La Casa Azul

Leer mas ...
Por MPC. - Para “sentirse más mexicanos” uno puede intentar utilizar los medios de transporte y recorridos de los lugareños. Tomando el subte uno puede llegar cerca de Coyoacán y luego arribar a la esquina que nos representa a la maravillosa artista Frida Kahlo: la Casa Azul. Este recorrido es muy diferente al de cualquier museo, ya que es la casa en la que Frida vivió junto a su amor Diego Rivera. Mágica por donde se la mire uno encuentra rastros de estos artistas como ser sus pinceles, cuadros, pinturas, la cama en la cual estuvo postrada Frida durante años a raíz de un grave accidente de tránsito, su ropa, zapatos, accesorios, sus originales corset intervenidos artísticamente que le daban un estilo único a aquel elemento que necesitaba para poder mantenerse en pie. Aquí se respira la esencia de la cotidianeidad de esta pareja, y en los cuadros de ella se observan diversos momentos de su vida en los que realizó diversos autorretratos mediante los cuales se pueden comprender los dolorosos momentos por los que tuvo que pasar.
Visitar la Casa Azul permite conocer a una artista y mujer alucinante que no sólo dejó su marca en el mundo del arte con un estilo único, sino también en la historia del país. Diez días antes de su muerte, en 1954, participó en su silla de ruedas en la manifestación contra el derrocamiento, efectuado por la CIA, del gobierno democrático del presidente guatemalteco Jacobo A. Guzmán.

Te puede interesar