Nuevo medicamento reduce la mitad del riesgo de progresión

Sociales 04 de septiembre de 2019 Por
CANCER DE MAMA
BUENOS AIRES, 4 (NA). - La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó recientemente una nueva terapia por vía oral para el tratamiento de un subtipo específico de cáncer de mama que ya está disponible en Argentina y demostró reducir en un 46% el riesgo de progresión de enfermedad.
Un estudio clínico, denominado EMBRACA, demostró en las pacientes que recibieron esta molécula una sobrevida libre de progresión de 8.6 meses versus 5.6 meses que tuvieron las pacientes que se trataron con quimioterapia estándar.
Esta nueva droga se llama talazoparib y está indicada para pacientes con cáncer de mama localmente avanzado o metastásico, HER2 negativo y que presentan mutación del gen BRCA, el cual se determina mediante un test genético.
El mencionado es un tipo de tumor que, generalmente, se presenta a edades más tempranas que el resto de los tumores de mama y en mujeres con historial familiar o propio de tumores de mama/ovario.
La eficacia de esta nueva droga la avalan los resultados del Estudio Pivotal EMBRACA, un estudio fase III que involucró a 431 pacientes que presentaban este tipo de enfermedad (gBRCA+, HER2-).
En la investigación, se vio que más de 6 de cada 10 pacientes (62,6%) consiguieron respuesta positiva gracias a esta nueva molécula mientras que en el grupo que recibió quimioterapia, los resultados fueron del 27,2%.
En 2018, se registraron 21.558 nuevos casos de cáncer de mama incluyendo todos los subtipos de esta enfermedad, lo que representa 59 nuevos diagnósticos por día, a la vez que en 2017 murieron en nuestro país 6.114 personas por esta enfermedad, lo que demuestra la necesidad de desarrollos de nuevas terapias como ésta, que brinden nuevas alternativas a las pacientes.
La doctora Valeria Cáceres, Jefa del Departamento de Oncología Clínica del Instituto Ángel Roffo, explicó: "Hasta ahora, este grupo de pacientes con cáncer de mama no contaba con una alternativa que presentara niveles de eficacia altos. Por este motivo, la aprobación de talazoparib representa una noticia muy positiva para ellas, ya que ahora tienen más herramientas para mejorar su calidad de vida, al aumentar el tiempo libre de progresión".
"El beneficio que esto genera para las pacientes es considerable tanto por la sobrevida libre de progresión como por la posibilidad de estar saludables durante más tiempo, a la espera que desde la investigación se desarrollen nuevos fármacos con los que se puedan beneficiar. Esta droga se usa sola, sin quimioterapia y la misma puede hacer que el tumor desaparezca, que se reduzca o que se mantenga estable", detalló.
Una particularidad del estudio es que incluyó a pacientes previamente tratadas, con antecedentes de metástasis cerebral o con un tipo de enfermedad más agresiva (con receptor de hormonas negativo), lo que muestra que esta nueva droga representa una alternativa esperanzadora incluso en cuadros muy comprometidos.
El Doctor Guillermo Lerzo, Jefe Unidad Oncología Clínica del Hospital de Oncología María Curie de la Ciudad de Buenos Aires, señaló: "Su forma de administración, de una toma oral diaria, conforma un paso adelante para la calidad de vida de quienes padecen esta condición".
"Talazoparib es generalmente bien tolerado, con mínima toxicidad no hematológica y pocos eventos adversos que pudieran determinar la discontinuación del tratamiento. Además, las pacientes podrán evitar la incomodidad de tener que recibir terapias que deban ser administradas por vía intravenosa y todo avance que implique una mejora en la calidad de vida, incluyendo la facilidad en la administración de un fármaco, es bienvenido", expresó.
Además Lerzo comentó: "No hay una limitación en cuanto a la edad del paciente, sí debe ser mayor de 18 años, pero no hay una edad límite. Lo que limita el tratamiento es el estado general del paciente".
Los efectos adversos más comunes fueron los hematológicos: anemia (39% de grado significativo), neutropenia (21% de grado significativo) y trombocitopenia (14% de grado significativo) mientras que otros efectos secundarios fueron: caída de cabello parcial y no total (25,2%), cansancio (50% de las pacientes, pero sólo el 2% en grado relevante), y relacionados con el aparato digestivo (náuseas, vómitos, diarrea) en menos de una cuarta parte de las pacientes.
"El conocimiento que la ciencia tiene acerca del cáncer se ha ido profundizando notablemente en las últimas décadas, a tal punto que en este tipo de tumor hoy no hablamos de ‘cáncer de mama’ en general, sino que existen múltiples subtipos de esta condición", aclaró el Doctor Lerzo.
En ese sentido, la Doctora Cáceres añadió: "Allí radica la importancia de conocer qué tipo de enfermedad padece cada paciente, con nombre y apellido de la afección, para de esta manera poder indicar el mejor tratamiento disponible".
Por su parte, Marta Mattiussi, quien es la Presidenta de MACMA (Movimiento Ayuda Cáncer de Mama) indicó: "Siempre es una buena noticia contar con más y mejores medicamentos disponibles y desde nuestra institución celebramos la llegada de toda innovación que nos permita mejorar el pronóstico de la terapia y contribuir a una mejor calidad de vida de las pacientes".
"Celebramos que se pueda acceder a este tratamiento ya que hay un punto fundamental en el tratamiento que es la calidad de vida para la paciente", dijo Mattiussi, quien además contó que a pesar de haber sido aprobada por la ANMAT, la droga "no está incluida en el Programa Médico Obligatorio (PMO)".


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar