La demanda de alimentos crece a diario en Rafaela

Locales 15 de septiembre de 2019 Por
Ya lo había dicho en su momento la Secretaria de Desarrollo Social, Dra. Brenda Vimo cuando pidió más partidas para su área. Esta semana la Cámara de Diputados de la Nación votó la emergencia alimentaria, sumando una herramienta más para contener a los sectores más vulnerables ante la crisis. En Rafaela, recorriendo el Centro Integrador Comunitario de barrio Monseñor Zaspe, su coordinador confirmó que a diario aumenta la demanda de comida.

En muchas ocasiones se comparó a Rafaela con una isla, un lugar en donde todo funciona bien y sin sobresaltos; un sitio que por su espíritu emprendedor logra apartarse de los escenarios de crisis. Pero esta vez y desde hace un tiempo la situación socioeconómica por la que atraviesa la Argentina, también golpeó fuerte a la ciudad y obviamente a los sectores más vulnerables que la están pasando muy mal.
El Centro Integrador Comunitario (CIC) de barrio Monseñor Zaspe cumple un objetivo fundamental en ese sector de la ciudad, contener y asistir a muchísimas familias, además de generar emprendimientos para quienes pueden a partir de capacitaciones, tener una salida laboral. Hoy se entregan 5.000 viandas a muchísimas familias que lo requieren y desde hace algunos meses esta demanda ha crecido notablemente.
Alejandro Burgos es el coordinador del CIC y contó como observan que a diario hay muchas muchos más pedidos de comida, algo tan esencial y que está faltándole a muchas familias rafaelinas.
- ¿Cuál es la situación del Centro y cómo notan la demanda de los últimos meses?
- Ya hace unos meses que la demanda está creciendo y se está dando la situación de gente que no venía a retirar porque habían conseguido algún tipo de trabajo. Acá la mayoría de la gente tiene lo que denominamos trabajo irregular y al agravarse toda la situación muchos ya no cuentan con esas changuitas y recurren a nosotros y eso nos está desbordando. Son muchísimas las familias que están visitando los diferentes centros comunitarios contando que tenían trabajo y se quedaron sin y pidiendo ayuda al menos en alimentos.
- ¿Cuáles son las principales necesidades que se observan?
- La principal es la de alimentos porque ya no llegan ni a lo mínimo y buscan trabajo. Desde la Secretaría de Desarrollo Social y el propio intendente nos pidieron que la prioridad es contener y hacer los máximos esfuerzos para poder asistirlos, pero se hace difícil porque los recursos son finitos y tenemos a muchas personas en lista de espera que vienen, cumplen con todos los requisitos que les estamos pidiendo, -documentos que acrediten que viven en la ciudad y certificaciones negativas que demuestren que no perciben ningún tipo de ingresos- pero a veces no se llega por esto que dije, estamos desbordados.
- ¿Cómo se manejan para poder llegar con las viandas que dan a diario?
- Cuándo se pidió un redireccionamiento de partidas fue por esto, porque ya con las viandas que dábamos no se llegaba a responder a las demandas de las familias, pero se hace complicado vislumbrar como se llega a fin de año. Se va a hacer un esfuerzo muy grande para sostener lo que tenemos y se nos está complicando poder dar altas. Para poder ilustrar lo que pasa, hoy hay mil raciones que no llegamos a cubrir y mensualmente vamos reevaluando la lista de beneficiarios para ver si se puede cambiar a alguien que no lo necesite e incorporar a alguien de la lista de espera.
- ¿De dónde salen todos estos recursos?
- La mayoría son recursos del municipio y eso se convierte en un problema, ya que cuando ocurren situaciones de crisis también se resiente el pago de impuestos municipales. Estamos haciendo un gran esfuerzo, tratando por todos los medios de seguir brindando esta vianda que no es mucho pero ayuda, ya que sólo cubrimos una comida diaria, lo más digna posible. Por suerte se suman en esta contención los comedores escolares y las copas de leche.



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar