En 6 años se crearon más industrias pero no creció la cantidad de empleos

Locales 22 de agosto de 2019 Por
De los datos recabados por el ICEDeL surge que crecieron la cantidad de empresas desde 2012 hasta el año pasado: de 496 a 540. Y el perfil es altamente diversificado: existen 22 de las 24 secciones. Tres de cada cuatro firmas son unipersonales. La ocupación promedio se redujo de 23.7 trabajadores en 2012 a 21.6 en 2008, el más bajo desde que se comenzó con el censo en 200. Bajó la cantidad de exportadoras y 8 de cada 10 venden a Rafaela y zona.
FOTO PRENSA MUNICIPALIDAD PRESENTACIÓN./ El Intendente encabezó el acto en el Salón Verde del Palacio Municipal.
FOTO PRENSA MUNICIPALIDAD PRESENTACIÓN./ El Intendente encabezó el acto en el Salón Verde del Palacio Municipal.

Este miércoles, el intendente Luis Castellano presentó los resultados de la cuarta edición del Censo Industrial y la segunda medición del año del Observatorio Industrial, dos instrumentos que implementa el municipio a través del Instituto de Capacitación y Estudios para el Desarrollo Local (ICEDeL) y que tiene como finalidad conocer la realidad de las empresas de Rafaela para el diseño e implementación de políticas públicas.
Estuvieron presentes funcionarios municipales, representantes de diversas instituciones y de las empresas que participaron del relevamiento.
“Presentar el Censo Industrial, en un momento como el que estamos atravesando en Argentina, es nuestra obligación. Además, es una satisfacción mantener una tradición de trabajo cada seis años porque lo fundamental es que podamos diagramar políticas a futuro con evidencia, con datos certeros”, manifestó el mandatario local.
El primer censo se llevó a cabo en el año 2000, el segundo en el 2006 y el tercero en 2012: “Estos datos nos ayudan a trabajar sobre la base de mediciones de lo que va pasando, primero en nuestra vida social con temas tan importantes como en el empleo, y en la parte industrial y productiva, con diagnósticos y proyecciones”.
También valoró la información recabada por el Observatorio Industrial “que permite observar cómo evoluciona el sector cada cuatro meses junto con el Centro Comercial. Eso nos va dando un panorama más de coyuntura, en tanto que el Censo nos va mostrando que lo que ha pasado en los últimos seis años con la industria en Rafaela”.
“La convocatoria ha sido muy interesante porque todo el entorno institucional tanto del lado de los trabajadores como empresarios, el sector educativo, las universidades, estuvimos debatiendo prácticamente una hora y media los datos del Censo más los datos del Observatorio”, destacó.

LA INDUSTRIA EN RAFAELA
El Censo arrojó como dato que en el período 2012 a 2018, hubo más aperturas que cierres de empresas, incrementándose por lo tanto el total de establecimientos industriales de la ciudad, pasando de 496 a 540. A este valor se le debe adicionar 52 empresas del sector software y servicios informáticos.
Además, el perfil industrial de la ciudad se muestra altamente diversificado, con presencia en 22 de las 24 secciones industriales. La estructura industrial tiene un predominio histórico de los sectores alimenticios y metalmecánicos, este último con el 32,8% y el alimenticio con el 29,1%.
Es importante señalar que el sector industrial presenta un moderado incremento en la longevidad de sus empresas, siendo la edad promedio de 21,9 años. En este sentido, el 35% comenzaron sus actividades hace más de 25 años, el 69% posee más de diez años, y el 14% han iniciado sus actividades en los últimos 5 años.
También se pudo conocer que el 73% de las empresas son organizaciones unipersonales.

EMPLEO
Este último dato está estrechamente ligado a la generación de empleo ya que si bien la cantidad de empresas es mayor, en los últimos seis años han permanecido estancados los registros de empleo industrial con una leve tendencia a la baja.
Se trata del primer operativo censal que muestra una caída intertemporal en los niveles de empleo. La ocupación promedio se redujo de 23,7 trabajadores por empresa en el 2012, a 21,6 en 2018, siendo el valor más bajo relevado desde el año 2000.
Otro aspecto que se evidenció es que la ocupación industrial responde a una lógica de género: solo el 8,4% de los puestos de trabajo son ocupados por mujeres y, sobre el total de empresas locales, el 68,2% no posee mujeres en su estructura de personal actual.
Con respecto a la incorporación de personal, en el bienio 2016-2017, el 14,3 % de las empresas ha incorporado personal, siendo un porcentaje levemente superior a la proporción de empresas que han reducido su dotación de planta (11,8%).
Más de la mitad de ingresos efectivos en este periodo han sido jóvenes menores de 25 años, lo cual refleja la posición relevante del sector industrial para el abordaje de políticas de fomento del empleo juvenil. Distinta es la situación de los mayores de 45 años, ya que menos del 5% de los puestos de trabajo creados en el período han sido ocupados por personas adultas.
Se percibe una notable preferencia por la incorporación de varones ya que solo el 21% de los puestos de trabajo han sido ocupados por mujeres.
El 55,8% de las empresas excluyeron de sus procesos de selección a personas sin titulación de nivel medio. Solo el 23% de los puestos de trabajo creados en el bienio han sido cubiertos por personas sin título secundario.

MÁS DATOS
Por otro lado, el Censo posibilitó determinar la importancia de la PyME en el sector industrial: El 98,5% de las empresas se incluyen en las categorías micro, pequeñas y mediana empresas. Asimismo, la PyME agrupa el 42,7% del empleo industrial directo de la ciudad de Rafaela y concentra el 22% de la facturación total de la industria.
En el tema exportaciones, del 2012 al 2018 bajó de 46 a 43 empresas que exportaban sus productos a países limítrofes, Uruguay, en primer lugar, Paraguay, Chile, Brasil y, en menor medida, Bolivia, completan la grilla de mercados más relevantes para las empresas de la ciudad.
El 77,8% de las empresas comercializa la mitad de su producción o más en la ciudad de Rafaela y/o localidades aledañas. Entre las unipersonales, el 91,2% distribuye sus productos en el entorno regional próximo.
Por último, entre los problemas externos que impactan sobre las empresas se destacan: inflación, inflación de costos de materias primas, altos costos impositivos, incertidumbre cambiaria, incremento tarifarios en servicios, altos costos de financiamiento, competencia informal, entre otros.

DOS ESTUDIOS QUE SE COMPLEMENTAN
A su turno, el director del ICEDeL, Marcelo Ortenzi, expresó: “En esta oportunidad buscamos copilar la información del Censo Industrial tradicional más el Censo del Software, con la cual tendríamos unas 592 empresas industriales en total donde ha habido un crecimiento con respecto al censo anterior. Vemos que ese crecimiento se ha dado, fundamentalmente, por empresas ligadas al sector alimento y bebidas y de estructura unipersonal”.
“Una de las cuestiones que observamos en estos seis años es que este crecimiento de empresas no se ha dado en su correlato en cuanto a crecimiento y facturación ni tampoco en crecimiento del empleo, por lo cual fue una de las cuestiones para poner en consideración del entramado, pensando que existe una coyuntura, que nuestra ciudad tiene características diferentes al resto del país y que tenemos que mirarnos hacia adentro y tomar decisiones para el sector industrial”, agregó.
Además, dijo que “el crecimiento en cantidad de empresas se produjo porque han surgido nuevas empresas pequeñas pero en el tema de la incorporación de personal en el balance, no se traslada más empresas a más puestos de trabajo. La coyuntura afecta para que las empresas puedan tomar más personal porque ven limitada su capacidad de desarrollo”.
A su turno, el coordinador de la Secretaria de Desarrollo Económico del municipio, Diego Peiretti, quien estuvo trabajando en el Observatorio Industrial, explicó: “El Observatorio Industrial es una herramienta que complementa los datos que arroja el Censo. Se busca medir la coyuntura de la industria, por eso son tres mediciones que hacemos en el año”.
En esta segunda medición, “el Observatorio viene a corroborar lo que se va percibiendo en la situación de la industria. En términos de empleo vemos un estancamiento que genera una dificultad porque todos los jóvenes que se van incorporando año tras año al mercado de trabajo, no encuentran una posibilidad concreta de empleo. En esto también vemos un goteo porque dos de cada tres empresas manifiesta un estancamiento pero de ese tercio restante es el doble la cantidad de empresas que ha despedido personal de aquellas que ha incorporado personal”.
“El 25 por ciento de las industrias manifiesta tener un personal que excede su capacidad, es decir que hay una sobredimensión de personal. Esto puede suponer que están sosteniendo el empleo y es una luz de alerta que tenemos que estar permanentemente monitoreando”, concluyó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar