Detenidos en el marco de una riña

Policiales 29 de septiembre de 2019 Por
Un joven de 18 años de edad y un menor de 16 años, fueron detenidos al iniciarse actuaciones por resistencia a la autoridad, en el contexto de una riña callejera. Por otra parte en Frontera se detuvo a un ladrón, y en nuestra ciudad una mujer no dejó que el padre de su hija la retire de la casa.
Destacamento Nº 9 Nueva Ultima
FOTO ARCHIVO - DESTACAMENTO Nº 9. Su personal detuvo a dos individuos, partícipes de una gresca.

Roberto Alejandro G. (18), residente en la calle Rubén Darío al 500, y Carlos Benjamín M. (16), domiciliado en Beltramino al 900, fueron ubicados en la esquina de las calles E. Oliber y M. Obligado donde se registraba una riña.

Al arribar agentes del Destacamento Nº 9 (con sede en el barrio Villa Podio) los sujetos comenzaron dispersarse, pero se logró la captura de los vecinos antes mencionados.

Al respecto, la fiscal en turno dispuso la detención del mayor de edad y su traslado hasta la Alcaidía de la UR V de Policía, en tanto el menor fue entregado a sus progenitores.

ARRESTADO POR ROBO EN FRONTERA

A la hora 3 de esta jornada, uniformados del Comando Radioeléctrico de la ciudad de Frontera arrestaron a José Luis E., de 34 años de edad y domicilio en la calle 62 al 400, por resultar autor de un ilícito.

Tuvo que ver con que un ciudadano de 48 años que posee un comercio en la calle 11 al 1100, manifestó que vio salir a un sujeto desde el inmueble, donde se observó la rotura de una puerta y la falta de algunos elementos.

Consecuentemente, la fiscal en turno ordenó la detención del frustrado ladrón, y que se inicie una causa por el delito de robo.

NO DEJO QUE VIERA A LA HIJA

En la Seccional 13ª se presentó Luis Eduardo G., y manifestó que tras arribar a la ciudad desde Santo Tomé a fin de retirar a su hija de 6 años de edad desde la casa que habita su madre (G. M. V.) en la calle Italia al 2000, se percató de que no había nadie en el inmueble.

Por ello trató de ubicarla por teléfono para avisarle que había venido a buscar a la nena, y como respuesta escuchó que "no te voy a dar a mi hija, y dejá de molestar".

Por otra parte, el hombre dio a conocer que la mujer en cuestión sabe de la existencia de un régimen de visita amplio por su horario de trabajo, y que siempre le avisaba cuando  iba a buscar a su hija.

Además, dijo que ya varias veces le hizo lo mismo, y que nunca había realizado denuncia alguna para no tener problemas, dejando pasar algunos días "hasta que se le pase la locura".

Finalmente sentenció que  todo tiene un límite, y  que el mismo se dado. 

Te puede interesar