Omar Díaz y otro exigente compromiso ante Villalobos

Deportes 21 de agosto de 2019 Por
El púgil profesional rafaelino, que está realizando una excelente labor en el plano rentado, se prepara para enfrentar, el mes que viene en Buenos Aires, a otro duro adversario como lo es el cordobés José Villalobos, uno de los mejores exponentes nacionales en la división super welter.
FOTO ARCHIVO JUNTOS. Omar Gabriel Díaz y Rubén Giménez, su entrenador.
FOTO ARCHIVO JUNTOS. Omar Gabriel Díaz y Rubén Giménez, su entrenador.
Luego de la muy buena victoria como local ante Sergio Paysse en el renovado salón social del club 9 de Julio de nuestra ciudad en julio pasado, la tercera consecutiva en otras tantas presentaciones en lo que va del 2019 y la octava en el pugilismo profesional sobre 9 presentaciones en la división super welter, Gabriel Omar Díaz se prepara para volver a subir al cuadrilátero. La próxima cita del pupilo de Rubén Giménez y representante del Gimnasio MosquiBox será el venidero 13 de septiembre en Buenos Aires, en escenario a confirmar, frente el difícil José Antonio Villalobos. El Loco, de 22 años y actualmente en el noveno lugar del ranking argentino de la especialidad, tendrá que afrontar otro duro escollo en su camino ascendente en el plano rentado, donde hasta el momento, además de la experiencia, está sumando muy bueno resultados, tanto de local como de visitante, en estos dos primeros años en el boxeo de élite a nivel nacional. El compromiso se anuncia un tanto exigente para el rafaelino, ya que su rival, el cordobés Villalobos de 25 años, cuenta con un palmarés de 12 victorias -7 antes del límite-, 5 derrotas -1 por KO- y 2 sin decisión en 19 presentaciones. En su último combate, viene de ganarle en su tierra a Fernando Battaglia en decisión unánime el pasado 21 de junio. Cabe señalar que Díaz ganó sus primeros 4 encuentros profesionales, perdió el quinto por KO ante Gerardo Vergara en Bahía Blanca, acumula 4 triunfos consecutivos y se mantiene invicto en este año, ya que se impuso en febrero a Emiliano Pucheta en Necochea y en abril a Oscar Pérez en Catamarca.

SE FUE MANTEQUILLA
José Nápoles, el mítico Mantequilla, falleció el pasado viernes a los 79 años víctima de un cuadro de diabetes y Alzheimer. El exboxeador será recordado en la Argentina como el rival de Carlos Monzón en su gran defensa del título mediano en febrero de 1974, en París. En aquella ocasión, el santafesino le ganó por nocaut técnico en el sexto asalto al cubano naturalizado mexicano. Nápoles fue campeón welter y supo exponer el título con éxito en 15 peleas, con siete victorias por nocaut. En 1984, ingresó al Salón de la Fama del boxeo. Y, en los último años, residió en Ciudad Juárez, adonde pasó por penurias económicas y recibió asistencia del CMB. Había nacido en Santiago de Cuba en abril de 1940, aunque dejó la isla rumbo a México a los 19 años, cuando el boxeo fue prohibido al llegar al poder el líder Fidel Castro. Obtuvo su primer título mundial en 1969, a los 29 años, al derrotar al estadounidense Curtis Cokes, en el Forum de Inglewood, en California, por nocaut técnico en el decimotercer asalto. Ante Monzón, Nápoles pagó caro subir de categoría hasta los 72,500 kilos y fue dominado nítidamente por el fallecido púgil argentino, quien lo derrotó por abandono cuando iba a comenzar el sexto round. El cubano nacionalizado mexicano enfrentó a otro boxeador argentino en ese mismo 1974, en diciembre: se midió con el tucumano Horacio Saldaño, al que doblegó por nocaut en el tercer round para retener sus cinturones de la AMB y CMB. Nápoles perdió el título CMB welter a manos del británico John Stracey, en diciembre de 1975

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar