Economía en modo avión

Suplemento Economía 22 de septiembre de 2019 Por
Resulta indispensable que los candidatos muestren los equipos con los que gobernarán y no solo las carteras económicas. Es necesario recuperar la confianza y utilizar un inflador anímico para los mercados.
FOTO ARCHIVO DOLAR AVIONCITO. El billete es el objeto del deseo en una Argentina que no vive sus mejores días.
FOTO ARCHIVO DOLAR AVIONCITO. El billete es el objeto del deseo en una Argentina que no vive sus mejores días.

580-x-100-FA-MM

La situación económica es de extrema complejidad. El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, quien fuera nuestro ministro de economía, está caído. Por lo que el plan económico ya no es válido, son historia las bandas cambiarias, la emisión congelada, el déficit cero y muy probablemente el desembolso que falta realizar por este organismo.
Ya no tenemos ningún programa económico, tenemos la economía en modo avión. No sabemos quién va a ganar las elecciones y tampoco quien va a ser el ministro de economía cuando esta se defina. Falta una eternidad hasta el 27 de octubre, pero la cosa no se termina ahí, aún si no hubiera segunda vuelta, el ganador no asume hasta el 10 de diciembre, luego tiene que poner en funciones a los equipos, vienen las fiestas y parecería que seguimos hasta carnaval así.
Se quiere reestructurar más deuda de la que ya se reperfiló, pero no sabemos cómo la vamos a pagar cuando esté reperfilada. Se congelaron los combustibles sin decir cómo se paga el costo de esto genera a las empresas que lo extraen, pero un par de semanas después descongelamos los combustibles permitiendo una suba del 4%.
Hay urgencia en tomar medidas, una de ellas es la que se aprobó esta semana con cambios en la ley de Emergencia Alimentaria, parece mentira que producimos alimentos para el equivalente a 10 Argentinas, pero el 50% de los menores de edad están en la pobreza y un tercio de todos los menores se alimentan en comedores escolares, copas de leche o merenderos.
Teníamos emisión cero que ayudaba a contener la inflación, si no hubiera sido por los cambios en la demanda de dinero que sigue cediendo. Pero esta semana se decidió emitir un 5% más en los próximos dos meses, echando leña al fuego inflacionario. El combinado sería el siguiente, cae la demanda de dinero, se emite más dinero, los títulos públicos (financiamiento) por el piso, más gasto del Estado y la economía ahogada por impuestos. Al no haber financiamiento externo, los únicos dólares que ingresan al país son los provenientes de la balanza comercial, mientras que la demanda de este billete, reserva de valor, no cede.
Para cambiar lo expuesto es indispensable, que los candidatos muestren los equipos con los que gobernarán y no solo las carteras económicas. Es necesario recuperar la confianza y utilizar un inflador anímico para los mercados. Esto generará la confianza que está faltando para que vuelva el crédito externo e interno, bajen las tasas y la economía arranque. El mundo está líquido y con la vuelta de la confianza en nuestra economía puede captarse parte de esa liquidez.
Mientras tanto, con la economía en modo avión, deberemos vivir el día a día, atender cada uno su negocio, sus transacciones, prestar el servicio habitual, realizar su trabajo, contando los porotos ganados o perdidos y empezar de nuevo. Hoy la atención pasa por el dólar billete, por tener acopiada la mercadería que cada uno necesita y los bienes cuyo valor se relaciona directamente al dólar.

#BuenaSaludFinanciera
 @ElcontadorB
 @GuilleBriggiler

Te puede interesar

Boletín de noticias