Campaña "Cien Mil Corazones para un Cambio Saludable"

Información General 29 de septiembre de 2019 Por
En el marco de los alarmantes datos sobre obesidad y sobrepeso que arrojó la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2019, la Federación Argentina de Cardiología lanza la 13ª campaña “Cien Mil Corazones para un Cambio Saludable” con el objetivo de movilizar a toda la comunidad a realizar acciones que contribuyan a un cambio de hábitos para reducir la tasa de factores de riesgo cardiovascular
Por decimotercer año consecutivo, la Federación Argentina de Cardiología (FAC) realiza, junto con Fundación Bioquímica Argentina, la Campaña Nacional “Cien Mil Corazones por un Cambio Saludable”, con una nutrida agenda de actividades abiertas –desde eventos deportivos hasta charlas informativas a cargo de prestigiosos especialistas, con material de apoyo impreso y vía web y redes sociales– e invitando a toda la comunidad a sumar, como en cada una de las ediciones anteriores, sus propias iniciativas para que los argentinos logren incorporar hábitos alimentarios más saludables, realizar actividad física y ampliar los espacios 100% libres de humo.
Bajo el lema “Cuidá Tu Peso, Cuidá Tu corazón”, esta 13º Campaña Nacional “Cien Mil Corazones para un Cambio Saludable” se inició el 28 de septiembre con una correcaminata y una maratón en la ciudad de La Plata, un día antes de la fecha establecida por la Federación Mundial del Corazón (WHF, por sus siglas en inglés) como Día Mundial del Corazón: el 29 de septiembre, y se extenderá por un mes y medio hasta el 14 de noviembre, en que se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, enfermedad que es uno de los principales factores de riesgo para la salud cardiovascular.
“Este año, en vista de los resultados de la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo dada a conocer por las autoridades, que dicen que la obesidad ya afecta a uno de cada cuatro argentinos, hemos decidido concentrar nuestra Campaña Anual en la concientización y prevención de este factor de riesgo que vincula directamente la forma en que comemos con el deterioro de nuestra salud y de nuestra calidad y expectativa de vida, y donde toda la comunidad, y en especial la familia, pueden ser el factor de cambio decisivo”, sostuvo el Dr. Jorge Camilletti, médico cardiólogo (M.N. N°110356) y presidente de la Federación Argentina de Cardiología.
La última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR 2019), dada a conocer este año por la Secretaría de Estado de Salud muestra que, a diferencia del tabaquismo, que entre 2005 y 2018 ha bajado desde casi el 30% de los argentinos hasta un 22%, el sobrepeso (IMC entre 25 y 30 kg/m2) ha aumentado del 34,4% al 36,2% de la población, y la obesidad (IMC mayor que 30 kg/m2) se disparó: en 2005 afectaba al 14,6% de los argentinos, y hoy el 25,4% es obeso.
Uno de cada 4 argentinos tiene obesidad, y sumada al sobrepeso, afecta al 61,6%, cuando en 2005 esa proporción de gente con este factor de riesgo era menor al 50% del total de la población. El IMC (índice de masa corporal) se calcula dividiendo el peso en kilogramos por la altura (en metros) al cuadrado.
“Las enfermedades cardiovasculares son las más prevalentes; son la primera causa de muerte y en la mayoría de los casos obedecen a causas prevenibles, por eso toda la sociedad, y los que formamos parte del sistema de salud en particular, debemos asumir la responsabilidad de trabajar por la salud de los argentinos en este sentido”, sostuvo por su parte el Dr. Claudio Duymovich, bioquímico (M.P. N°2161 – Prov. Bs. As.) presidente de Fundación Bioquímica Argentina (FBA), la cual a través de su programa Procordis participa desde los inicios de esta campaña anual, que involucra a entidades de todo el país.
El Dr. Luis Horacio Cicco, médico cardiólogo (M.P. N°222.473 – Prov. Bs. As.), presidente de la Sociedad de Cardiología Sierra y Centro de Buenos Aires, miembro de la FAC y codirector de la campaña “100 Mil Corazones para un Cambio Saludable”, añadió por su parte que el incremento de peso “es el factor que involucra más riesgo de enfermedad cardiovascular, porque es el que a su vez genera la aparición de la hipertensión arterial, el aumento del colesterol y la diabetes tipo 2, por lo que se habla de «diabesidad»”.
La dieta actual se concentra cada vez más en alimentos altamente calóricos, con hidratos de carbono ultraprocesados y grasas saturadas, y es escasa en frutas y verduras, y el organismo paga el precio: “La obesidad es la madre de todas las condiciones para que enferme el árbol arterial, y a través de un cambio en la forma de vivir podemos hacer mucho para cuidar el corazón”, señala este especialista, quien explica que la Campaña, justamente, intenta “motivar la acción, con un objetivo tanto educativo como de movilización concreta de todos los actores de la salud para alinearse en esta lucha contra los factores de riesgo cardiovascular”.
Como bien señala el eslogan de la Campaña, “cuidar el peso es cuidar el corazón y las arterias, porque la obesidad abdominal no es sólo grasa alrededor de la panza ni queda solamente ahí, sino que funciona como una glándula que trastorna todo el metabolismo, y al pasar al torrente sanguíneo produce el taponamiento y deterioro de las paredes de las arterias”, remarcó el especialista. Así, la obesidad es el origen, por un lado, del síndrome metabólico, que es la alteración de los mecanismos biológicos que regulan interactivamente el metabolismo de las grasas, azúcares y sales en el organismo (y con ello, factores que van desde el propio apetito hasta la presión arterial), y por otro lado se “traduce” en el aumento del colesterol LDL o “malo” y de los triglicéridos, que incrementan el riesgo de arterioesclerosis, Infarto Y ACV.

PONERNOS EN MARCHA
Otro de los datos preocupantes revelados por la ENFR 2019 es que la proporción de argentinos que realizan poca o ninguna actividad física aumentó del 55% al 65% en los últimos 10 años, lo que indica que uno de los hábitos más saludables como factor de prevención –que la mayoría de las personas podría lograr con unos 30 minutos de caminata diaria– no está siendo puesto en práctica. “Si, como asegura la Encuesta nacional y como cualquiera puede ver alrededor suyo en cualquier parte del país, seis de cada diez personas tienen obesidad o sobrepeso, hay que pensar que además la mayoría de ellas le suma a eso otro factor de riesgo, que es el sedentarismo”, sostiene el Dr. Cicco. “Por eso, no es necesario que cada uno se convierta en un deportista –señala– simplemente hay que ponernos en marcha”.
¿Cuál es el significado de los “Cien Mil Corazones”? El Dr. Duymovich explica que las instituciones organizadoras de la Campaña tienen programado un sistema de “créditos” simbólicos en forma de “corazones”, a través de los cuales, las instituciones o entidades participantes recibirán un reconocimiento por su labor al sumarse al programa de actividades y proponer las suyas propias: “Para eso deberán anotarse online en la plataforma habilitada para tal fin, indicando las actividades que van a realizar, desde actividades deportivas hasta charlas de especialistas, compartir un video en las redes o conseguir una celebritie que multiplique el mensaje. Luego podrán subir al sitio oficial de la Campaña las fotos y materiales de dichas actividades, y se le extenderá a cada una un certificado donde se acreditará su participación en forma de una cantidad de “corazones” según las actividades realizadas”.

“CUIDÁ TU PESO”: UN
PROBLEMA SUBESTIMADO
A través de información disponible en la web y redes sociales, la comunidad contará con tips y consejos para mantener un peso saludable e iniciar y sostener un cambio de hábitos que le permitan mejorar su salud cardiovascular controlando este factor de riesgo clave.
“La base de una dieta saludable es el consumo de verduras y frutas, y de agua”, remarca el Dr. Cicco, quien en lo que respecta al consumo de grasas recomienda “reducir al mínimo el consumo de carnes, rojas o de cualquier tipo, e incorporar las grasas que son más saludables, como las que provienen de los aceites vegetales crudos, pescados de mar profundo o frutos secos”. Estas recomendaciones son la base de dietas como la mediterránea o la DASH, promovidas en todo el mundo como modelo de alimentación saludable para reducir el problema global de la obesidad y la consiguiente pandemia de enfermedad cardiovascular.
El Dr. Ricardo López Santi, médico cardiólogo (M.P. Nº16471 – Prov. Bs. As.) expresidente de la FAC y titular del programa Procordis de la FBA, sostuvo a su vez que para tratar públicamente el tema de obesidad es necesario tener en cuenta tres cuestiones relevantes. “La primera es que durante mucho tiempo ha sido subestimada como problema, mientras que hoy sabemos que la presencia de grasa en las vísceras segrega sustancias que llevan a la diabetes, la hipertensión y la inflamación de las arterias, y este es un tema al que se le da cada vez más relevancia como generador de la enfermedad cardiovascular”, afirmó.
Esta subestimación hizo que la gente infravalore sus problemas de peso: “Hay estudios en los que se consulta a la gente sobre su peso, y mucha gente obesa piensa que su peso es el normal”, agregó López Santi.
La tercera cuestión, sostuvo, es que mucha gente interpreta sus problemas de peso como una cuestión estética y no de salud. “Por eso hay que sensibilizar a toda la población, decirle que cuando va a su médico se haga controlar el peso, el índice de masa corporal y el perímetro de cintura, de la misma manera que controla su presión arterial o los valores de sus análisis clínicos”.
“Esto no es una cuestión estética, sino que está directamente relacionada con más tiempo de vida, porque un paciente que por sobrepeso ha adquirido diabetes tipo 2, por ejemplo, vivirá entre cinco y seis años menos que una persona sin diabetes”, dijo el especialista.

















Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar