Mario Vecchioli hoy cumpliría 110 años

Información General 25 de marzo de 2013 Por
Merecida importancia guarda desde siempre la figura del escritor Mario Vecchioli, quién nació en Sunchales el 25 de marzo de 1903 y murió en Rafaela el 20 de noviembre de 1978. Hoy recordamos su trayectoria.
Cuando las personas dejan una huella profunda e insoslayable en la vida social, por el ejercicio de su profesión, su vocación o por haber puesto en valor su pasión, -como ocurre en este caso- no es fácil comenzar a escribir, porque como todo principio reclama la necesidad de un orden, suele ocurrir con quienes guardan tamaña importancia, que su grandeza otorga prestigio a todo su andar y entonces tanto el comienzo como el orden se vuelven difíciles y algo esquivos. Sin embargo y a pesar de esto, hay una historia y una gran trayectoria por esbozar. Mario Vecchioli dejó algunas huellas inconfundibles en su literatura, su trayectoria y su modo de vivir y sentir. A continuación algunas referencias de aquello que él supo hacer y crear, su escritura y su poesía, su accionar y sus decisiones, que tanto ayer como hoy, inconfundiblemente llaman al respeto y la admiración. 

REFERENCIAS IMPORTANTES
Un 25 de marzo, igual que atestigua su fecha el día de hoy, nacía hace 110 años en la localidad de Sunchales el reconocido poeta santafesino Mario Vecchioli. Tercer hijo y primer varón de una familia de ocho hermanos, sus padres fueron el italiano Antonio Vecchioli y su madre María Lecont de nacionalidad francesa.
En la localidad de Vila cuando corría 1910 cursa su primer grado hasta que su padre tres años después decide llevarlo a Osimo, en la provincia de Ancona. Continúa sus estudios en una de las instituciones más célebres de Italia, el Collegio Convitto Campana, también uno de los más antiguos.
Con motivo de la muerte de su padre cerca de fines de 1920, Mario junto a su hermano Nolfo, se embarcan en el vapor "Formosa" que parte del puerto de Génova, para regresar a nuestro país. Con este hecho también se evapora la intención de los hermanos de estudiar medicina en el viejo mundo. Sin embargo un interesante bagaje intelectual y una sensibilidad predispuesta hacia la literatura y la música, cimentarán los primeros pasos de un largo camino. Parte de este recorrido fue visible en nuestra ciudad desempeñándose en diferentes áreas, asumiendo importantes cargos jerárquicos. Será empleado en Defensa Agrícola, administrativo en la Jefatura de la Policía y en el año 1931 redactor del diario LA OPINION. Vendrá luego su actuación en la redacción y el diseño del libro Bodas de Oro del Club Atlético, del cual fue dirigente varios años y el Album Cincuentenario de la Sociedad Italiana, donde actuará como secretario gerente desde 1932 a 1978. Además se desempeñó como secretario General de la Municipalidad de Rafaela, secretario de Gobierno y Hacienda y director de Cultura y Acción Social y miembro honorario de la Comisión Municipal de Cultura, dentro del ámbito público.

LITERATURA Y PASION
En cuanto a su itinerario literario, sus comienzos datan de los 13 años, por entonces novelas de aventuras en italiano marcaron sus primeros escritos entre los que se encuentran títulos como: “Il terrore del deserto”, “La iena del Sahara”, “Le trigi della sonda”, entre otros.
Publicó ocho libros, entre los que vale mencionar; “Mensaje Lírico”, “Tiempo de Amor”, “La Dama de las Rosas” (1950), “Silvas Labriegas” (1952), “De otros días”, “El sueño casi imposible” (Canto a Rafaela, 1974), “Lugar de tierra nuestra” (Divagaciones de una pipa, 1975), y “Reiteración del Hombre” (1977). El primero tuvo su nacimiento en 1946, y el último en 1977, encontrándose en plena elaboración literaria cuando se produjo su muerte. También sus publicaciones visitaron las páginas de diarios locales y zonales donde Mario daba a conocer cuentos, novelas en forma de folletín y en capítulos. Fue colaborador de revistas literarias, algunas de las cuales fundó, es el caso de “Aleteos” (1943), “Mi revista (1945) y “Revista social” (1939). Además fue autor de numerosas letras a las que se agregó música popular como valses, tangos, foxtrots, canciones litoraleñas y zambas de su autoría.
Obtuvo premios regionales, nacionales y panamericanos. En 1977, la Dirección General de Cultura de la provincia de Santa Fe le adjudicó el premio "José Pedroni", al considerarlo autor de la mejor creación poética, "El sueño casi imposible".
Mario Vecchioli falleció el 20 de noviembre de 1978 en Rafaela.
El homenaje ya existe. Hoy en nuestra ciudad una escuela y una plaza que llevan su nombre abren y renuevan su recuerdo, en un ámbito donde siempre supo desenvolverse, el espacio público como lugar de encuentros vuelve a reescribir su trayectoria tanto hoy como ayer, una vez más y todos los días.

Fuentes: “Mario Vecchioli : Obra poetica édita e inédita” (Tomo I), Rafaela, Municipalidad de Rafaela, 1981. Artículos del diario LA OPINION.

Te puede interesar