Película sobre la guerra civil española

Información General 22 de septiembre de 2019 Por
Entró en competencia una realización del director hispano-chileno Alejandro Amenábar titulada "Mientras dure la guerra".

580-x-100-FA-MM

Por Alvaro Villalobos
SAN SEBASTIAN, España, 22 (AFP-NA). - El director hispano-chileno Alejandro Amenábar entró en liza ayer en el Festival de Cine de San Sebastián, con su nuevo filme "Mientras dure la guerra", un inteligente y matizado relato en torno al inicio del conflicto que asoló España entre 1936 y 1939.
La película de Amenábar, oscarizado por "Mar adentro" (2004) y merecedor de nueve premios Goya, fue uno de los platos fuertes de esta segunda jornada del Festival, en la que el director greco- francés Costa-Gavras recibió el premio honorífico Donostia en reconocimiento a su carrera.
Otra película muy aplaudida y en competición oficial fue "Mano de obra", el primer largometraje del mexicano David Zonana, sobre la venganza de un modesto trabajador de la construcción que pierde a su hermano en un accidente laboral, en Ciudad de México.
"Mientras dure la guerra", en competición oficial, supone la apuesta de Amenábar por una de las grandes obsesiones recientes del cine y la literatura española: la Guerra Civil.
Un filme ambientado en la Salamanca de los primeros meses de la contienda y centrado en el desgarro interior del filósofo Miguel de Unamuno (Karra Elejalde), resentido por los errores de la Segunda República (1931-1936) y desconcertado ante el golpe militar que elevaría al poder al general Francisco Franco.
"Nosotros crecimos en plena Transición [a la democracia], y lo que más me sorprendió" es que "no sabía nada, todo me ha pillado de nuevas", contó a la prensa el director hispano-chileno, nacido en 1972 y coguionista junto con el cubano Alejandro Hernández.
"Toda nuestra generación ha pasado por la guerra civil de puntillas", advirtió Amenábar, quien investigó en abundancia y defendió la actualidad del filme: "Estamos viendo que los extremos vuelven, y posturas que a mí personalmente me inquietan bastante".
El elenco lo completa un histriónico e hilarante Eduard Fernández. El actor de "Todos lo saben", "El hombre de las mil caras" o "Perfectos desconocidos" encarna a Millán-Astray, el fundador de la Legión y sulfuroso simpatizante de Franco, interpretado a su vez por un Santi Prego que trabajó durante seis meses la aflautada voz del dictador.
"En la voz estaba la máscara del personaje"; a partir de ahí "todo fue jugar", explicó Prego.

Homenaje a Costa-Gavras 
En conferencia de prensa, Zonana defendió su filme, donde el protagonista, Francisco Cruz (Luis Alberti) mata al dueño de la casa donde trabaja como albañil, y se instala en ella con sus compañeros. Una pequeña revolución que lo acabará corrompiendo.
En la cinta, el único actor profesional es el protagónico, mientras que los demás son trabajadores de la construcción. Tal como explicó Zonana, nacido en 1989, la idea "parte de los contrastes sociales en México, pero también es un estudio humano, sobre lo que uno puede llegar a hacer cuando tiene poder".
La otra película que entró el sábado en esta sección oficial, de un total de 16, fue "Próxima", protagonizada por la francesa Eva Green en el papel de una astronauta que prepara una salida al Espacio y debe antes bregar con la separación de su hija pequeña.
"Siempre es interesante para un actor enfrentar un conflicto", indicó Green en una entrevista con AFP.
En paralelo, en la sección Horizontes Latinos aterrizó este sábado en San Sebastián "La Bronca", la historia de un adolescente que huye del Perú de los años 1990, azotado por la violencia de la guerrilla Sendero Luminoso, y se marcha a Canadá a vivir con su padre. Un encuentro no tan rosado, y donde aflorará la violencia que ambos llevan dentro.
Trece películas en total compiten en esta sección, para alzarse como la mejor cinta latinoamericana en la gala de premios, el 28 de septiembre próximo.
El colofón a la jornada de este sábado fue la entrega del premio Donostia a Costa-Gavras, el director de 86 años conocido por su filmes políticamente comprometidos ("Z", "Missing", "Estado de sitio", "Amén", "La caja de música"...).
Una obra que ha evolucionando con "mi percepción de las cosas, con la edad, con mi experiencia", pero siempre con la misma pasión, porque "rodar películas es como una historia de amor", dijo el cineasta a la AFP.
En esta ocasión vino a San Sebastián con "Adults in the room", la adaptación del libro homónimo donde el exministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, que cuenta sus intentos frustrados de poner fin a las políticas de austeridad aplicadas en Grecia.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias