¿Se adelantó el futuro del trabajo?

Suplemento Economía 26 de julio de 2020 Por Redacción
En un encuentro on line entre especialistas en sus diferentes aspectos, propiciado por IAE Business School, se plantearon aspectos clave para entender mejor el teletrabajo, las consecuencias que tuvo hasta el presente en organizaciones y personas, lo esperable para el futuro, el impacto de la legislación laboral en marcha y los posibles conflictos por resolver.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

El pasado martes y dentro del ciclo de Webinars que está realizando el IAE Business School, escuela de negocios de la Universidad Austral, tuvo lugar un encuentro sobre el eje temático “El Futuro del Teletrabajo en Argentina”, en el que participaron destacados especialistas: Viviana Díaz, Cofundadora y Directora Académica GNT Mentoría Neurodigital; Leonardo Ambesi, Director del departamento de Derecho del Trabajo, Universidad Austral; y por parte del Grupo Werthein, Adrián Werthein, Director del Grupo y Marcelo Villegas, Director de Capital Humano y transformación Organizacional. La moderación estuvo a cargo del profesor de Comportamiento Humano del IAE, Ruben Figueiredo.
El objetivo fue pensar el teletrabajo en Argentina, analizándolo desde diversos ángulos y buscando responder algunas cuestiones clave, como cuáles serán las consecuencias de las experiencias que forzó el aislamiento, qué pronósticos existen más o menos firmes para el futuro, qué conflictos se vislumbran, si es conveniente o no pensar en el trabajo remoto dentro de una estrategia corporativa más amplia, entro otros aspectos.
“El Trabajo Remoto Confinado Obligatorio o Forzado actual no es igual al Trabajo Conectado Remoto (TCR) que se llevará a cabo cuando se pueda regresar a una situación sin cuarentena. El Teletrabajo seguirá, pero no es reemplazo del trabajo presencial, y obviamente no todas las tareas pueden ser llevadas a TCR. Se especula con alguna fórmula de implementación del tipo “3x2” (3 días en el hogar x 2 en la empresa, o viceversa).”, señaló Rubén Figueiredo, profesor del IAE Business School y quien coordinó el encuentro.
Viviana Díaz, Cofundadora y Directora Académica de GNT Mentoría Neurodigital, definió al teletrabajo impulsado como consecuencia del brote de COVID19 como un “trabajo remoto forzado”, provocado por una causa biológica, al que nos vimos expuestos sin tener una red emocional, jurídica y muchas veces también tecnológica que nos contenga. Señaló como principales cambios y consecuencias, el crecimiento del aprendizaje a distancia, la esencialidad de las TICs, el incremento de las gig economy y crecimiento del e-commerce y la telemedicina.
Como contraparte invitó a la reflexión sobre las “sombras” de esta nueva modalidad de trabajo, que tienen que ver principalmente con una dependencia psicológica de la tecnología y una pérdida del control sobre algunas acciones. Díaz señaló que la tecnología actúa como una droga sin sustancia, enciende en el cerebro el sistema de recompensas/placer, y las personas empiezan a tener cambios en los circuitos neuronales.
Leandro Ambesi, Director del Departamento de Derecho del Trabajo de la Universidad Austral, señaló tres modalidades a través de las cuales el COVID impactó en las relacionales laborales tradicionales: por un lado, la abundancia de protocolos, en segundo lugar, el incremento forzado en la distribución cercana, es decir, en el modo en que los bienes llegan al consumidor, y, por último, el teletrabajo. Este último, destaco Ambesi, no impactó solamente al trabajador, sino que pone un interrogante en una noción muy importante como es el establecimiento de trabajo, impactando sobre diversos actores, trabajador, empleador, sindicatos.
En cuanto a la legislación, Ambesi, señaló varios puntos interesantes del proyecto: “Es una ley que contempla la posibilidad de sancionar otra ley, entonces las preguntas son ¿Habrá dos leyes? ¿Será la segunda un estatuto?” Consideró que sin dudas se necesita una regulación respecto al tema, pero a su vez, se necesita de practicidad que le permita seguir el ritmo de trabajo, sin dejar de lado tampoco la modalidad física, poniendo foco en las negociaciones colectivas con reglas claras para que las partes puedan desarrollar sus relaciones laborales sin llegar a un nivel de conflictividad en el que un tercero tenga que intervenir.
Finalmente, Adrián Werthein y Marcelo Villegas del Grupo Werthein, presentaron los resultados de una encuesta realizada entre más de 900 empleados de las empresas que conforman el Grupo. Según los resultados, el 90% de los empleados consideró que pudo comenzar a trabajar de manera remota sin dificultades una vez anunciada la cuarentena obligatoria. Asimismo, un 93% considero que ha logrado trabajar de manera satisfactoria con las personas y las áreas específicas requeridas.
A modo de conclusión Adrián Werthein señaló “El contacto personal es muy relevante, la capacidad de generar confianza en todos los trabajadores y de generar un vínculo de pertenencia se logra personalmente. La fusión entre todos los integrantes de una organización es lo que genera la personalidad y la permanencia a las compañías, y es algo que nunca hay que dejar de abonar.”

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar