Carlos Sainz y el Buggy marcan el ritmo sobre la "armada" MINI

Deportes 09 de enero de 2014 Por
Leer mas ...
Por Víctor Hugo Fux (Redacción LA OPINION). - "Cuando uno tiene algún inconveniente, seguro que aparece otro", había expresado al cabo de la tercera etapa Carlos Sainz (Buggy SMG), en directa referencia al poderío de la "armada" MINI que está compitiendo en el Dakar 2014.
El español había reconocido que estaba luchando "casi en soledad" contra los poderosos rivales, pero se sentía "confiado en darles pelea a los MINI cuando la prueba empiece a transitar por las dunas, un terreno en el que, teóricamente, el Buggy tendría que funcionar muy bien".
Ayer, luego de una jornada que la mayoría de los participantes definieron como "la más exigente" desde que se inició la competencia, el "Matador" apareció en todo su esplendor. Bicampeón mundial de Rally y con una experiencia que le permite afrontar con las mejores expectativas esta nueva presencia en el Dakar, desplegó su enorme talento por los caminos de San Juan y La Rioja, para marcar diferencias en la cuarta etapa, que finalizó en Chilecito.
Y como si no fuese suficiente el triunfo logrado en el parcial, Sainz se proyectó igualmente al liderazgo en la general, que ahora lo tiene en el lugar más encumbrado, seguido por cuatro integrantes del equipo X-Raid, que está representado por una decena de máquinas en esta sexta visita del Dakar a Sudamérica.
Sainz no pudo disimular su satisfacción por la tarea cumplida en la cuarta etapa, pero fue cauteloso en el momento de analizar sus chances. "Son las mismas que tenía al iniciarse la carrera, muy buenas, por supuesto, pero este resultado no cambia absolutamente nada, porque el Dakar recién ha cumplido el primer tercio de su recorrido".
Joan Roma, el español que había capturado la punta en la general en el parcial anterior, tuvo un día complicado, pero en la sumatoria aparece ocupando el lugar de inmediato escolta, a poco más de dos minutos de Sainz, manteniendo bien arriba la bandera de MINI por delante de sus compañeros Nasser Al-Attiyah, Orlando Terranova y Stephane Peterhansel.
El que sigue afianzándose es Federico Villagra, también con un MINI, en su debut absoluto en el Dakar. El cordobés, que ganó veinte títulos en el Rally Argentino y Sudamericano, navegado por Jorge Pérez Companc, llegó a estar puntero en uno de los controles de la etapa, en la que finalizó cuarto, para ubicarse octavo en la general.
También se mantienen en carrera, en una interesante labor, Emiliano Spataro (21º con Duster); Adrián Giacopini (23º con BMW) y Juan Manuel Silva (26º con Mercedes Benz).
Los españoles se reparten el protagonismo en las dos ruedas. Juan Pedrero García (Sherco) se adjudicó el parcial, en tanto que en el acumulado sigue encabezando las posiciones Joan Barreda Bort (Honda), pero ahora seguido a una estrecha distancia por el amenazante Marc Coma (KTM).
Entre los latinoamericanos, el chileno Francisco López Contardo (KTM) se ubica provisoriamente en el podio. Ayer, "Chaleco" fue segundo en el recorrido San Juan - Chilecito, mientras que en la general está tercero, muy cerca de Barreda Bort y Coma, estableciendo los tres una buena diferencia sobre el resto.
Los mejores argentinos son Javier Pizzolito (Honda) y Diego Demelchiori (Kawasaki), en los puestos 32º y 33º, respectivamente, quienes pudieron completar la exigencia, pero quedando a más de cuatro horas de la punta.
La división más castigada fue la de los cuadriciclos, en la que se registraron deserciones y retrasos considerables. El que tuvo un día perfecto fue el chileno Ignacio Casale (Yamaha), quien logró superar todos los obstáculos para marcar al cabo de la etapa una distancia considerable sobre el holandés Sebastián Husseini (Honda), al tiempo que se trepó al liderazgo en la general, desplazando al polaco Rafal Sonik (Yamaha).
Merece un párrafo especial Jeremías González Ferioli (Yamaha), el jovencito cordobés de 18 años, que se sobrepuso a muchas dificultades antes de llegar al campamento riojano en el quinto puesto. Luego de cuatro etapas, se ubica en el sexto lugar en la general, a más de seis horas del líder, pero con la firme convicción de seguir avanzando hacia la tan ansiada meta, el próximo 18, en el puerto chileno de Valparaíso.
Finalmente, entre los pesados del Dakar, el holandés Gerard De Rooy (Iveco) hizo doblete, al quedarse con los mejores tiempos en la etapa y en la general, ampliando la brecha en esta última a más de 36 minutos sobre su compatriota Marcel Van Vliet (MAN).
De Rooy superó por apenas un minuto y medio al ruso Andrey Karginov (Kamaz) en el tramo San Juan - Chilecito y por más de nueve a otro representante de la misma nacionalidad, Eduard Nicolaev, también con Kamaz.
Tras completarse poco más de un tercio de carrera, por los kilómetros recorridos, De Rooy se va perfilando como el rival a vencer entre los camiones, pero sus seguidores no se resignarán hasta que se complete la travesía de esta maratónica prueba.
El trinomio argentino integrado por Gerardo Del Zotto, Andrés Memi y Patricio Aguirre (MAN) ocupa el 23º puesto en la general, de acuerdo con la clasificación suministrada oficialmente a la hora 21:00.

 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar