Contexto institucional es clave para la macro

Suplemento Economía 15 de marzo de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS


Por Eduardo L. Fracchia

Transcurren los primeros 100 días de gobierno que son claves. En el oficialismo tenemos una suerte de coalición representada por los cercanos a Massa, Alberto Fernández (AF) y Cristina. Por ahora no se observan conflictos entre estos grupos. 
En cuanto al peso de la opinión pública, el Presidente ha crecido y es natural la luna de miel" de comienzos de mandato. Macri, en cambio, ha descendido y le costará mantener una imagen positiva si continúa ausente de la política. El discurso de AF es de fortalecimiento institucional y de cerrar la "grieta". En el discurso del 1° de marzo en el Congreso planteó esta posición. La estrategia en temas críticos aparentemente pasa por Vilma Ibarra y por Gustavo Beliz.
Los frentes de conflicto político están abiertos: campo, aborto, jubilados, Comodoro Py, entre otros. El gobierno va lento en la agenda de transformación productiva. Está en ``modo pausa ́ ́ priorizando cómo se resuelve el tema deuda y procesando el shock mundial. Las tensiones con el campo se podrían haber evitado y la mesa de enlace debería haber seguido negociando.
La orientación diplomática y geopolítica del gobierno sigue confusa. Al eje Evo - Maduro no se lo condena fuerte. Por otra parte, existen buenas relaciones con los países centrales. AF parece conducir la economía, sin injerencias de Cristina.
El poder territorial aún no se ve en un mayor protagonismo de los gobernadores, en general más alineados con AF. Cambiemos ha apoyado medidas legislativas, funciona como una oposición constructiva.
Los cuadros radicales se van posicionando. La UCR participa en Cambiemos y las voces disidentes como la de Alfonsín han cedido. Negri y Cornejo tallan fuerte. Lousteau puede seguir creciendo. Elisa Carrió sigue fuera del sistema pero en cualquier momento reaparecerá y, como siempre, lo hará dominando la escena. La UCR sigue en búsqueda de un liderazgo fuerte para el partido. En el espacio hay muchos dirigentes de peso, pero no surge un referente de consenso que pueda impulsar a Juntos por el Cambio e incluso liderar el frente opositor.
Cambiemos está firme en la oposición aunque con liderazgos poco claros. Pichetto sigue activo. Larreta crece en visibilidad gobernando la ciudad de Buenos Aires, mientras tanto Patricia Bullrich tendrá mayor protagonismo por su posición de presidente del Partido Pro.
Las otras fuerzas políticas de menor protagonismo electoral, dados sus votos del año 2019, no parecen que se vayan consolidar y a crecer. La Cámpora aparece como menos visible aunque desde sus cuadros surgen puestos para el Estado nacional o provincial.
Un trabajo, muy delicado para el gobierno, es cerrar las causas judiciales de la familia Kirchner. La corrupción durante el Kirchnerismo se presenta desde la visión de Cristina como una motivación o capricho de la prensa, de Estados Unidos y de otros actores que han intervenido en el denominado lawfare.
La crisis chilena es un antecedente complejo para la región y para Argentina en particular. El alumno ejemplar ha sido cuestionado de raíz. Esto puede impulsar agendas populistas más corridas hacia la izquierda que desafíen a la economía de mercado.
La elección del año 2021 será clave para fortalecer el modelo y para que AF gane poder interno en la coalición oficialista y también respaldo electoral para disputar la reelección en el 2023.

* Publicado en el Informe Económico Mensual del IAE Business School de Universidad Austral.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar