PARQUE NACIONAL LOS CARDONES

SUPLEMENTO RURAL 03 de octubre de 2019 Por
Leer mas ...
IMG-20190926-WA0036

580-x-100-FA-MM

Por ING. María Paula Berta

La semana pasada tuve la posibilidad de visitar este Parque, aunque ya lo había hecho en otras ocasiones, esta vez la sorpresa fue muy grande. Nos encontramos con un parque lleno de Cardones con una prolijidad y un respeto por este protagonista digno de nuestra atención y por lo tanto estoy acá para transmitírselo a ustedes e invitarlos a visitar nuestro noroeste que está muy pero muy bello, amerita una visita urgente.
PARQUE NACIONAL LOS CARDONES
El Parque Nacional Los Cardones es un refugio para el cardón, un cactus endémico de la Región Norte de la Argentina. También resguarda el entorno natural, pinturas rupestres y huellas de dinosaurios.
Legalmente parque y reserva nacional Los Cardones se encuentra cerca de la localidad de Payogasta en la región centro-sur de la provincia de Salta en Argentina. Dista aproximadamente 100 km de la ciudad de Salta y fue creado el 20 de noviembre de 19961​ y posee 64 117 ha, con altitudes de entre los 2600 msnm en el sur del valle de Tonco hasta los 5226 msnm en el cerro Negro o Malcante. El parque nacional toma su nombre de la gran cantidad de ejemplares de cardón o pasacana (Trichocereus pasacana), una especie característica de los valles interandinos del sur de Bolivia y norte de Argentina y de Chile.
En el parque nacional se encuentran restos paleontológicos de importancia, como huellas de dinosaurios de 70 millones de años de antigüedad. Estas huellas son objeto de estudio para científicos. También hay pinturas rupestres.
CREACION: El proyecto de creación del parque nacional comenzó en 1986, cuando se firmó un convenio entre la provincia de Salta y Administración de Parques Nacionales para llevar adelante la creación del parque nacional, pero fue esbozado en 1988 y tuvo los objetivos siguientes:2​
proteger la flora, fauna y bellezas paisajísticas representativas de biomas andinos: monte, pastizal de altura, prepuna, puna, altoandina;
representar los ecosistemas del gradiente altitudinal y sus procesos ecológicos;
proteger singularidades y valores especiales (bosque de churqui, cardonal, monte occidental, humedales, geología), y especies amenazadas (guanaco, etc.);
Proteger el patrimonio cultural prehispánico presente en el área protegida;
Posibilitar la investigación científica;
Contribuir al desarrollo turístico de los valles Calchaquíes.
CLIMA: La mayor parte del área tiene un clima netamente árido: seco y cálido con temperaturas medias de 11 °C en invierno (con mínimas levemente por debajo de 0 °C) y de 18 °C en verano (con máximas de 30 °C). Las precipitaciones son escasas, el promedio anual no supera los 200 mm. y esto solamente en la época estival del año (noviembre a marzo) donde se producen más del 90% de las precipitaciones, no llueve lo mismo en todos los lugares y no todos los años llueve la misma cantidad. Excepcionalmente ocurren nevadas en la parte más baja del área (2700 m.s.n.m.) donde la temperatura anual varía entre los 9º y 10 °C. Ya sobre los 3500 m.s.n.m. en las serranías del Este se producen precipitaciones en forma de granizo.
TOPOGRAFIA: Se encuentran tres tipos de ambientes: el de sierra, con relieve pronunciado de todas las serranías y cerros aislados; el de piedemontes y bajadas, que presenta superficies suavemente inclinadas, preservadas de la acción activa de aporte fluvial y superficies sometidas al desgaste y aporte de sedimento fluvial; y el de las depresiones, que corresponde a las partes bajas del relieve donde hay aporte continuo de material fino transportado por el agua.
SUELO: El ambiente serrano se caracteriza por la presencia de suelos que presentan abundante afloramiento de rocas consolidadas y no consolidadas, encontrándose por orden de dominancia: suelos pedregosos someros; suelos de textura media a fina y suelos pedregosos profundo
FLORA Y FAUNA: Es importante la diversidad de especies de cactus, entre ellos el pequeño espino Echinopsis cinnabarina
La fauna incluye algunas especies raras o amenazadas, como el gato de pajonal o los zorros colorados y grises. Son frecuentes los guanacos, los chinchillones y los piches o armadillos.
El parque presenta una gran variedad de aves y fue definido como una de las áreas importantes para la conservación de las aves en Argentina.
¿Qué ES EL CARDON?
El Cardón es la especie emblemática que da su nombre al parque. Es una cactácea con la típica forma de brazos en candelabro que puede medir hasta 10 m de altura. Se lo aprecia en las laderas de los cerros, particularmente en las Cumbres del Obispo y en zona del Tin-Tin hasta una altura de unos 3.200 m.
El cardón (Trichocereus atacamensis) anteriormente se lo denominaba Trichocereus pasacana, pero los especialistas han acordado que el nombre correcto es el de T. atacamensis.
Su nombre popular es pasacana, originado en la apariencia de sus frutos que están recubiertos de una pelusa blanca ("pasa" = fruta y "cana" = pelo blanquecino).
Tiene características muy especiales:
Su longevidad: su vida promedio excede los 250 años.
Sus espinas: cubren totalmente su tronco y miden hasta 30 cm de largo. Los lugareños los usan para tejer la lana de las llamas.
Sus flores: los cardones florecen cuando llegan a la madurez reproductiva, a los 40 o 50 años de edad. Sus flores blancas duran muy pocos días y al secarse dan origen al fruto del cardón (la pascana), que genera miles de semillas que darán origen a la siguiente generación de cardones.
Su tronco: es usado por aves y roedores como refugio y su fruto como alimento para los animales.
Su madera es muy útil en la Puna ya que se usa para vigas, puertas, postes para corrales y, ahuecado, como el cuerpo de los bombos que pregonan el carnaval. Su uso está controlado para así proteger la especie.
Curiosidades del Cardón
Crece en promedio entre 1 y 5 cm por año.
Su fruto, la pascana, contiene unas 80.000 semillas de las que en promedio sólo una semilla germinará al amparo de la jarilla.
Provee agua durante la estación seca invernal: Entre Junio y Septiembre el Carpintero de los Cardones (Melanerpes cactorum) -ver foto abajo- taladra los troncos y bebe la savia que fluye de las perforaciones. Esto beneficia a otras especies de aves que aprovechan los agujeros para alimentarse con la savia.
PUEBLOS ORIGINARIOS Y CULTURA
El área ocupada por el parque fue en tiempos prehispánicos un lugar estratégico ya que era el paso obligado entre los Valles Calchaquíes y el Valle de Lerma. También fué zona de pastoreo de los pobladores originarios.
Luego, a mediados del siglo XV, la ocupación inca del oeste andino argentino creó una red de caminos (Camino del Inca) que pasaban por la comarca cimentando el control político y comercial del Noroeste con el centro del imperio en Cusco, Perú.
Los españoles durante la conquista penetraron los Valles y luego de cruentos enfrentamientos durante las Guerras Calchaquíes, sometieron la región en el siglo XVII.
LEYENDA DE LA PASCANA
El cardón que domina el paisaje es también conocido como pascana, nombre originado en una leyenda nativa de la zona:
Pasacana era la hija de un cacique inca (o Curaca) y enamorada de Kehuaillu, al no obtener el permiso paterno para casarse con su amado, huyó con él. Perseguidos, imploraron a Pachamama su protección.
Esta, generosa, los cobijó con su cálida tierra e hizo brotar de la misma a Kehuaillu transformado, enfundado en un poncho de color verde, dentro del cual abrazaba a su amada Pasaksana: el cardón.
Cada vez que la joven desea ver el hermoso paisaje de la comarca, para evitar ser reconocida, se asoma, transformada en la bellísima flor blanca del cardón.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar