El tiempo de Scaloni

Deportes 05 de septiembre de 2019 Por
Leer mas ...
FOTO ARCHIVO PRUEBA VARIANTES. Lionel Scaloni le dará la oportunidad de mostrarse a varios jugadores de cara al futuro.
FOTO ARCHIVO PRUEBA VARIANTES. Lionel Scaloni le dará la oportunidad de mostrarse a varios jugadores de cara al futuro.
Esta noche la Selección Argentina se presentará en Los Ángeles ante el combinado chileno y más allá de un cierto perfume a clásico, que se desprende del mismo, lo más significativo será, observar el proceso de evolución de un entrenador, debilitado hasta antes de la Copa América disputada en Brasil y que luego, encontrara en las buenas actitudes de los jugadores y en general, de la opinión pública, un soporte acaso, impensado.
El técnico rosarino, resabio del mundial de Rusia y de las frustraciones de aquella gestión de Jorge Sampaoli, ha logrado tomar distancia de esos episodios que proyectaron una inadecuada imagen y un año después, con una docena de partidos al frente del equipo mayor, siente que ha comenzado a construir cimientos, en base a su empatía con las nuevas generaciones de futbolistas, que inexorablemente, ya ocupan los espacios dejados por quienes, cumplieron ciclos o bajaron sus prestaciones, menos compatibles con el nivel de elite, que se requiere para tener chances ciertas, en selecciones obligadas a protagonizar, todos los compromisos internacionales.
Scaloni tiene una ventaja respecto del resto de sus colegas en nuestro país; su obra es menos visible en cuanto a frecuencia de exposición, ergo, el desgaste por las críticas lo alejan del estrés y le ofrecen un buen ángulo de observación de todo el espectro futbolístico.
Esta condición coopera con el buen clima que acompaña a su cuerpo técnico y desplaza el horizonte de los nuevos objetivos, mientras gana en horas de vuelo y confianza. Entiendo que este es un dato mayor, ya que Claudio Tapia, lo ha respaldado por tiempo indeterminado, despejando así, potenciales focos de conspiración y, por lo tanto, su estabilidad en el cargo, ha dejado de ser un tema de estado y de controversia.
El entrenamiento de hoy, que se repetirá en formato, pero con otro adversario, el próximo martes cuando jugará ante su par mejicano que dirige Gerardo Martino, no presenta en lo previo, una carga sustantiva ni de expectativas ni de consecuencias por el resultado.
La ausencia de Lionel Messi, que lógicamente le quita bizarría a este partido, a su vez, lo descomprime al entrenador, que va a contar con todas las libertades para intentar, lo que muchas veces, no debe o no puede, en presencia de un hombre excepcional desde todo punto de vista.
Tampoco tendrá que negociar con otros históricos como Ángel Di María y el Kun Agüero, a quienes no incluyó en la lista de convocados para estas pruebas, en consecuencia, su trabajo en base a un material, casi exclusivamente de recambio (excepto Nico Otamendi y Marcos Rojo), le dará por primera vez, un carácter casi de autor, a la propuesta táctica.
Quedaron atrás momentos muy tensos y algo desconcertantes, en relación a la autoridad de Lionel Scaloni, para erigirse en jefe de equipo y sin que ello se haya terminado de perfilar, estos desafíos que se han acumulado sobre el cierre del año, lo dotarán de legitimidad, sí se hace cargo del momento y gestiona de forma confiable.

SIN DYBALA NI ARMANI
Según lo observado en el entrenamiento de ayer y los anunciados criterios que Scaloni impondría para esta gira, en el partido de esta noche frente a La Roja, dispondrá de un plan B.
Seguramente Esteban Andrada estará en arco, amparado por una primera línea sin antecedentes, con Germán Pezzela y el Chino Martínez Cuarta como la dupla de zagueros, para distribuir por los costados a Nico Figal, otro de los jugadores que se desempeña en nuestro medio, en este caso en Independiente y el Huevo Acuña, uno de los mas experimentados de esta citación.
Matías Zaracho y Nico Domínguez, hombres destacados en Racing y Vélez respectivamente, continuarán con el proceso de adaptación al combinado mayor, en un nuevo guiño que Scaloni hace a figuras en ascenso, de la Superliga, y se acomodarán en la zona de volantes junto a Guido Rodríguez y Roberto Pereyra, estos últimos, con mayor rodaje en este ciclo
El equipo inicial, tendrá en el cuadro de ataque a Manu Lanzini y Lucas Alario, que si bien, no ha tenido en la Bundesliga, buen suceso en los últimos tiempos, el entrenador, confía en recuperarlo con la albiceleste, apostando a la calidad de su juego.
Estos serán los nombres que ganarán, en algunos casos, minutos de competencia y familiaridad con las nuevas políticas deportivas de la gestión Scaloni, un momento ideal, para recorrer esos caminos de afinidad y de renovación para las grandes exigencias del 2020. Los rivales le agregarán esa motivación, que muchas veces, no provocan estas instancias y allí, se podrá reconocer a la vez, las aptitudes emocionales de estos jugadores, tan imprescindibles, como la jerarquía y la templanza.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar