El municipio clausuró geriátrico de calle Chile

Locales 11 de septiembre de 2019 Por
La clausura fue de tipo preventiva por diez días para que los dueños puedan regularizar la situación. En el caso del incumplimiento en el plazo otorgado, se procederá al retiro y reubicación de los abuelos.
FOTO PRENSA MUNICIPAL MOMENTO DE LA CLAUSURA. El Juez de Faltas, junto a algunos guardas Municipales, sobre calle Chile.
FOTO PRENSA MUNICIPAL MOMENTO DE LA CLAUSURA. El Juez de Faltas, junto a algunos guardas Municipales, sobre calle Chile.
En la mañana de ayer, la Municipalidad de Rafaela realizó la clausura de un nuevo geriátrico ubicado en calle Chile al 558. Estuvieron presentes el Juez de Faltas, Rubén Pavetti, el coordinador de Salud, Marcelo Gieco, la trabajadora social, Noelia Abbondanza y personal de Protección Vial y Comunitaria.
La clausura fue de tipo preventiva por diez días para que los dueños puedan regularizar la situación. En el caso del incumplimiento en el plazo otorgado, se procederá al retiro y reubicación de los abuelos.
Una vez finalizado el procedimiento, Pavetti explicó: “Continuando con la visita e inspección a geriátricos que no cuentan con habilitación municipal, nos constituimos en la residencia geriátrica ubicada en calle Chile 558, que en febrero de este año ya había sido intimada por este Juzgado para el cese de la actividad”.
“El edificio no se encuentra en las condiciones adecuadas por no tener concluida la habilitación municipal ni haber iniciado el trámite de habilitación provincial. En el lugar se hallaban ocho internos y, de acuerdo al informe de uso de suelo y factibilidad del municipio, están autorizados solo para cuatro”, detalló el Juez Municipal de Faltas.
Otro de los requisitos que no cumplían “era la higiene del lugar. La cocina fue encontrada en muy malas condiciones, con remedios sueltos y al alcance de cualquier persona. Además, el geriátrico no reúne las disposiciones edilicias para que los abuelos se pudieran movilizar en silla de ruedas o desplazar una camilla”.
Por último, Pavetti habló de una “una actitud lamentable” por parte del propietario. En este sentido, comentó que al abrir la puerta de una habitación que según él era particular, “nos encontramos con la sorpresa de que había cuatro abuelos que fueron escondidos en el lugar para evitar que nosotros los podamos encontrar o comprobar que había cuatro en lugar de ocho”.

TRES EN MENOS
DE DOS SEMANAS
Recordemos que el pasado viernes, la Municipalidad también había llevado a cabo un procedimiento de clausura de otro geriátrico que no presentaba las condiciones adecuadas para su funcionamiento. El mismo se ubica en calle 27 de Septiembre al 500 y no cumplimentaba los requisitos indispensables para su normal funcionamiento tales como como es el caso de la habilitación, espacio físico adecuado y número residentes excedido, entre otras condiciones. Los abuelos, dos mujeres y dos hombres, fueron trasladados al Hospital por el servicio de emergencias 107, al presentar diversos problemas de salud.
En tanto, el pasado 27 de agosto, el Juez Nicola anoticiaba de la primera clausura, de estas tres, sobre calle Arenales al 500, donde tampoco cumplimentaba lo requisitos indispensables para su normal funcionamiento tales como no tener habilitación, falta de personal necesario para la atención de los residentes, espacio físico pequeño para alojar a las personas que habitaban la residencia, carencias de accesos para pacientes con movilidad reducida, entre otras.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar