Señales de alerta en el campo

Notas de Opinión 10 de septiembre de 2019 Por
Diversas entidades representativas de la reproducción rechazaron enfáticamente iniciativas lanzadas por dirigentes cercanos al kirchnerismo para llevar adelante en un hipotético gobierno del Frente de Todos.

Señales de alerta ante un cambio de signo político en las próximas elecciones generales se ciernen sobre el campo por la posibilidad de que se instrumenten una reforma agraria y el regreso de la perimida Junta Nacional de Granos. El referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y del Frente Patria Grande, Juan Grabois, grabó un video que se hizo viral en el que, por las redes sociales, manifestó que iba a proponerle al kirchnerismo, si gana la fórmula Alberto-Cristina Fernández, una reforma agraria.
La propuesta del dirigente allegado al papa Francisco es expropiar unas 50 mil parcelas en todo el país y distribuirlas entre los pequeños productores para que sean dueños de la tierra, además de que ningún productor tenga acceso a más de cinco mil hectáreas. Remarcó que "la Argentina es inviable sin una reforma agraria y sin distribución de la población en el territorio" y consignó medidas.
Se trata de expropiar 50 mil parcelas para "entregárselas en propiedad a los pequeños productores y pagarles a los propietarios el precio de mercado de la tierra en un proceso de pago de 20 años". También propone realizar "cien polos agroecológicos sobre extensiones de tierras medianas que permitan producir con bioinsumos y sin agrotóxicos".
Además de entregar los títulos de propiedad comunitaria a las 1.500 comunidades originarias que están relevadas en la Argentina y analizar las que faltan. Sugiere sancionar leyes de protección de cinturones verdes, hortícolas, para que no haya una expansión de proyectos inmobiliarios como countries ni barrios cerrados.
La reacción no se hizo esperar y el empresario automotriz Cristiano Rattazzi aseguró que "lejos del poder se puede decir cualquier pavada".
El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Miguel Etchevehere respondió que "el sistema funciona" ya que "Argentina este año tuvo récord histórico de cosecha, que se traduce en más inversión, creación de empleo y arraigo".
Grabois considera que la reforma agraria es "una tarea inconclusa de la Argentina, que algunos señores oxidados tildan de una idea pasada de moda, que atrasa".
La posibilidad de una reforma agraria causó resistencia incluso en la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) que reclama desde hace años el acceso a tierras y se despegó de Grabois al evaluar que el planteo es totalmente "desacertado".
Es una toma de posición que llamó la atención, ya que la UTT está emparentada con organizaciones que nuclean a pequeños agricultores familiares y campesinos y es responsable de efectuar los "verdurazos", con venta de verduras a precios accesibles.
Sin embargo Nahuel Levaggi, el coordinador nacional de la Unión declaró que les "parece totalmente desacertado el planteo de Grabois", que sus "declaraciones tiran la discusión para atrás en vez de avanzarla" y señaló que "no representa la lucha campesina".
"No nos parece positivo que un personaje, porque tiene llegada mediática, se ponga a hablar del tema sin representación de la base social pequeño-productora. Lo hace de una manera descolgada y que genera más rechazo que adhesiones", sentenció Levaggi.
Por su parte, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa invitó públicamente a Grabois a dialogar y el dirigente social le respondió a través de otro video que acepta debatir.
En tanto, el Consejo Directivo de CRA difundió una declaración con el título "No a las recetas fracasadas" en la que rechazó "absolutamente una reforma agraria".
"Resulta penoso tener que considerar ideas ya muertas, que el mundo rechazó y que los países que lo intentaron fracasaron inexorablemente", evaluó al señalar que hay "referentes sociales generan ideas que al no ser desmentidas por la coalición política a la que pertenecen parecieran ser peligrosamente compartidas".
También dejaron "en claro que los productores asociados a CRA" apuestan "a seguir creciendo y aportando recursos y alimentos para mucho más que nuestro mercado interno" y calificó a las ideas de Grabois de "caducas", sumadas "al proceso que han seguido entre otras Cuba y Venezuela, cuyos resultados están a la vista del mundo".

FELIPE SOLÁ Y LA
JUNTA DE GRANOS 
El campo y las cadenas de valor que lo integran, antes de los polémicos dichos de Grabois, se habían visto sorprendidos con las declaraciones periodísticas del diputado nacional Felipe Solá.
Ex gobernador bonaerense y ex secretario de Agricultura nacional, Solá indicó que para evitar incrementos notorios en el precio del pan, habría que "volver a un sistema similar a la Junta Nacional de Granos (JNG)".
La Junta Nacional de Granos estuvo vigente entre 1933 y 1991 y entre otras tareas, salía a comprar trigo en el mercado para luego venderlo a precios más bajos a los molinos con el objetivo de bajar la inflación, lo que no se pudo lograr.
Etchevehere cruzó a Solá en la inauguración del encuentro Mercosoja 2019, en la Bolsa de Comercio de Rosario al señalar: "Cuando escuchamos hablar de volver a la Junta de Granos y de hacer una reforma agraria, nos felicitamos de llevar adelante los principios que tenemos nosotros".
Las cuatro entidades que representan a los principales cultivos en Argentina, Acsoja, Maizar, Argentrigo y Asagir (soja, maíz, trigo y girasol) lanzaron un comunicado conjunto en donde dieron cuenta de "su enorme preocupación por recientes manifestaciones que van en dirección contraria a las urgentes necesidades del país y destruyen producción y empleo en el corto, mediano y largo plazo".
Resaltaron que el "ya fracasado camino de la intervención en los mercados propuesto por Felipe Solá, sólo genera incertidumbre y llevará a una menor producción y, por lo tanto, mayores precios para los consumidores y menos trabajo".
Para las cadenas, "recortar artificialmente las exportaciones de trigo pensando en bajar el precio del pan es no entender cómo se construye el valor de este producto en el cual el peso del trigo es de solo el 10%, el efecto será todo lo contrario".
Y el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA),Daniel Pelegrina, escribió en su cuenta de Twitter que escuchó con "alarma" las declaraciones de Solá porque son "ideas perimidas que tuvieron el efecto opuesto al buscado".

Te puede interesar