La gente decide "sacar" las frutas de la mesa

Locales 22 de septiembre de 2019 Por
Según el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec), la inflación de agosto fue de 3,7% con relación al mes anterior. La cebolla y la banana son los alimentos que más aumentaron en la ciudad.
FOTO ARCHIVO ECONOMIZAR. Las frutas ya no se venden tanto en las verdulerías de la ciudad.
FOTO ARCHIVO ECONOMIZAR. Las frutas ya no se venden tanto en las verdulerías de la ciudad.
En la semana se publicaba el informe del Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec), que marcaba que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Santa Fe aumentó en agosto un 3,7% con relación al mes anterior. Por su parte, en lo que va del año la suba es del 29,9%, mientras que en los últimos 12 meses la inflación incrementó 54,2 %.
Según el organismo provincial, entre los segmentos que más incremento presentaron están "Equipamiento y Mantenimiento del Hogar" con 5,9%, "Alimentos y Bebidas", con un 4,7%, seguido por "Otros bienes y Servicios", con un 4,2% respecto a julio anterior.
Haciendo un análisis más fino, y hablando de productos específicos del rubro Alimentos y Bebidas, hay que decir que los que más aumentaron de julio a agosto fueron: cebolla (42,2%), lechuga (17,4%), banana (15,8%), el queso crema (8,7%), galletitas de agua envasadas (7,6%), galletitas dulces envasadas sin relleno junto con la harina de trigo común (ambas 6,8%), el aceite de girasol, la manteca, la gaseosa a base de cola y el agua sin gas (todas en un 5,1%) y la leche fresca en sachet (4,5%).
En cuanto a los productos cárnicos, las subas más pronunciadas se dieron en: salchichón (6,3%), salchicha tipo viena (5,6%), jamón cocido y salame (5,2%), cuadril (5,1%), la carne picada especial (4,2%) y el asado (3,1%).
Claro está que el órgano provincial tomó estimaciones y que las mismas pueden variar en cada uno de los negocios de la ciudad, como de la provincia misma. 

FRUTAS, NO TANTO
Comprar verduras es algo habitual en las personas. Acompañan todas las comidas y ante los inmensos aumentos de la carne, más de uno las elige como plato principal. Pero, ¿qué pasa con las frutas? Parece que no vienen teniendo la misma suerte en las verdulerías de la ciudad, ya que la gente las evita, al no ser "tan claves" a la hora de consumir. 
"El consumo en general está muy bajo. Lo que más sale son las verduras, pero con el tema de las frutas es más complicado, ya que es la más cara", explicó una verdulera de barrio Villa del Parque a Radio ADN de nuestra ciudad.
En tanto, agregó que "la banana es una de las frutas que más aumento ha experimentado, ya que viene de otro país, por el precio del dólar. Además también aumentaron las manzanas, que son las reservas que se van terminando y vienen aumentando. En este caso es por escasez, ya que su cosecha es por lo general febrero-marzo, y después todo va guardado en cámaras. A medida que van pasando los meses, escasea más la manzana", explicó con claridad. 
Además, muchas verdulerías de la ciudad aclaran que ahora no es momento de reproducción en la Argentina del durazno y de la ciruela. Hay una especie de ciruela que es importada de Italia y que cuesta unos $ 200 el kg, mientras que el durazno escasea mucho. "La fruta que se trae de afuera se paga más cara", dijo una dueña, marcando la diferencia.
Por su parte, sostuvo que la gente accede a las ofertas siempre y cuando sea del consumo habitual y diario. Compra cosas que sabe que las va a consumir sí o  sí. "Lo que es papa, cebolla o algún cítrico sí, el resto lo consume muy poco. Hay gente que sacó de la mesa a las frutas, ya que están muy limitadas. Los días de calor se vende más y a pesar del precio, la fruta que más sale es la banana", marcó.
Por este panorama descrito, dijo que las compras de las verdulerías ahora son menores. Es decir, muchas compran todos los días para mantener fresco el producto y atraer al cliente. Lo que sí ha cambiado son las cantidades, es decir que si antes se compraban dos cajones de frutas ahora sólo se compra uno, corriendo el riesgo de que quedarse cortos con las provisiones.
A modo de cierre, explican que "con el tema de la cebolla pasó lo mismo, todo por escasez. Se terminó la cebolla de una zona y empezaba la otra, nueva. En ese lapso el precio era muy alto, mientras que ahora está bajando y está saliendo la cebolla de Santiago del Estero", finalizó. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar