Elevada temperatura política en verano

Locales 06 de enero de 2014 Por
Leer mas ...
Extrañas conductas tuvieron las juezas rosarinas ante el asesinato del presunto jefe narco Luis Medina. La jueza de turno que debía intervenir, Dra. Maria Luisa Pérez Vara aún tiene que contestar el teléfono; quien tomó el caso en su lugar, Dra. Raquel Cosgaya dirigió las acciones policiales precisamente por teléfono; y la magistrada que tiene actualmente el caso, Alejandra Rodenas en un alarde de celeridad procesal dice que aun no cuenta con las actas para decir quién firmó la cuestionada orden de que la notebook fuera desbloqueada por funcionarios del área de Tecnología del Ejecutivo.
Fue así como la Dra. Raquel Cosgaya ordenó -telefónicamente- que la Policía periciara la computadora portátil “Macintosh” de Apple hallada en la habitación -junto a una cámara fotográfica- del hotel donde se alojaba el asesinado “empresario” Medina. Al no contar con los conocimientos técnicos, no poder ser desbloqueada por los peritos de la Policía provincial, la Fiscal de Cámara suscribe el acta donde se autoriza el desbloqueo de la computadora por parte de especialistas del Poder Ejecutivo
De inmediato, y en horas de la medianoche el secretario de Tecnología de la provincia Javier Echaniz, intentó desbloquear el aparato en la sede policial y ante numerosos testigos, tarea que resultó vana por carecer de los programas necesarios, lo cual derivó que se trasladara la Ultrabook hasta esta capital donde, siempre ante testigos, fue finalmente habilitada para que la Policía pudiera hurgar en su disco rígido la información necesaria.
Finalmente, y ante el escándalo suscitado porque un funcionario político con conocimientos técnicos había tenido acceso a la prueba a pedido de la Policía y ante testigos (unos nueve aseguran del Gobierno) que firmaron las actas correspondientes, la actual jueza del caso, Alejandra Rodenas pidió que la máquina sea peritada recién este lunes (podrían haberlo hecho antes) por expertos de Gendarmería.
En el Poder Ejecutivo están tranquilos porque, tal como dijo la propia magistrado Rodenas, "si se manipuló información de la computadora de Luis Medina, va a surgir de la pericia" (que haga Gendarmería) dejando en claro que la prueba "está preservada" desde que ella tomó la causa.
Hasta aquí el relato mas o menos objetivo de los hechos según las fuentes consultadas. Las derivaciones políticas surgieron inmediatamente se supo que el funcionario del área de Tecnología del gobierno Javier Echaniz metió mano en la famosa Ultrabook del asesinado Medina.
El diputado peronista Héctor Acuña fue el primero en decir que "es inadmisible que hayan puesto la computadora de Luis Medina en manos de un funcionario provincial", agregando que "se ha contaminado una de las pruebas fundamentales del crimen" del empresario vinculado al negocio narco.
En cambio para un diputado radical sureño “el que mínimamente sepa de computadoras entiende que en una Mac (y en las demás también) todo queda grabado”; agregando que “los mismos que se quejan de que hace falta control político, cuando un funcionario político actúa, ponen el grito en el cielo”.
El senador radical Lisandro Enrico no cree que lo ocurrido sea un hecho grave: “es normal que un funcionario político o un privado profesional haga una tarea técnica cuando la Policía no tiene cómo hacerlo. Convengamos que la jueza de turno ni atendió el teléfono y cuando llamaron a la otra jueza no se hizo presente al lugar para ordenar alguna medida”
El Presidente de la Cámara de Diputados Luis Rubeo citará, por iniciativa del diputado del PPS Oscar Urruty, a una reunión en presidencia al Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia para que “el señor Ministro brinde a todos los diputados las explicaciones acerca de la participación del Gobierno Provincial en la realización de pericias en la computadora perteneciente al señor Luis Medina asesinado en la ciudad de Rosario el pasado 29 de diciembre, hombre presuntamente vinculado con el narcotráfico y según informaciones periodísticas sospechado de tener algún grado de participación en el atentado a la casa del gobernador", señaló.

POLITICA A LA HORA DE LOS BRINDIS
No se disipaban aún los efectos del efluvio etílico de fin de año cuando el Ministro de Gobierno Rubén Galassi dio el primer titular político del año autoexcluyéndose de la puja por la Gobernación en el 2015 y proponiendo para disputar la sucesión de Bonfatti al actual senador Miguel Lifschitz: “el mejor candidato que tiene el socialismo para los comicios de 2015 se llama Miguel Lifschitz”, disparó Galassi consciente -o no- del efecto político que semejante declaración tendrá para el postulado.
Lifschitz se consideraba hace dos años atrás el heredero natural de Hermes Binner cuando este decidió que su Ministro de Gobierno Antonio Bonfatti ocupara la poltrona de Primer Mandatario; lo cual, convengamos, en su momento irritó también a los socios radicales que acusaron a Binner de no respetar un acta de alternancia oportunamente firmado.
Trocada su candidatura a Gobernador por la senaduría por el Departamento Rosario, el dos veces Intendente de esa ciudad Miguel Lifschitz comenzó a caminar la Provincia presentando el Consejo Económico y Social, excusa para hacerse conocer y afianzar su identidad de futuro gobernante comprometido con la producción sustentable dentro del marco social; pero a poco de caminar advirtió que desde el Ejecutivo podían llegar a tener otros planes para el 2015, toda vez que el Primer Ministro Rubén Galassi comenzó a recorrer pueblos y ciudades entregando viviendas, otorgando subsidios, planes de obras y todo aquello que normalmente no suele hace un funcionario por más rango que tenga si no es para proyectarse de acuerdo con los manuales de estilo de la política.
De todos modos, en reiteradas ocasiones Galassi nos confesó que no estaba entre sus planes ser candidato a Gobernador, y que no se sentiría cómodo haciendo campaña; pero las imágenes y las señales fueron más fuertes. Hasta que el propio Bonfatti lo ubicó en la línea sucesoria para desazón de Lifschitz y de un grupo de dirigentes radicales que no quieren al cordobés naturalizado rosarino Galassi como candidato del FPCyS para el 2015; pero que de todos modos -aún siendo Lifschitz- prometen ir a las PASO con candidato propio: Mario Barletta.
Seguramente para evitar que la sangre llegue al Río a dos años vista y con un 2014 plagado de dificultades (“acá pareciera que nadie toma en serio que al Gobernador le tiraron 14 balazos en su casa y que podían haberlo matado”, nos dijo Galassi después de sus declaraciones a El Litoral sobre la candidatura) el Jefe de Gabinete cortó por lo sano y se autoexcluyó de la grilla de candidatos proponiendo a cambio un histórico diálogo dentro del Frente para evitar las internas y llegar a las urnas del 2015 con una fórmula consensuada con la UCR.
Por lo visto, ni los 55 grados de sensación térmica de este verano canicular detendrá a los políticos.

Te puede interesar