Ancestral celebración

Región 10 de septiembre de 2019 Por
COLONIA EGUSQUIZA
FOTO ARCHIVO// CAPILLA FASSI./El templo fue testigo del reencuentro de los descendientes de los fundadores.
FOTO ARCHIVO// CAPILLA FASSI./El templo fue testigo del reencuentro de los descendientes de los fundadores.
COLONIA EGUSQUIZA (Por Antonio Fassi). - Como se venía anunciando a través de esta cotidiana publicación, el día 1 de septiembre en un luminoso mediodía dominical, se llevó a cabo el festejo conmemorativo al aniversario número 127 de la capilla nuestra Señora del Huerto, más conocida como Capilla Fassi.
Todo comenzó desde las 11:40 cuando el padre Héctor Borgeat ofreció la Santa Misa cantada, (con la colaboración de las voces de Paula Leonardi y Guillermo Vidal) en el interior del pequeño templo anunciado.
Posterior a ello, en el salón del Club Atlético San Isidro, el personal de la institución anfitriona y colaboradores, prepararon un excelente servicio gastronómico para los feligreses que asistieron al almuerzo conmemorativo, que reunió a más de un centenar de huéspedes, provenientes de distintas  poblaciones vecinas, y representantes de tres provincias, que sentaron sus reales en un agasajo familiar poco común en esta época de separaciones, desuniones y vehementes e impulsivos procederes.
Acercaron sus respetos familias procedentes de Villa María, Devoto, La Paquita, Brinkmann, de la provincia de Córdoba; una familia procedente de Lobos -provincia de Buenos Aires-, transitó los caminos de la Patria por 500 kilómetros para sentarse a la mesa en Colonia Egusquiza; y los más lejanos en nuestra provincia Santa Fe Capital. Ceres, abarcando edades desde más de 9 décadas hasta parvulitos que apenas abandonaron el seno materno en su década inicial.
Cuatro generaciones unidas en una mesa adornada con el pan caliente del dominical almuerzo, que no solo fue de pitanza alimentaria, sino que abarcó un trascendental acercamiento ultraestelar, toda vez que el acontecimiento en celebración demarcaba una inmemorialidad de siglo y cuarto, donde el respeto a la memoria de aquellos que (a decir del gran Mario Vecchioli)"Hoy, las calandrias cantan sobre sus tumbas"), descansan sus sagrados restos en la tierra que los cobijó desde sus lejanos países de migrantes y que hoy sus descendientes pueblan nuestra rica pampa húmeda al servicio de la Patria.
Recuerdos imperecederos, esperanzas de un mundo mejor, y fe inquebrantable en que los principios morales y espirituales que nos inculcaron aquellos heroicos antepasados, aún permanecen fieles, (Tal vez en estado latente) pero nunca muerto, ni dormidos, como nos dice el gran Atahualpa Yupanqui: " cuando vayas a los campos, no te apartes del camino, que puedes pisar el sueño, de los abuelos dormidos, nunca muertos, si dormidos; ¡nunca muertos , si dormidos!

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar