Panorama político

Locales 10 de enero de 2014 Por
Leer mas ...
LOS ROLES
CAMBIADOS
En política no todo suele ser como parece, existiendo algunas situaciones que suelen provocar cierta confusión. Veamos esta frase: "Crezcamos en tolerancia. Convivamos con nuestras diferencias. Aprendamos que el otro, que piensa distinto, no es un enemigo, sino que es alguien que también puede ayudarte a reflexionar sobre lo que vos pensás. Digamos 'gracias'. Discutamos lo que se deba, pero no nos 'matemos', que no tiene sentido".
¿Usted adivina o imagina quién pudo haber pronunciado esta frase? Sin estirar demás el introito se lo decimos: el intendente Luis Castellano, durante un reportaje publicado en este Diario el último día del año pasado. Bien fresco, reciente. Siempre se ha mostrado como un empedernido dialoguista, buscador de consensos, de acuerdos que permitan conciliar los intereses de la mayoría, lo cual en este tiempo es toda una virtud a considerar.
Sin embargo, la pertenencia de su grupo político es con el kirchnerismo, que justamente pregona todo lo absolutamente opuesto a esos principios. "Aprendamos que el otro, que piensa distinto, no es un enemigo", en mente y boca de un kirchnerista, definitivamente no encaja. O si, pues las diferencias han comenzado a advertirse, y bastante claramente, acompasadas con el fin de ciclo que, según marcan los acontecimientos, se avecina.
El otro ejemplo fue el jueves pasado cuando la visita a la ciudad del titular de ASSA Sebastián Bonet, funcionario del Gobierno provincial. La argumentación utilizada para justificar la escasez de agua potable que tiene Rafaela, pareció sacada de la galera kirchnerista, pues según el planteo la empresa no tiene responsabilidad en la cuestión, sino que es la gente de Rafaela la que malgasta el agua consumiendo en exceso. 
No pareció ser un representante de un gobierno como el socialista-radical  de la provincia, que aunque con aciertos y errores como es común en todos los aspectos, siempre suele manejarse dentro del diálogo y la búsqueda de acercamientos, más allá de las diferencias.
Con la contundente sentencia que en Rafaela se malgasta el agua, no queda prácticamente ninguna alternativa. No importa que la red de distribución sea un colador, ni que las estaciones de bombeo del acueducto a veces manden más agua al exterior que adentro de las cañerías. La argumentación parece sonar a un "arréglense como puedan".
¿Roles cambiados? Tal vez no tanto, porque en definitiva uno sigue actuando en la función pública como lo hace en la vida misma. y muchas veces, saliéndose de los modos y habitualidades que se suelen establecer en los nucleamientos políticos. Que queda visto, no siempre marcan un lineamiento inmodificable.
EL 2015 MAS CERCA
DE LO QUE SE PIENSA
Todos dicen que este 2014 será un año difícil, muy complicado desde una economía que no puede enderezarse, donde la única idea que parece florecer en el Gobierno nacional es aumentar una presión impositiva que ya es récord histórico y al nivel de algunos de los países altamente desarrollados, aunque la contraprestación se servicios sea la de un país bananero.
Sin embargo, y aun cuando pocos o nadie lo admite, la verdadera focalización está puesta en 2015. Sin bucear demasiado, aquí mismo en Rafaela, por primera vez aparece más abierta que otras veces la chance de la intendencia, monopolizada hasta ahora por un  grupo que inició su proceso en 1991 y leva enhebrados hasta ahora  23 años de gestión teniendo como conductores a Omar Perotti, Ricardo Peirone y ahora Luis Castellano.  Este, tal vez el más dialoguista, debe afrontar en su gestión el momento más complicado de todo el período por lo que significa estar atado al kirchnerismo. 
Justamente esa situación, aunque puedan mencionarse algunas fallas estratégicas del armado electoral -el justicialismo concurrió en varios sectores por fuera del partido-, lo llevó en octubre pasado a perder las elecciones legislativas, teniendo ahora por delante el mucho más fuerte desafío de los comicios ejecutivos de 2015, donde seguramente Castellano será el candidato. Dicho esto sin respaldo de ninguna versión, sino por una deducción más que lógica.
Por cierto que cuando se elige intendente es otra cosa, pero el desafío que se viene es grande. La oposición ha crecido, viene de ganar y está cuesta arriba en su entusiasmo. El Frente se consolidó, y aún falta unir allí a la democracia progresista -como dicen que ocurrirá-, sentando por primera vez en la banca a un concejal. El macrismo rafaelino tiene dos concejales en las bancas, logrado en menos de lo que canta un gallo, y mientras siga el empuje de Miguel Del Sel, es para entusiasmarse.
Tres fuerzas aparecen apuntándole a la intendencia. Una, descontando a Castellano que irá por la continuidad, y esta vez, seguramente sin repetir algunas desviaciones estratégicas recientes. Las otras dos, por ahora sin aspirantes muy identificados que digamos -tanto para mencionarlos con nombre propio-, pero andando en esa búsqueda. Frentistas y macristas, saben que sus posibilidades estarán atadas a contar con un buen candidato. Y en eso andan...
Además, se recuerda, y aunque esta vez resigne bastante significación pues estará de por medio la intendencia, se deberán renovar cuatro bancas del Concejo, ocupadas por el oficialista y titular del cuerpo Daniel Ricotti, el parrista Silvio Bonafede, el macrista Hugo Menossi y el radical frentista Luis Telesco.
¿Qué es política de anticipación? No crea que demasiado, de esto se habla.
¿Y LA PROVINCIA?
Sin tantas vueltas, a nivel provincial se habla con menos resguardos. Recordemos que si aquí es importante porque se elige intendente, en la provincia se elegirá gobernador. En el socialismo, el ministro Rubén Galassi -a quien todo el mundo daba como uno de los más firmes para ocupar esa postulación, y además con el respaldo del gobernador Antonio Bonfatti- se despachó prácticamente con una resignación de aspiraciones al decir que el senador Miguel Lifschitz es el mejor candidato, exceptuándose él de esa alternativa.
Justamente, Lifschitz contaba ya con el respaldo de Hermes Binner quien bastante atrás, en 2012, había señalado que no sólo  "era candidato natural sino también candidato obligado". Ahora parece confirmarse, aunque de todos modos desde el sector que lidera el senador Rubén Giustiniani ya se anticipó que presentará candidatos propios en todas las categorías.
En cuanto a los otros nucleamientos, en la columna política del domingo pasado del diario La Capital, se menciona a Miguel Del Sel, Jorge Obeid, María Eugenia Bielsa y Omar Perotti como las cabezas más visibles, aunque allí se dice que no están aprovechando para marcar más presencia en algunas cuestiones muy complicadas para el socialismo.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar