De crisis en crisis

Suplemento Economía 08 de septiembre de 2019 Por
Durante períodos de inestabilidad financiera, los negocios se cuenta de a uno, compro, vendo, cuento la ganancia y comienzo de nuevo. Es imposible que cierre y espere a que el país se estabilice. Además no sabemos si lo hará alguna vez.
La economía se encuentra en crisis nuevamente, aunque podemos decir que pocas veces salimos de las mismas. Lo que hacemos es ir de una a otra. Esto hace que muchas veces nos desanimemos, pero desde aquí te instamos a que, con el cuero curtido, no te dejes ganar por la desilusión.
Cada vez que la moneda se devalúa nos empobrecemos, sin embargo no depende de nosotros, y tenemos que navegar mar adentro, es decir, volver a hacer lo que sabemos, volver al trabajo, levantarnos, comprar mercadería, armar una promoción, cocinar el pan y las rosquitas para hacer el día. Abrir nuestro negocio que hay costos que afrontar y probablemente familias que dependan de ese comercio, negocio, servicio, funcione y gane dinero para seguir dando empleo. Y porque no también empezar de nuevo.
Una clave en esto de los negocios, es no dejarnos ganar por la desesperanza, debemos avanzar con alegría. Nadie dice que es fácil, pero debemos hacerlo con una sonrisa. ¿Quién vuelve a un comercio donde solo se escuchan quejas? ¿O quien contrata a un trabajador malhumorado? Para lograrlo, debemos verlo como un juego, y de hecho lo es, aunque no es un juego de niños. Además, puede ser divertido. Si te falta el ánimo, te propongo que hagas esto, que veas tu actividad del día como un juego, sin que pierda la seriedad, jugar a que tengo las responsabilidades que tengo, a que tengo que vender toda la mercadería que queda del invierno para poder comprar la que necesito tener en góndola para el verano. Pensar cómo puedo aprovechar los eventos que la ciudad me presenta, carreras, partidos de fútbol, torneos de niños, festivales de teatro, etc. Todo es una posibilidad, en este juego de la vida.
Y si estás transitando un momento difícil, piensa, si no tuvieras ese desafío y estarías sin trabajo o sin un negocio que abrir, ¿no tomarías, dicho desafío, sin dudarlo?
Como decíamos en párrafos anteriores, la crisis no depende de nosotros, pero lo que podemos hacer es mirar alrededor y observar quien está con necesidades y prestarle nuestra ayuda. Volcarnos a nuestras fortalezas, lo que sabemos hacer bien, usar los clásicos que nunca fallaron en nuestras empresas y ponerles un toque de actualidad para relanzarlos. En la inestabilidad financiera, los negocios se cuenta de a uno, compro, vendo, cuento la ganancia y comienzo de nuevo. Es imposible que cierre y espere a que el país se estabilice. Además no sabemos si lo hará alguna vez.
Para saber si estoy en el camino correcto, les cuento mi fórmula, si lo que hago me hace feliz a mí y a los que tengo alrededor, quiere decir que voy por el camino correcto. Cuando me da trabajo mantener el ánimo, probablemente es que debo corregir, al menos un poco el rumbo.
En tiempo de elecciones, Dios nos elige, para que vayamos mar adentro, para que seamos actores del cambio. No con cosas extraordinarias, sino con el esfuerzo diario de ganarnos el pan y ayudar a que otros lo consigan.

#BuenaSaludFinanciera
#HaciendoNuevoTodo
@GuilleBriggiler
@ElcontadorB

Te puede interesar