Convivencia coral en Cerro Colorado

Información General 04 de octubre de 2019 Por
CORAL TIEMPO
FOTO PRENSA CORAL TIEMPO// INTEGRANTES./ La agrupación rafaelina que realizó experiencia en las sierras cordobesas.
FOTO PRENSA CORAL TIEMPO// INTEGRANTES./ La agrupación rafaelina que realizó experiencia en las sierras cordobesas.
En reciente parte de prensa la “Coral Tiempo ”, formación que cuenta con 21 años de trayectoria ininterrumpida y en el que ha cumplido su objetivo simplemente expresándose a través del canto, participó el 27, 28 y 29 de septiembre pasado de una Convivencia coral en Cerro Colorado 2019, Córdoba, organizado por Pueblo Coral, un proyecto iniciado por un grupo pequeño de Músicos incluido Roberto Chavero, hijo de Atahualpa Yupanqui.
El desarrollo del encuentro contó con la participación además de Coral Tiempo del Coro Municipal de Sacanta, el Municipal de Las Higueras y el Municipal de La Laguna (todos del interior cordobés).
Las dos primeras jornadas tuvieron visitas guiadas a las pictografías del Cerro Colorado, realizadas hace muchos años por los Pueblos originarios, a las construcciones de los pueblos originarios de la zona, los sanavirones, el arroyo que corre al pie del Cerro Colorado que como centinela se encuentra en todos los planos.
Se almorzó en La Cantina La Salamanca, el clásico locro y la humita hecha en una olla gigante.
El concierto en la pequeña Capilla construida por los lugareños con sus propios esfuerzos, llamada Nuestra Señora de Guadalupe tuvo un tinte especial, pues ahí se sintió por primera vez el espíritu de Atahualpa al estar presente el hijo de Yupanqui, Roberto Chavero, quien primero escuchó los coros y luego interpretó temas de su padre y de su Madre Nenett.
En la cena se disfrutó además de canciones aportadas por directores de los coros y algunos integrantes.
El broche de oro de la jornada fue el día domingo donde se asistió a la Casa Museo Atahualpa Yupanqui y Agua escondida, lugar elegido por Don Ata y su esposa Nenett para vivir sus últimos años. Allí cada coro ofreció su canto primero para luego finalizar uniendo sus voces en la tan descriptiva obra de Atahualpa “La Chacarera de las Piedras”. 
El informe remitido por la agrupación coral ofrece también algunas reflexiones de sus integrantes, las que a continuación se detallan:
Lugar de mucha Paz donde nos olvidamos de todo, llegar hasta allá arriba y sentir tocar el cielo con las manos. Cantarle al hijo de Atahualpa, fue lo más…, escuchar las anécdotas de su padre tan ricas….
Resumo todo en una sola palabra… Maravilloso. 
Una experiencia única, tuve la oportunidad de conocer a Don Ata, un gran músico y poeta y sin duda Cerro Colorado guarda su mística. Compartir el canto en ese pueblito me sentí unida al paisaje, a los cerros, a los amigos en el canto, aprendí de la sencillez, y humildad. Cantar la Zamba del Grillo, creo que nos hizo temblar el corazón y Atahualpa nos aplaudió desde el cielo…
Entorno sentimental, artístico y poético, lleno de la presencia de Atahualpa en su espíritu y de la presencia física de su hijo Roberto Koya Chavero.
Visitar la casa de Atahualpa, conocer su historia que desconocía, descubrir nuestra cultura, todo me lo llevo para compartirlo con otras personas, mi familia, las canciones, los momentos, el lugar, me hicieron acordar de mis abuelos, lo disfruté muchísimo. El mejor encuentro desde lo vivido, lo aprendido, lo compartido tan importante en la vida.
Muy enriquecedor a nivel musical, cultural, humano. Conocer otros coros, me traje mucha información, mucho aprendizaje que no siempre lo aprendés en los libros, se aprende yendo al lugar, conociendo la historia en vivo y en directo que eso es impagable. Realmente fue convivencia caminando, escalando cantando, nos conocimos nosotros mismos y conocimos a los otros. Viaje muy enriquecedor.
Encanto, historia, muchos misterios que allí quedan por descubrir. Deseo regresar algún día a seguir disfrutando de su encanto… no por nada fue el lugar elegido que cobijó a muchos de nuestros antepasados y que también lo fue para este gran referente de nuestro folclore: Don Ata.
Resumiendo un Encuentro especial ante otros por la posibilidad de compartir espíritus, sentimientos, amigos, presencias y que como le dice el Lema : “Que la música nos siga juntando y que el viento desparrame su alegría por todos lados” , queremos compartirlo con la comunidad rafaelina toda.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar