Lamentable ausencia de nutrientes existenciales

En tiempos donde cuesta cada vez más ser optimista y sembrar la esperanza, ojalá tomemos el hálito de las minúsculas legumbres que robustecen a los suelos y a las personas, lo hacen porque sí, porque la vida interior también demanda de terrenos confortables y de una buena asimilación.
Notas de Opinión 10 de febrero de 2024 Por Adrián Cappone