Tensión por sentencia a los independentistas

Internacionales 28 de septiembre de 2019 Por
Leer mas ...

MADRID, ESPAÑA, 28 (AFP-NA). - La tensión sube en Cataluña después de que los independentistas adoptaran mociones parlamentarias que desafían al Estado español, a pocas semanas de la sentencia del juicio a los dirigentes separatistas encarcelados, implicados en el intento de secesión en 2017.
El gobierno español anunció ayer que recurrirá judicialmente las mociones adoptadas en el parlamento autonómico catalán el jueves, el mismo día en que la justicia decretó el encarcelamiento preventivo de militantes independentistas acusados de preparar acciones violentas.
"Este gobierno no está dispuesto a consentir ningún ataque a la Constitución", declaró Isabel Celaá, portavoz del gobierno español presidido por el socialista Pedro Sánchez, en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros del viernes.
Dejando de lado sus divisiones internas, los partidos independentistas aprobaron varias mociones parlamentarias en las que defienden la "desobediencia civil" ante el Estado español, exigen la "retirada" de la Guardia Civil de Cataluña y piden una "amnistía" para los dirigentes independentistas, en prisión preventiva desde finales de 2017.
Estas mociones resultan simbólicas, dado que un parlamento regional no dispone de las competencias para llevarlas a cabo, pero evocan algunos de los textos adoptados durante el intento de secesión en septiembre y octubre de 2017, la peor crisis política vivida en España desde el final de la dictadura franquista.
"Es evidente que en el Parlament se puso en marcha el prólogo de esta estrategia de confrontación", reivindicada por el expresidente catalán Carles Puigdemont, exiliado en Bélgica desde 2017 para no ser juzgado, que "va a comportar más tensión y que tendrá su momentum con la sentencia del Tribunal Supremo", aseguró Màrius Carol, director del diario barcelonés La Vanguardia, en su editorial de ayer.
La detención inesperada, el pasado lunes, de militantes secesionistas radicales, generó indignación entre las bases independentistas, menos movilizadas que en años anteriores.
Esta polémica operación policial se produjo pocas semanas antes de que el Tribunal Supremo anuncie la sentencia del juicio de los dirigentes independentistas.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar