Venezuela se prepara para ofensiva anticrimen

Internacionales 09 de enero Por
TRAS HOMICIDIO DE ACTRIZ EXREINA DE BELLEZA
CARACAS, 9 (AFP-NA). - El doble asesinato con saña de una reina de belleza y su pareja en una carretera turística conmovió a Venezuela, uno de los países más violentos del mundo, cuyo gobierno discute desde ayer un plan de emergencia contra el crimen.
Mónica Spear, de 29 años y actriz de la cadena estadounidense Telemundo, y su pareja, Thomas Henry Berry, de 39 años, fueron acribillados a balazos dentro de su automóvil la noche del lunes, mientras la hija de ambos, Maya, de cinco años, resultó herida de bala y se encontraba este miércoles en condición estable.
Los asesinos "llegaron y los masacraron", explicó el presidente Nicolás Maduro al relatar lo sucedido a la finalista de Miss Universo 2005 y a su pareja, un venezolano nacido en Gran Bretaña y responsable de una agencia de turismo de aventura.
Según la reconstrucción, el vehículo de Spear y Berry cayó en una emboscada con fines de robo, ya que se detuvo tras golpear un objeto colocado sobre la autopista de Puerto Cabello (en el Caribe) a Valencia, la tercera ciudad venezolana.  
En un país partido por las divisiones políticas entre chavistas y antichavistas y donde surgen polémicas por las diferentes cifras de inseguridad que manejan organizaciones no gubernamentales y las autoridades, el presidente pidió que no haya explotación política de este caso.

UNA POBLACION ATRINCHERADA
Las cifras de inseguridad se han multiplicado por cuatro en los últimos años, llevando a los venezolanos a atrincherarse en sus casas a la caída del sol, excepto un puñado de sectores donde permanecen restaurantes y cafés abiertos. 
"Ya ni salgo (...) Cuando tengo actividades nocturnas, prefiero acordar con dos o tres amigos (e) irnos en un solo carro", relata la actriz Elba Escobar en la manifestación de repudio a la violencia este miércoles.
Cerca de ella María Arteaga, de 41 años, observa como ascienden los globos blancos lanzados por los manifestantes, mientras admite tener "miedo de ir al banco, al restaurante, de salir de mi casa" y reconoce que incluso dejó de visitar a sus padres por la frecuencia de los robos en la zona en que viven.
Los asesinatos en Venezuela, -según la mida el gobierno o las ONG-, van de 39 a 79 casos al año cada cien mil habitantes, cifra esta última que sería la segunda más alta del mundo.

Te puede interesar