y vivido en este 2020, un año distinto. Y que el 2021 nos encuentre unidos, cumpliendo los objetivos propuestos, trabajando en equipo.




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar