¿La hora de la tregua?

Notas de Opinión 15 de septiembre de 2019 Por
La cuenta regresiva de cara a los comicios presidenciales está lanzada, aunque el resultado de agosto puso en modo "stand-by" al Parlamento nacional.

Finalmente, parece que el Gobierno logró acordar una especie de tregua con sectores de la oposición, después del maremoto político y financiero que desató el resultado de las PASO. La Casa Rosada abogó en las últimas semanas en pos de intensificar el diálogo con el Frente de Todos (FdT) y otras agrupaciones en busca de generar "tranquilidad" con vistas a las elecciones del próximos 27 de octubre.
Probablemente un primer atisbo positivo derivado de esa estrategia haya sido la aprobación casi por unanimidad en la cámara de Diputados del proyecto que prevé una extensión hasta fines de 2020 de la Emergencia Alimentaria en el país.
En este sentido, el propio presidente Mauricio Macri ya había anticipado que el oficialismo otorgaría luz verde a la iniciativa presentada por la oposición y ahora se espera que en el Senado la propuesta se convierta en ley la semana próxima.
El jueves pasado en la Cámara baja menos de tres horas duró el debate, que se desarrolló en una atmósfera casi de "tregua", más allá de algunos reproches y pases de factura por la crisis económica que afecta a la Argentina.
En el ámbito parlamentario se aguarda un sesión también breve cuando el proyecto sea analizado en el Senado, aunque el tono de la discusión está por verse tomando en cuenta que podrían volver a coincidir en el recinto la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su ex lugarteniente, convertido en candidato a vicepresidente del oficialismo, Miguel Pichetto.
Aún no está confirmado que ambos concurran el próximo miércoles. Lo cierto es que Cristina tuvo que viajar nuevamente a Cuba para visitar a su hija Florencia, que se somete a un tratamiento de salud en el país caribeño, y debió cancelar la presentación de su libro "Sinceramente" prevista para este sábado en La Matanza, un terruño peronista por excelencia.
Según pudo averiguar NA de fuentes confiables, la ex mandataria está preocupada por la salud de Florencia y si bien se espera que regrese a la Argentina este domingo, definitivamente parece ocupar un papel de reparto en la campaña electoral, mientras se encarga de cuidar a su nieta Helena.

"EVITEMOS ESTAR
EN LAS CALLES"
El tratamiento del proyecto sobre Emergencia Alimentaria en Diputados se desarrolló en simultáneo con una protesta callejera de movimientos sociales y piqueteros que protestaron tanto frente al Parlamento nacional como en la puerta del Ministerio de Salud y Desarrollo Social.
El plan de lucha que llevan adelante estas organizaciones, en los albores de la campaña electoral, genera inquietud no solo en el oficialismo, sino también en la oposición, más específicamente en el Frente de Todos.
¿Por qué? Porque se trata de agrupaciones que no responden a un líder político determinado.
"Evitemos estar en las calles y evitemos las situaciones que pueden llamar a la violencia", solicitó en estos días el candidato presidencial más votado en las PASO del 11 de agosto, Alberto Fernández (FdT).
"Le pido a todos los argentinos serenidad, lo peor que nos puede pasar es que los nervios le den paso a los violentos", agregó Fernández, que horas más tarde fue duramente cuestionado por dirigentes que las organizaciones que se movilizaron hasta el Congreso y la cartera que preside Carolina Stanley.
Con sus palabras, el ex jefe de Gabinete del kirchnerismo, que aspira a convertirse en Presidente de la Nación y encabezar la administración pública a partir del 10 de diciembre, dejó leer entre líneas que no es negocio para él ni para el FdT asumir en medio de una situación caótica en el país, en el caso de ganar finalmente las próximas elecciones.
A propósito, referentes de organizaciones sociales anticiparon que volverán a las calles la semana que viene si el Ejecutivo nacional no atiende sus reclamos y no descartaron la posibilidad de movilizarse hasta supermercados para pedir alimentos.
Claramente, da la sensación de que además de solicitar a la actual gestión encabezada por Macri que resuelva sus demandas, agrupaciones como Barrios de Pie y el Polo Obrero, entre otras, también están tratando de "marcarle la cancha" al próximo Gobierno.
Así las cosas, es probable que las protestas y los acampes en la avenida 9 de Julio nuevamente se transformen en noticia en días sucesivos, en momentos en los que oficialismo y oposición parecen convivir en una suerte de "pacto de no agresión", al menos puertas adentro en el Congreso.

EN MODO "STAND-BY"
La cuenta regresiva de cara a los comicios presidenciales está lanzada, aunque el resultado de agosto puso en modo "stand-by" al Parlamento nacional, donde es poco probable que luego de aprobarse la extensión de la Emergencia Alimentaria se discuta el proyecto de ley de "reperfilamiento" de deuda que anunció el Gobierno.
Según pudo averiguar NA, el Presupuesto 2020 también dormirá el sueño de los justos al menos hasta después de las elecciones, por más que el próximo lunes concurra el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, a presentar la iniciativa en Diputados. Así lo dejó trascender incluso el jefe del interbloque de Cambiemos, el radical Mario Negri. La iniciativa prevé para 2020 una cotización del dólar a 67 pesos en promedio -llegaría a $75 para fines de año-, un crecimiento de la economía del 1 por ciento y una inflación del 34%, aunque no contempla la revisión de los vencimientos de deuda pública de jurisdicción nacional, ya que eso lo debería resolver el Congreso.
En este sentido, después del "reperfilamiento" anunciado por la Casa Rosada, trascendió que el Fondo Monetario Internacional (FMI) podría esperar hasta después de la votación de octubre para definir el desembolso de los 5.400 millones de dólares previsto para mediados de este mes.
No obstante, Lacunza ensayará un último intento para evitar la demora, que podría desencadenar nuevas tensiones en el mercado de cambios doméstico, cuando se reúna hacia fines de septiembre con autoridades del organismo multilateral en Estados Unidos.
Si bien Macri intenta mostrarse en público más como un presidente enfocado en gobernar que como un candidato que busca su reelección en el cargo, la campaña electoral decididamente continúa en la Argentina y está previsto que el jefe de Estado coincida la próxima semana en un acto con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.
Con esa foto conjunta, la primera luego de la estrepitosa derrota de Juntos por el Cambio en las PASO, el oficialismo procurará dispersar las versiones que dan cuenta de roces internos como consecuencia del resultado del 11 de agosto, que dejó flotando una sensación de "ciclo cumplido" para el macrismo en el Poder.

Te puede interesar