Fue declarado ciudadano ilustre en Lanús

Información General 02 de octubre de 2019 Por
“Gracias por este mimo al corazón”. El cantante tropical lo comunicó a través de un posteo en las redes sociales. “Siempre es hermoso volver a casa”, dijo sobre la localidad en la que nació.
La municipalidad de Lanús declaró ciudadano ilustre a Ezequiel Cwirkaluk, popularmente conocido como El Polaco, después de que el cantante tropical brindara un show en la localidad en la que nació y se crió.
El anuncio lo hizo el propio artista en su cuenta de Instagram, red social en la que tiene casi un millón y medio de seguidores, con quienes comparte fotos de sus recitales, su rutina, de su intimidad y su familia.
“Siempre es hermoso volver a casa. Gracias por este mimo al corazón. Estoy muy feliz”, escribió el participante del Bailando 2019 junto al decreto que recibió el último fin de semana.
El mismo está firmado por el intendente municipal Néstor Osvaldo Grindeti, el secretario jefe de Gabinete Diego Kravetz, la secretaria de Cultura y Educación Thelma Vivoni, y el jefe de departamento de Ceremonial Marcelo D. Eguia.
“Declárese Cuidadano Ilustre al señor Ezequiel Iván Cwirkaluk en ocasión de su visita y participación de las festividades conmemorativas del 75° Aniversario de la Autonomía Municipal de la Ciudad de Lanús”, indica el documento que recibió El Polaco y cuya publicación obtuvo casi 10 mil likes.
El ya consagrado cantante de cumbia es padre de Sol (fruto de su relación con Karina La Princesita) y Alma (de su relación anterior con Valeria Aquino). Actualmente está de novio con Barby Silenzi, de quien fue compañero del Bailando 2018. Y en la edición de este año forma pareja con Noelia Marzol.
Sin embargo, antes alcanzar la popularidad y la fama afrontó una vida complicada que incluyó un paso por un internado debido a que su madre no podía mantenerlo.
Su padre era adicto al alcohol y a las drogas, tenía una fábrica de aberturas, y su madre era ama de casa: “Hasta mis cinco años estuvimos bien, pero después mi papá perdió todo, nos quedó sólo la casa y él estuvo internado. Mi vieja nos tuvo que bancar con 150 pesos que cobraba de un plan. Vivíamos del trueque y de vender lo que teníamos. Pero empezó un infierno en mi hogar y crecí de golpe”, contó hace un tiempo en una entrevista.
Al tiempo, su su madre se enfermó: “Tenía que estar detrás de una persona a la que por su estado no le importaba nada. Yo a los siete años tenía gastritis, en lugar de pensar en pasear con mis padres, tenía que acompañar a mi mamá a buscar a mi viejo a los bares”.
La situación lo hizo actuar como un adulto y sintió la responsabilidad de cuidar a su familia, ya que era el hermano mayor. “Seguí estudiando, pero no teníamos un mango. A mis diez años mis padres se separaron. Mi mamá estaba desbordada tratando de mantenernos, porque con cuarenta años y sin el colegio, no es fácil conseguir trabajo”.
Entonces, tomó una importante decisión con el fin de alivianar el trabajo de su madre. “A los 13 me interné en un centro de rehabilitación en Córdoba para que mi mamá no se tuviera que ocupar de mí. No tenía adicciones, pero no quería molestar en mi casa”.
Seis meses después, salió "hecho un hombre". "Entendí que las etapas que había quemado de chico no volverían, así que volví a la casa de mi vieja dispuesto a salir adelante".
Retomó el colegio y comenzó a incursionar en el mundo de la música y aprendió a tocar el bajo, la guitarra y la batería de manera autodidacta. “De un día para el otro empecé a cantar y a los 17 firmé mi primer contrato y desde entonces no paré. Siento que Dios me ayudó”, indicó El Polaco sobre sus inicios.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar