De visita por Alemania

Deportes 09 de octubre de 2019 Por
Leer mas ...
FOTO NA LAUTARO MARTINEZ./ Buscado por los hinchas en Dortmund.
FOTO NA LAUTARO MARTINEZ./ Buscado por los hinchas en Dortmund.

Este año el calendario de la Selección Mayor, estuvo cargado, pero todavía no terminó y en el caso de la jornada de hoy, el obstáculo será de gran magnitud; visitar a los alemanes, es a priori, un desafío de alto riesgo por obvias razones del gran nivel de su fútbol, con el componente de una historia de contrastes, que hemos padecido en las últimas décadas.
Ambos combinados llegan en distintas etapas de preparación para el inicio de las Eliminatorias con vistas al mundial de Qatar y para otras competencias que paralelamente, tendrán que afrontar. Los europeos no deberán descuidar la tarea de meterse en la próxima edición de la Eurocopa a disputarse el próximo año, con un inédito formato de 12 sedes en diferentes puntos del viejo continente y al cual se arriba por el proceso de clasificación tradicional y el agregado de 4 plazas que se entregaran a través de la nueva Liga de las Naciones de la UEFA, una gigantesca competencia de la que participan 55 naciones.
En este menester se encuentra abocado el seleccionado que dirige Joachim Low, mientras que su colega, Lionel Scaloni, debe atender varios frentes en paralelo; en marcha el proyecto de renovar la plantilla para los próximos eventos, un trabajo que allende las críticas, ha generado un cierta empatía con los aficionados, el reemplazo de Lionel Messi, inhabilitado por la Conmebol hasta fin de año y esta coyuntura que debió atender subordinando sus propios intereses, al no citar a los jugadores de River y Boca que se encuentran en plena serie de semifinales de Copa Libertadores, componen un panorama complejo, que le impone caminar con equilibrio para no enfrentarse con los popes de la dirigencia del futbol doméstico.
Sin embargo y admitiendo que las ausencias de los jugadores con mayor impacto mediático, le quitan bizarría a este choque de campeones del mundo, la instancia resulta muy atractiva para seguir observando el proceso de maduración en la alta competencia de selecciones, a los sucesores de la generación dorada y a un entrenador, que se fue consolidando con el correr de los partidos y el compromiso de muchos de sus dirigidos.
Esta prueba calificada en la ciudad de Dortmund, será de conclusiones relativas por las numerosas bajas en el combinado nacional. No estarán los arqueros titulares, Franco Armani y Esteban Andrada, se quedaron en Buenos Aires para evitar que estas exposiciones, los condicionen en la revancha de Libertadores del 22 de éste mes, por similares motivos, otros nombres que habían comenzado a ganar un lugar en la preferencia del técnico, tampoco estarán disponibles en esta gira, el Chino Martínez Cuarta y Sebastián Palacios, llamados a pelear por un puesto entre los titulares del modelo 2020 y que hoy son claves en la estructura de River y por último, Alexis Mc Allister, artífice de la solidez que muestra el Boca de Gustavo Alfaro, al igual que sus colegas Millonarios, fue abarcado por la piadosa medida de Scaloni.
Es decir, el entrenador nacional, ha resignado horas de trabajo y partidos de primera línea, sobre todo el de esta jornada en Alemania, para no entablar una polémica, de la cual, hubiera salido magullado, si se toman en cuenta, las tensiones que los pesos pesados del fútbol argentino, viven por estas horas y que se prolongaran hasta que se resuelva, quién será finalista del principal certamen de equipos de nuestro continente. Una medida con sentido común más que una manifestación de debilidad.

OTAMENDI Y ROJO, PARTE DE UNA RESISTENCIA
En la noche de Alemania solo dos piezas serán reconocibles de esos tiempos, donde conseguir una oportunidad, era poco probable, tal el blindaje de las convocatorias de los anteriores técnicos. Nicolás Otamendi, todavía en el City de Guardiola y Marcos Rojo, otro sobreviviente en la Premier League y en el United, le pondrán su impronta de personalidad, a un equipo con señales de improvisación, fruto de todas las contingencias que Scaloni, debió sortear para componer una formación robusta.
Otra ausencia sentida será la de Lo Celso qué debió desertar por una lesión, desafiando al entrenador, a una suplencia poco frecuente, ya que el ex jugador de Rosario Central, ha sido elegido con frecuencia para jugar en una posición diferente, más retrasada en el esquema táctico, pero que cumplió con solvencia, jugando con la casaca albiceleste.
En consecuencia, el equipo no confirmado por Lionel Scaloni, mostrara una fisonomía, casi irrepetible con Roberto Pereyra y el Huevo Acuña, acompañando desde los laterales a Leandro Paredes, indiscutible patrón del medio juego y uno de los referentes de esta renovación.
Claro que, si analizamos los recursos ofensivos, vamos a encontrar a casi todos los elementos, que hoy describen la apuesta del técnico, Rodrigo De Paul, Lautaro Martínez y Paulo Dybala, se han convertido en una marca, a la que solo habría que engarzar en el futuro, a Lionel Messi.
Se vuelven a juntar dos potencias del mundo del fútbol y eso, nos estimula todos….
(Néstor Clivati, Para LA OPINION).

Te puede interesar