Panorama Político

Locales 06 de septiembre de 2019 Por
Leer mas ...
LAS ESPADAS DE
LA POLITICA
De tanto en tanto suelen conformarse verdaderos clásicos de la discusión política en todos los niveles, local, provincial o nacional. En Rafaela, los procesos electorales han establecido una especie de división de poderes, puesto que el Departamento Ejecutivo hace 28 años que mantiene el mismo signo político, esto es el peronismo en tanto que el Concejo Municipal está bajo control opositor. 
El jefe de Gabinete municipal, Marcos Corach, se ofrece como voluntario para estas lides en particular cada vez que surgen críticas contra el Ejecutivo por parte del demoprogresista Lisandro Mársico o el radical, Leonardo Viotti. Esta semana hubo cierta pirotecnia por la decisión de aumentar de 15 a 25 pesos el precio del boleto del transporte urbano de pasajeros. Al respecto, Viotti dijo estar de acuerdo con el ajuste pero aprovechó a pedir, una vez más, que se mejore el servicio de los minibuses. Y recordó que alguna vez el intendente, Luis Castellano, blanqueó ante los propios concejales su intención de convertir al transporte urbano de pasajeros que presta el Municipio en el mejor del país. Fue un desafío arriesgado por parte del titular del DEM. 
Corach leyó las declaraciones de Viotti en LA OPINION y ese mismo día respondió. En esa línea, lamentó que ninguno de los concejales de Cambiemos de Rafaela se haga cargo de la crisis económica que, según dijo, es responsabilidad absoluta del gobierno de Mauricio Macri. Y fundamentó, palabras más palabras menos, que el aumento del boleto no sería necesario sino hubiera inflación y devaluación en el marco de una crisis galopante ni tampoco quita de subsidios a los combustibles y al transporte público. 
La sensación es que aquel "háganse cargo" que instaló Marquitos Peña en el Congreso al hacer referencia a la herencia kirchnerista sonará cada vez más fuerte por parte del propio peronismo. 

EN LAS REDES
A propósito de Corach, cuando quiere suele ser picante en su cuenta de Twitter. Esta semana le regaló un "me gusta" al desafío impulsado por "Agostina" que decía: "Cosas que no pudiste creer del macrismo porque parecía una joda. Empiezo yo" que seguía con una foto del ministro Bergman vestido de arbolito o algo así. El hilo que siguió tenía la capacidad de hacer reír o llorar, según la sensibilidad de los lectores. 
Por el lado del intendente Luis Castellano, en su cuenta de Instagram optó por mostrar los temas más dulces de su gestión, aquellos despojados de polémica. Así, prefiere mostrar fotos de sectores de la ciudad o de obras, como lo hizo esta semana con la rampa que se construye en la Placita Honda de barrio San Martín. O bien el comentario a propósito de los incendios en la Amazonia, que aprovechó para reivindicar su política sobre el arbolado público. "Quiero contarles que en ocho años de gestión plantamos 17.764 árboles en Rafaela y hasta el momento relevamos 80.463 ejemplares, con el objetivo de llegar a uno por habitante", sostuvo.

UNA TRANSICION
MUY ESPINOSA
Podía considerarse que una vez terminadas las elecciones provinciales, las distintas fuerzas políticas tenderían a calmarse y archivar el kit de herramientas que suelen utilizar en campaña. En Rafaela, con la reelección de Castellano, todo transcurre sin contrastes, a lo sumo el interés reside en la renovación del equipo de gobierno municipal. 
Pero a nivel provincial se recalientan las diferencias en distintos frentes. 
El primero tiene al Gobierno provincial y a los intendentes y presidentes comunales del PJ como protagonistas -entre ellos, Castellano-. Los municipios y comunas se quejan por cierta discriminación en el envío de dinero, como el Fondo de Obras Menores. El documento divulgado el fin de semana pasado fue duro contra la administración del gobernador Miguel Lifschitz. 
Sin embargo, el secretario de Regiones, Municipios y Comunas de la Provincia, Carlos Torres, presentó batalla con una amplia respuesta que silenció a los alborotadores jefes de gobiernos locales. El funcionario provincial rechazó que discrimine a los pueblos y ciudades gobernadoras por peronistas a la hora de repartir fondos. Y jugó una muy buena carta: les recordó que un gobierno nacional kirchnerista no le pagaba la coparticipación completa a la Provincia de Santa Fe, por lo que se generó una deuda millonaria certificada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación  -hoy quizás cerca de 100.000 millones de pesos, aunque con tantas devaluaciones quien sabe cuál es el número final-. En los casi cuatro años de Macri hubo diálogo para acordar cómo se pagaría esa deuda, pero más allá de las sonrisas y fotos de ocasión nada se concretó. 
Torres planteó entre otras cosas que ningún intendente peronista recuerda que esa deuda de la Provincia la generó, precisamente, de un gobierno nacional del PJ. 
El segundo choque político se evidenció con nitidez ayer con la nota enviada por los integrantes de la mesa de transición en representación del gobernador electo, Omar Perotti. Se quejan por las demoras en contestar el cuestionario presentado hace un par de meses. Como por ejemplo las obras públicas adjudicadas y en proceso de licitación que deberá pagar el futuro gobierno provincial. También preocupa el pase a planta permanente a la administración pública de punteros políticos del Frente Progresista. 
Esta historia recién comienza. 

LOS GESTOS 
DE LIFSCHITZ
Más allá de que la transición amenaza convertirse en un polvorín político por la herencia que puede dejar el Gobierno del Frente Progresista al PJ, el gobernador Lifschitz se puso una buena nota durante el discurso que pronunció el lunes por el Día de la Industria en Santa Fe. 
"Estamos conformes con lo realizado. Por supuesto, hay cosas que pudieron haberse hecho mejor o que no tuvimos tiempo de concretar, pero podemos sentirnos tranquilos de que todo lo que dijimos que íbamos a hacer lo pusimos en marcha, aún en condiciones macroeconómicas y climáticas muy adversas durante estos cuatro años", dijo. "El saldo es positivo y deja un capital muy importante para el futuro y para el próximo gobierno, al cual le auguramos el mayor de los éxitos porque su éxito será también el nuestro. Si la provincia sigue adelante y muchas de las políticas que hemos puesto en marcha se convierten en políticas de Estado, resultarán un éxito para la provincia", sostuvo.









Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar