Llega la Feria BADA con 250 expositores

Información General 26 de agosto de 2019 Por
En esta octava edición se darán cita 250 artistas consagrados y emergentes de todo el país, y también llegarán del exterior. Cada creador deberá ofrecer diez piezas por menos de 4.000 pesos.
A tono con la volatilización de las modalidades de comercialización, la Feria BADA -Buenos Aires Directo de Artista-, que se realizará entre el 29 de agosto el 1º de septiembre en La Rural, propone desde hace casi una década una plataforma de venta directa entre artistas y público y, al tiempo que considera otras formas de adquisición de obra, promueve el coleccionismo ya que cada creador deberá ofrecer diez piezas por menos de 4.000 pesos.
En esta octava edición se darán cita 250 artistas consagrados y emergentes de todo el país y también llegarán del exterior, y a diferencia de lo que ocurre con otros modelos de ferias, no habrá intermediarios ni galeristas: serán los artistas quienes estarán al frente de sus stands para mostrar sus obras en un encuentro mano a mano con el público.
Como alternativa personalizada para la venta de arte, la feria ofrecerá obras en pintura, escultura, dibujos, textil, fotografía, arte digital, mosaiquismo y hasta street art, de artistas como Paula Rivero, Yanina de Martino, Kiki Laurie, Pablo Fracchia, Elisa Bunge, Carolina Outon, Clara Harrington, Camila Vilar, Martín Bordenave, María José Villafañe y Laura Gualda.
"El concepto de BADA es sacarle la cosa solemne al arte, descontracturar y generar un espacio relajado de encuentro entre el artista y la gente. Y también desterrar esa idea de que el arte es solo para millonarios o para gente que sabe un montón, cuando el arte es algo que nos llega a todos, es un lenguaje y cuando hay montones de artistas con precios de obra súper accesible", sostiene la artista Ana Spinetto, responsable de la iniciativa.
"Estamos convencidos de que nadie puede hablar mejor de la obra que el artista -sostiene Spinetto-. El artista tiene respuestas y eso toma otra dimensión, se genera un encuentro que es muy valioso para el público pero también para el artista porque una obra es un diálogo y se completa con la mirada del otro".
El chaqueño Milo Lockett, que siempre mantuvo un perfil de autogestión y que participa de BADA desde su primera edición en Pilar en 2012, coincide con esa lectura: "La feria nos permite encontrarnos con la gente, es un lindo punto de partida, cuando muchas veces el artista está como escondido. El mundo cambió, las redes sociales modificaron todo y nosotros tenemos que saber ponerle palabras a nuestro trabajo y defenderlo".
En palabras de Spinetto, "estamos convencidos que el artista debe ser su propia empresa y que puede hacerse cargo de la parte comercial y administrativa. Por eso, este año le dimos talleres de capacitación en redes, marketing, cómo curar el espacio, cómo poner precio a la obra. Eso es algo que no se estudia y el artista se forma con muchas técnicas artísticas pero no sabe cómo hacer para vender".
El público no solo podrá comprar: así como vidriera del arte contemporáneo, la feria acercará instalaciones participativas, como un túnel de arte lumínico cinético, otro para pintar con pigmentos fluorescentes, una intervención de concientización sobre el delito de la trata de personas a través de un conjunto de historias de mujeres, y habrá un espacio dedicado a tatuadores, que realizarán creaciones en vivo.
Por el éxito que cosechó a lo largo de estos años -en 2018 recibió 70.000 personas-, el formato de la feria liderada por Spinetto desembarcará en México en febrero de 2020. Y además, al calor de esta edición, lanzará su plataforma de e-commerce que buscará trasladar a Internet esta experiencia de cuatro días de forma permanente.




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar