Peugeot 2008 revitaliza imagen y seguridad

Automotores 23 de agosto de 2019 Por
Leer mas ...
FOTO CLARIN RENOVADO. El SUV compacto adopta rasgos de modelos anteriores e incorpora airbags laterales.
FOTO CLARIN RENOVADO. El SUV compacto adopta rasgos de modelos anteriores e incorpora airbags laterales.
Peugeot Argentina dio a luz al nuevo 2008 en uno de los contextos económicos más complicados de los últimos tiempos. Presentado tres días después de las elecciones PASO, con un dólar que no parecía tener ni techo ni piso, la renovación del segundo modelo más vendido de la marca, detrás del 208, no podía seguir esperando. Es que el SUV compacto seguía conservando el estilo original con el que fue presentado en 2016, quedando algo desactualizado estéticamente con respecto a sus rivales. El único cambio que había mostrado el modelo fue 2017, cuando evolucionó en tecnología y mecánica. En esa oportunidad se cambió la pantalla multimedia y la caja automática pasó de 4 a 6 marchas-.
El cambio más importante es visible en la trompa, donde se destacan la nueva parrilla oscura que enmarca el logo del león, paragolpes y capot. En la zona baja fue modificada la máscara que contiene los faros antiniebla y se rediseñó la toma de aire. Además, se incorporaron nuevas molduras protectoras negras que recorren los paragolpes, guardabarros y zócalos de puertas. Con este nuevo estilo frontal, sumado al mejorado ángulo de ataque (ahora de 23°), el 2008 consigue un efecto de mayor robustez y firmeza. Otro cambio relevante es que las versiones de entrada de gama sumaron airbags laterales delanteros, llegando a un total de cuatro.
En total, la oferta 2008 comprende un total de cinco versiones que mantienen las conocidas opciones de motorizaciones nafteras:el 1.6 litros de 115 caballos que puede estar asociado a una caja manual de cinco velocidades o una automática de seis;y el 1.6 turbo de 165 caballos, acoplado a la caja manual de seis marchas y sólo disponible en la variante Sport (full), utilizada en esta prueba de manejo. Peugeot adelantó que a fin de año sumará para esta versión la caja automática de seis velocidades.
Esta versión tope de gama es la que hace la diferencia en la categoría. Porque tiene el motor naftero más potente (el Jeep Renegade tiene una opción turbodiésel de 170 CV) y varios dispositivos electrónicos para mejorar su comportamiento. Como su sistema de distribución del torque llamado Grip Control, para facilitarle la tracción en terrenos de baja adherencia, el control de estabilidad y el Hill Assist o ayuda al arranque en pendiente. Las demás versiones no ofrece ninguno de estos dispositivos, ni siquiera control de estabilidad.
El 2008 Sport, con el motor THP (turbo haute pression o turbo de alta presión) de 165 caballos, consigue una performance espectacular: 211 km/h de velocidad máxima y 7,8 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h. Además, con un consumo bastante contenido: 9,9 litros cada 100 kilómetros en ciudad y apenas 6,6 litros cada 100 en ruta, si vamos a 100 km/h de velocidad. Si bien no es un 4x4, el Grip Control es un dispositivo de asistencia a la conducción que ayuda a mejorar su comportamiento en diferentes terrenos gracias a sus cinco modos de conducción: el “Normal”, para el asfalto seco de calles o rutas; el modo “Nieve”, adapta instantáneamente el derrape de cada una de las ruedas motrices a las condiciones de adherencia y cuando la velocidad del vehículo alcanza 50 km/h el sistema entra en modo “Normal”; el modo “Barro” para barro o césped mojado, garantiza la salida del vehículo en esas condiciones específicas transfiriendo el máximo de torque posible a la rueda adherente, actuando como un diferencial de deslizamiento limitado (DGL) que se adapta particularmente los caminos no pavimentados y queda activo hasta los 80 km/h; el modo “Arena” mantiene el derrape simultáneamente en ambas ruedas motrices para posibilitar el avance en suelo arenoso y limitar el riesgo de encajar el vehículo (este modo funciona hasta 120 km/h); y el modo ESP Off ofrece al conductor la posibilidad de desconectar totalmente el ESP y el Grip Control, hasta la velocidad de 50 km/h, para que pueda administrar la tracción con total autonomía.
El confort de marcha en ciudad es muy agradable, fiel a la filosofía Peugeot. Las suspensiones, calibradas en un punto intermedio, permiten absorber satisfactoriamente las irregularidades de nuestras calles sin que los pasajeros lleguen a sufrirlas. Y el ángulo de ataque más amplio facilita cuando tenemos que encarar un lomo de burro o una cuneta pronunciada. Lo que sí notamos fueron algunos ruidos provenientes de algunos de los tantos plásticos que componen el habitáculo. Más allá de esto, la calidad es aceptable. Uno de los puntos críticos es en el espacio para las plazas traseras, de los más chicos de su categoría. En el puesto de conducción es otra cosa. Una posición óptima de manejo puede adoptar fácilmente gracias a que la dirección se ajusta en profundidad y altura. Los comandos están al alcance de la mano y la operación del sistema multimedia es intuitivo.

PRECIOS
Como dijimos , la oferta 2008 comprende cinco versiones que, actualmente, tienen estos precios oficiales: Active ($ 883.840), Allure ($ 912.624), Feline ($ 1.050.048), Feline Tiptronic ($ 1.113.104) y Sport ($ 1.170.336).

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar