Editorial

La Palabra 12 de octubre de 2019 Por
La pasión

580-x-100-FA-MM

Ser músico es hacer música. Eso supera holgadamente el consabido concepto de considerar que la actividad es el arte de combinar los sonidos. Supone una formación sólida, saber emprender, ligarse al instrumento, tener talento, ubicarse en la escena, ser protagonista, no estereotiparse demasiado, capacitarse siempre, intentar y creer, tener referentes sólidos, apostar al futuro. Seguir siendo y haciendo en cada paso. Y escuchando a nuestro entrevistado, consideramos que no hay manera de abordar la conjugación de sonidos sin pasión. Es parte de los ingredientes de un buen intérprete.

Raúl Alberto Vigini

[email protected]

Te puede interesar