Mársico desafió el veto y el jueves se vuelve a votar la Ordenanza

Locales 01 de octubre de 2019 Por
Se trata de la Ordenanza 5116 que fue sancionada el último 22 de agosto y contempla la retención de vehículos estacionados en lugares públicos que no cuenten con la chapa patente reglamentaria. El Ejecutivo vetó de manera total la norma y en la reunión de comisión de este lunes se le volvió a dar despacho a la norma bajo el “proceso de insistencia”.
FOTO PRENSA CONCEJO CONCEJO. Se trataron varios temas puntuales en la reunión de comisión de este lunes por la mañana.
FOTO PRENSA CONCEJO CONCEJO. Se trataron varios temas puntuales en la reunión de comisión de este lunes por la mañana.

580-x-100-FA-MM

En la reunión de comisión de este lunes el Concejo volvió a tratar la ordenanza 5116 impulsada por el concejal Lisandro Mársico, que establecía la retención de todo vehículo estacionado y que no tenga la chapa patente reglamentaria.
La Ordenanza 5116 contemplaba la modificación del Código de Tránsito en el punto B) 4 del artículo 65º de la Ordenanza Nº 2969, a los fines de que se proceda a retener, los rodados que se encontrasen detenidos o estacionados en la vía pública en condiciones de circular y que no posean las chapas patentes reglamentarias.
Si bien la norma otorgaba a la autoridad competente municipal la atribución de retener los vehículos cuando se configura uno de los supuestos enumerados en ella, carece de claridad respecto a las condiciones en que deben encontrase los vehículos al momento de ser detectados en infracción, había argumentado Mársico en el concejo.
La Ordenanza había sido aprobada con seis votos positivos –es decir toda la oposición- y las abstenciones de los oficialistas Jorge Muriel, Evangelina Garrappa y Silvio Bonafede.
Inmediatamente conocida la aprobación por parte del Concejo, el Ejecutivo decidió a través del decreto N° 49619 vetar de manera total la Ordenanza 5116, fundamentando la decisión, en que el análisis no es solo comparativo con la Ley de Tránsito sino sobre todo con las garantías constitucionales, específicamente la de libre tránsito o de libre circulación, esa libertad individual en caso de ser restringida por alguna Ordenanza o Ley, debe tener sólidos fundamentos y responder a un principio de razonabilidad en el poder de policía del estado para proceder a la retención de vehículos en esas condiciones.” Pretendemos analizar si la Ordenanza podría ser susceptibles de planteos de inconstitucionalidad o generar situaciones de responsabilidad  del Estado a futuro”, había manifestado el fiscal municipal Daniel Frutero.

“PROCESO DE INSISTENCIA”
Ayer, Lisandro Mársico, entendiendo que los argumentos del Departamento Ejecutivo Municipal no son sólidos y están erróneos volvió a tratarla en comisión haciendo prevalecer el “proceso de insistencia”.
“Los considerandos no estaban a mi entender correctos y traté de desvirtuar en el buen sentido de la palabra las afirmaciones del fiscal que creo se pueden contraponer desde el punto de vista legal. Con lo que tiene que ver con la aplicación no existe ningún inconveniente desde lo administrativo para su implementación, así que quise avanzar entendiendo que es una medida importante por todo lo que ya está expuesto en la ordenanza”, manifestó el demoprogresista al sustentar su decisión de volver a presentar la ordenanza tal cual fue vetada.
Uno de los párrafos significativos del proyecto de resolución impulsado por Mársico señala que. “la Ley Nacional de Tránsito es una Ley Federal, que al ser incorporada al ordenamiento local a través de una Ordenanza de adhesión, pasa a ser una norma local, que el Concejo Municipal está facultado a modificar. El supuesto que nos ocupa, queda claramente incluido en el Artículo 2° de la Ley N° 24.449, cuando exige que en ningún caso las vías de excepción implique un régimen de de sanciones administrativas o penales más benigno que el dispuesto en la mencionada norma nacional y su reglamentación”.
Lo concretó es que en la sesión de este jueves y de acuerdo a lo expresado en la reunión de comisión de este lunes, estarían los votos necesarios para aprobar nuevamente la ordenanza en cuestión, ya que desde hace un par de años, la oposición cuenta con una “mayoría especial“.
De darse esto, sería la primera vez en décadas que la oposición ratifica su postura y rechaza un veto.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar