PEZUÑA DE VACA… BAUHINIA FORTICATA

SUPLEMENTO RURAL 24 de septiembre de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Es un árbol muy bonito, valorado muchísimo por la semejanza que presenta su flor con la orquídea. Se la debe plantar en otoño y disfrutar al principio de la primavera. Un clásico infaltable para esta fecha donde podemos ver (como esta tarde volviendo de un trabajo en Roca en las cercanías del Barrio Fasoli) una calle entera de Pezuñas todas en flor… casi muero de la belleza. 
Este árbol es de porte bajo, no supera los 4 a 5 m de altura con ramas arqueadas, copa globosa e irregular. El tronco es desnudo con la corteza fracturada, leñosa, de color pardo grisáceo opaco.
El follaje es caduco, de hojas alternas, simples, enteras, compuestas por dos foliolos unidos por sus bordes internos. Se ven como una sola lamina profundamente hendida, de hasta 16 cm de largo por 11 de ancho.
Las flores, hermafroditas, son grandes, solitarias o agrupadas en racimos de pocas flores. Los pétalos tienen de 6 a 10 cm de largo. Son desiguales entre si y de color blanco o rosado. La floración se produce en primavera. El fruto es una vaina, seca, de 10 a 15 cm de largo, comprimida, subleñosa, péndula, recta, también de color pardo grisáceo. Su fructificación es durante los meses de otoño.
La planta que pertenece a la familia de las oleaginosas, se caracteriza por un crecimiento relativamente rápido. Es originario del noroeste de Argentina, y el sur de Brasil, Paraguay y Uruguay.
Su nombre alude a la forma de sus hojas que semejan la huella del ganado vacuno.
Desde el punto de vista ornamental se emplea este árbol por su copa irregular, su follaje de textura media y densidad liviana. También se luce su atractiva y bella floración que las podemos observar acá en nuestra Rafaela en la playa de estacionamiento de un conocido supermercado y que tantas veces me han preguntado por su nombre sobre todo durante esta época del año que su floración no pasa desapercibida para nadie. Sus flores como lo dije más arriba son parecidas a las orquídeas blancas y esa semejanza las vuelve muy valoradas.
La pata de vaca es un árbol sensible a las fuertes heladas y a los fríos continuos por eso durante los primeros años de plantación hay que protegerla durante los meses más fríos.
Un punto a su favor es que no necesita suelos muy ricos, aunque crece mejor en los húmedos y franco arcillosos. El riego debe ser moderado.
Se propaga por semillas, también por estaca semi leñosas y por brotes de raíces.
Lo ideal es que el árbol tenga mucha exposición al sol, aunque se adapta sin problemas a una media sombra.
En general es un árbol resistente pero es conveniente atender algunos consejos, como someterlo a una poda liviana después de la floración, de esta manera se evita que se abra la copa. Cuando se observan retoños en su base deben eliminarse inmediatamente. El único punto en su contra es que las ramas viejas presentan unas espinas que a veces no ayudan a la realización de la poda, pero una mano experta a este pequeño inconveniente lo supera fácilmente.
Este árbol tiene un valor agregado que es su uso medicinal, la infusión realizada con sus hojas sirve como antitusiva, antidiabética, diurética y para reducir dolores estomacales. Pero siempre bajo control de un medico.
Espero les haya gustado el artículo de hoy y la tarea es que descubran donde están plantados estos árboles, aunque muchos lo saben y querían averiguar su nombre… pero también en algunas avenidas de la ciudad están presentes y es imposible no mirarlos porque están cargados de flores; a seguir descubriéndolos.

Sigamos nuestra intuición,
sembremos nuestros deseos,
permanezcamos quietos,
seamos pacientes. El universo
proveerá con una generosidad inigualable.



Un besito. María Paula

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar